Sindicatos sanitarios de Pontevedra amenazan con huelga por el "caos" en el área

Exigen el "cese inmediato" del equipo directivo del área y la puesta en marcha de un plan de emergencia que permita "recuperar la normalidad"

Representantes de CESM, Prosagap, Co-Bas, O'Mega y TSP en rueda de prensa. BEATRIZ CÍSCAR
photo_camera Representantes de CESM, Prosagap, Co-Bas, O'Mega y TSP en rueda de prensa. BEATRIZ CÍSCAR

Cinco sindicatos del área sanitaria de Pontevedra han dado al presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, un ultimátum para negociar medidas que solucionen el "caos reinante" en los hospitales y centros de salud.

Solo así se evitaría, según los representantes de CESM, Prosagap, Co-Bas, O'Mega y TSP, que representan a la mayoría de la junta de personal, una "escalada" en las movilizaciones que acabarían desembocando en una huelga de todo el personal sanitario.

Los representantes de los trabajadores, en una rueda de prensa celebrada en Pontevedra, advierten que "si no se abre un diálogo" protagonizarán concentraciones, encierros y paros intermitentes en los centros de trabajo y en la calle, antes de convocar ese paro indefinido.

Para revertir la "lamentable situación" que se vive en la sanidad pontevedresa, los sindicatos exigen el "cese inmediato" del equipo directivo del área, encabezado por su gerente, José Ramón Gómez, y la puesta en marcha de un plan de emergencia que permita "recuperar la normalidad".

Este plan debería contar, según los portavoces de los trabajadores, con los recursos económicos, humanos y materiales necesarios para recuperar la plantilla "ideal, estable y necesaria" para garantizar una asistencia "digna, eficiente y de calidad".

Además, reclaman que se abran "de inmediato" todas las camas cerradas en el hospital de Pontevedra "hasta que no queden pacientes en los pasillos de urgencias" o que se resuelva el contrato de ambulancias y se licite uno nuevo "con los vehículos y personal necesarios".

Los cinco sindicatos adelantan que solicitarán el apoyo de todos los alcaldes del área sanitaria para que lleven a sus plenos la situación sanitaria que viven sus ciudadanos.

Dentro de esta campaña, según han adelantado, pedirán también la colaboración de las plataformas de defensa del paciente, de las asociaciones de enfermos crónicos y las entidades vecinales de las poblaciones afectadas.

De igual forma contemplan recurrir a la Fiscalía, la Valedora do Pobo, la Inspección de Trabajo "y cuantas entidades sean competentes en este conflicto", han sentenciado.