viernes. 23.08.2019 |
El tiempo
viernes. 23.08.2019
El tiempo

Solo la mitad de los hoteles de la provincia abrieron en temporada baja

Calor en Pontevedra. ADP
Calor en Pontevedra. ADP

 Mientras en agosto de 2018 funcionaron 577 establecimientos con 4.102 empleados contratados, entre enero y marzo lo hicieron únicamente 281 con 1.683 trabajadores

La subida de las temperaturas y la proximidad del verano han puesto al sector turístico manos a la obra para preparar el inicio de la temporada estival 2019. De hecho, muchos alojamientos que permanecieron cerrados durante los meses pasados volverán a abrir sus puertas, como cada año, para recibir a los huéspedes que llegan con el calor y las vacaciones de verano.

Esa es la situación de un gran número de hoteles de la provincia. Según los datos recogidos por el Instituto Galego de Estatística en base a los registros del INE, solo la mitad de los establecimientos hoteleros del territorio pontevedrés que funcionaron durante el verano pasado estuvieron operativos este invierno.

Concretamente, de acuerdo con las mismas fuentes, en agosto de 2018 trabajaron en el conjunto de los 61 municipios de la provincia un total de 577 negocios hoteleros que sumaron entre todos 29.500 plazas y contaron con 4.102 empleados. Sin embargo, en el primer trimestre de este año solamente permanecieron abiertos 281 con 1.683 trabajadores (en enero fueron 264 hoteles, en febrero 275 y en marzo 305).

En concellos como O Grove y Sanxenxo la diferencia fue mucho mayor que en ciudades como Vigo

A pesar de que tanto el sector como las administraciones llevan tiempo esforzándose por desestacionalizar la demanda y la oferta, lo cierto es que en invierno hay muchas menos habitaciones disponibles y esa situación se da, especialmente, en los concellos costeros que todavía siguen dependiendo en gran medida del turismo de sol y playa. Por el contrario, en ciudades con una oferta más diversificada esa diferencia se reduce considerablemente.

Como ejemplos, el IGE muestra varios casos: en O Grove, de los 52 establecimientos hoteleros que estuvieron abiertos en el último mes de agosto, únicamente 12 de ellos siguieron abiertos en marzo, un hecho que se dejó notar también en la reducción del volumen de trabajadores, que bajó de 469 personas en agosto a solo 103. En Sanxenxo hubo 167 hoteles funcionando en agosto con 1.383 asalariados y en octubre quedaban solo 61 con 693 empleados. Por el contrario, en Vigo, con una llegada de viajeros más estable a lo largo de todo el año, la cifra de establecimientos abiertos en agosto de 2018 y en marzo de este año fue la misma (72) y la de empleados casi también (solo bajó de 532 a 522).

El sector espera un buen verano en las Rías Baixas tras alojar a más de 178.000 viajeros en el primer trimestre

Los datos del IGE muestran, asimismo, los resultados de ciudades como Santiago de Compostela (que solo bajó de 165 abiertos en agosto a 142 en marzo y donde el volumen de contrataciones descendió únicamente un 16,5%, pues de 1.098 personas se pasó a 917) y A Coruña (que mantuvo prácticamente la misma cifra, 60 hoteles) con solo 28 empleados menos (de 501 contratados en agosto a 473 en marzo).

Esa estabilidad también se aprecia en las casas de turismo rural, con un ritmo de negocio menos dependiente del verano. Así, durante el primer trimestre de este año en la provincia solo funcionaron 38 menos que el pasado agosto, al bajar de 155 a una media de 117 entre enero y marzo.

RÍAS BAIXAS.  Con las playas y las terrazas llenas a causa de las elevadas temperaturas y con buena parte de la población planificando sus vacaciones de verano, el sector turístico ya tiene la vista puesta en la temporada estival. Aunque se trata de un tipo de nogocio variable cuyos resultados dependen en parte de factores tan incontrolables como las condiciones meteorológicas o la coyuntura económica e internacional, los empresarios hoteleros confían en que este verano deje unos buenos resultados y 
continúe por la senda iniciada en los últimos años. De hecho, el balance cosechado en lo que va de año alienta el optimismo, teniendo en cuenta que entre enero y marzo los establecimietnos hoteleros de la provincia alojaron a 178.315 viajeros, según revela la Encuesta de Ocupación Hotelera del Instituto Nacional de Estadística.

En este período, la estancia media fue de casi dos días por huésped. Entre el 1 de junio y el 30 de septiembre de 2018 recibieron a 745.777 turistas que pernoctaron entre 2,3 y 2,9 noches.

Solo la mitad de los hoteles de la provincia abrieron en temporada...
Comentarios