Jueves. 23.11.2017 |
El tiempo
Jueves. 23.11.2017
El tiempo

Un solar de cerca de 8.000 m2 en pleno centro pendiente de urbanizar

Edificios que se demolerán y que están prácticamente en ruinas, detrás de los cuales está el solar. CAROLINA NEIRA
Edificios que se demolerán y que están prácticamente en ruinas, detrás de los cuales está el solar. CAROLINA NEIRA

La inminente demolición de las fachadas de Méndez Núñez abre la puerta a que se humanice el terreno que hay detrás, que tiene varios propietarios ►El Concello quiere reestructurar las parcelas y abrir una nueva calle que conecte A Estrada con Fondo do Saco

La calle Méndez Núñez, que une la Alameda con el Concello, el Museo Manuel Torres, la Biblioteca y otros lugares de vital importancia para el día a día del municipio, está todavía por explotar.

Las antiguas fachadas que recorren el flanco izquierdo del vial esconden tras de sí un terreno de cerca de 8.000 metros cuadrados de extensión, en pleno centro de Marín y totalmente desaprovechado, que el Gobierno local se plantea humanizar.

Sin embargo, este objetivo no es para nada sencillo. La titularidad de dicho solar está en manos de diferentes propietarios, además de que parte del mismo pertenece al Concello, que tiene que cambiar su catalogación en el PXOM para adecuarse a una sentencia judicial.

Ordenar todo ello supondrá sentar en una mesa de negociación a todos los propietarios, entre ellos el Ateneo Santa Cecilia, con el Gobierno local, pero para llegar a ese punto todavía hay que superar dos obstáculos más: el derribo de las fachadas antiguas y la aprobación de la modificación puntual del planeamiento urbanístico.

DESPRENDIMIENTOS. Hace algo más de una semana, uno de los edificios más longevos de Méndez Núñez fue acordonado por la Policía Local por peligro de desprendimiento de piezas. Esa vivienda, de característico color amarillo, será derruida en un breve plazo de tiempo y, con ella, varios inmuebles más de la zona, algunos de ellos por iniciativa de sus propios dueños.

El edil de Urbanismo, Manuel Santos, apunta que la demolición se llevará a cabo "en unas cuantas semanas", probablemente entrado el mes de diciembre. Conseguir la licencia para ejecutar estos trabajos le ha llevado al Concello "dos años", según señala Santos, ya que hubo que "notificar la decisión a los propietarios" y esperar a que el departamento autonómico de Patrimonio diese su visto bueno a la actuación, algo que no sucedió hasta "hace un mes".

"Llevábamos todo este tiempo queriendo poner esto en marcha, pero no podíamos hacerlo sin tener la licencia tramitada", justifica Santos, consciente de que muchos vecinos demandaban esta medida desde hace años.

Ahora, una vez desaparezcan las fachadas, el siguiente paso será "limpiar todo el interior", que está lleno de maleza y en estado de abandono.
 

Sería suficiente con que el 51% de los propietarios de las parcelas apoyase el proyecto para poder ponerlo en marcha
 

 

UNA NUEVA CALLE. Hace algunos meses, el Gobierno local puso en marcha una modificación puntual del planeamiento urbanístico, para incluir en él las últimas resoluciones judiciales que le afectaban. Una de ellas fue la interpuesta por el Colegio de A Inmaculada, que compromete una de las parcelas de Méndez Núñez, concretamente, la que el Concello tiene en propiedad.

"En principio estaba previsto que ahí se hiciese una plaza, pero ahora cambiaremos el tipo de suelo para que se pueda edificar", adelanta el concelleiro.

La aprobación de esta modificación pondría en marcha también uno de los últimos proyectos presentados por el equipo que dirige María Ramallo, que consiste en abrir una nueva calle, atravesando este terreno, que unirá la Rúa da Estrada con Fondo do Saco, un lugar que en estos momentos también está siendo reordenado para poder albergar en él una isla de contenedores, que hasta ahora estaban en una esquina de la plaza, afeando la imagen general de la zona.

Aunque la mayoría de los trámites de esta modificación ya están ultimados, todavía falta algún informe que debe ser elaborado por los técnicos municipales. Una vez se termine con todo el papeleo, la modificación tendrá que ser aprobada por la Corporación, algo que, en principio, no parece que vaya a ser fácil, ya que la oposición mostró su rechazo a la misma cuando se presentó, acusando al Gobierno local de "oscurantista" a la hora de ponerla en marcha.
Además, los grupos exigieron que se convocase una comisión de seguimiento extraordinaria para tratarla. El PP votó en contra, por lo que la iniciativa fue rechazada.

FUNCIÓN  Como el terreno de Méndez Núñez tiene parcelas de diversos propietarios, antes de iniciar la reordenación "hay que hablar con ellos", explica Santos, ya que ninguno puede llevar a cabo acciones urbanísticas por su cuenta, "sino que el solar debe humanizarse a la vez". Para ello, el concelleiro aclara que "sería suficiente con que el 51% de ellos estuviese de acuerdo".

De todas maneras, hay otra opción. "Nosotros podemos empezar a actuar ahí, y después pasarle el coste de los trabajos a los dueños. Si después alguno no puede o no quiere asumir los costes, el Concello se quedaría con la edificabilidad de esa parcela", detalla el edil.Sería como una especie de expropiación indirecta, indica Manuel Santos, que reconoce que, normalmente, este tipo de intervenciones las debería hacer un promotor, "pero con la actual situación económica es complicado". Lo que tiene claro el Gobierno local es que "una zona tan céntrica" como Méndez Núñez, con un terreno de 8.000 metros cuadrados vacíos, "no debe seguir así". La empresa encargada de demoler las fachadas presentará este martes los últimos requisitos para la licencia en el Concello.
 

Un solar de cerca de 8.000 m2 en pleno centro pendiente de urbanizar