lunes. 09.12.2019 |
El tiempo
lunes. 09.12.2019
El tiempo

ETHEL VÁZQUEZ, CONSELLEIRA DE INFRAESTRUTURAS E MOBILIDADE

"La solución de Raxó no afecta a la ampliación prevista en Os Praceres"

La conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
La conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Es la responsable de autorizar y gestionar una colosal cantidad de inversiones en Galicia, casi todas para mejorar el servicio público. Lejos de sentirse abrumada por semejante responsabilidad, admite levantarse cada día "encantada de invertir en beneficio de los ciudadanos". En esta entrevista pone cifras y fechas a los proyectos del ámbito pontevedrés

Maneja un presupuesto anual próximo a los 400 millones de euros. "Hay muchas necesidades y a veces es complicado atenderlas todas. Lo fácil es criticar el trabajo de los demás, lo difícil es hacerlo". Pese al reto diario que supone esta responsabilidad, Ethel Vázquez (Santiago, 1972) afirma que la satisfacción radica en "tener la oportunidad de hacer muchas cosas para ayudar a la gente". Muchos son los frentes abiertos en Pontevedra y su entorno que dependen directamente de su cartera. La conselleira desgrana uno por uno, en algunos casos, aportando importantes novedades.

Fue muy crítica con el Gobierno central por haberse enterado por la prensa de la solución al saneamiento de Poio y Sanxenxo. ¿Se ha corregido esa falta de diálogo?

Seguimos esperando información concreta sobre ese proyecto y lamentamos que no se nos explicara, porque nos parece incomprensible que después de meses dando información a Acuaes no se nos explicara la solución elegida. Porque llevamos 10 años buscando soluciones al problema del saneamiento en Raxó, pero siempre nos hemos encontrado de frente con el concello de Poio y con el de Sanxenxo, cuando Catalina González era alcaldesa.

Parece evidente que esa base es la utilizada ahora por Acuaes para plantear la solución...

Todo apunta a que sí. Pero a mí me gustaría conocer la letra pequeña de ese convenio (que, por cierto, está sin firmar: cuánto va a poner Acuaes, cuánto van a poner los concellos, cómo se va a cofi nanciar eso y cómo va a repercutir en el recibo del agua).

¿Cómo repercutirá todo esto en el resto del saneamiento de la ría?

Es un punto importante, sin duda, porque el saneamiento es responsabilidad de todos y todos debemos colaborar: Concellos de Marín, Poio y Pontevedra, Xunta, Autoridad Portuaria... Pero debemos trabajar en otros dos frentes más: la mejora de las redes (para reducir las fi ltraciones de agua de mar) y controlar muy bien los vertidos industriales. Sin olvidarnos de una correcta explotación de los sistemas de saneamiento.

Aquí tenemos muy cerca el Puerto de Marín...

Es un sistema más que vierte a la red y que, como los demás, debe respetar las ordenanzas municipales. Y si en algún momento hay alguna empresa que no cumple, se aplicarán los mecanismos sancionadores oportunos.

¿En qué medida afecta el proyecto de Raxó a las actuaciones previstas en Os Praceres?

Realmente, no afecta en nada, porque el vertido de Raxó no venía a Os Praceres y ya no figuraba en nuestra hoja de ruta.

Queremos minimizar al máximo el impacto de la ampliación de la EDAR de Os Praceres; el campo de fútbol es sagrado, intocable

¿Se mantiene, entonces, la idea de ampliar la depuradora?

La adjudicación será en breve y hay que ver la tecnología que se requiere en los informes técnicos. Pero todo apunta a que haya que ampliarla. Queremos minimizar al máximo el impacto y el campo de fútbol para nosotros es sagrado, intocable, para que sea una zona de esparcimiento. Por tanto, hay que buscar tecnologías y el emplazamiento idóneos. Creo que trabajando, las cosas se consiguen.

¿Cuál es el calendario de actuaciones que maneja la Consellería?

Tenemos lo más importante, que es el dinero. Eso nos permitirá adjudicar la obra en cuestión de semanas. Y el emisario submarino irá al Consello de la Xunta este mismo verano y procederemos también a licitar cuanto antes, no solo porque sea una demanda de los mariscadores, sino porque el saneamiento afecta al turismo, a la pesca, a la calidad de vida... Por tanto, en el último trimestre del año estaríamos con la depuradora en obras y a principios de 2020 con el emisario.

¿Qué presupuesto tiene cada una de las actuaciones?

Para la depuradora, unos 16 millones de euros, y para el emisario en torno a los 10. Entre ambos, cerca de una treintena de millones.

Otra ‘patata caliente’ que debe lidiar con el Concello de Pontevedra es el transporte metropolitano. ¿Cuál es la situación actual?

Fue un asunto principal en la reciente reunión del presidente con el alcalde. El objetivo es llegar a un entendimiento y creo que está próximo a conseguirse.

Espero reunirme en breve con el alcalde para cerrar el acuerdo del transporte metropolitano para Pontevedra

¿En qué consistirá la solución?

Tenemos prácticamente en fase de adjudicación todas las líneas interurbanas de Pontevedra, que darán ese servicio urbano a la ciudad, abriendo puertas. El acuerdo entre ambos fue que el Concello cofinanciaba las rutas urbanas, como parte de su servicio, y espero reunirme en breve con el alcalde para profundizar en el tema y cerrar el acuerdo. Porque veo buena voluntad por ambas partes para resolver este problema.

El tiempo juega en contra...

Efectivamente, no hay tiempo que perder. Pero nuestros pliegos tienen la virtud de ser flexibles y adaptarse a las necesidades que se vayan viendo, sobre todo, en los primeros cuatro meses del servicio. En cualquier caso, a finales de año tenemos que tener totalmente clarísimo rutas, cofinanciación y horarios.

¿Cómo ve la propuesta de implantar el transporte a demanda?

En este caso, el Concello de Pontevedra no innova sino que se adhiere a nuestras modalidades de transporte en el rural, que son el bus compartido y el transporte a demanda. Me parece una fórmula idónea para nuestro rural más disperso, porque eso evita los autobuses grandes vacíos. En los sitios donde lleva implantado desde 2017, con taxis y microbuses, está funcionando muy bien, la gente se acostumbra y lo utiliza. Lo que es importante es ofrecer un sistema de información ágil, cómodo y eficaz. Y debo destacar que la opción de poder compartir el viaje y el gasto del taxi entre varios usuarios es gracias al decreto lanzado por la Xunta de Galicia, en atención a las demandas del sector y de los usuarios.

Ethel Vázquez. JOSÉ LUIZ OUBIÑA

Para continuar con el apartado del transporte, ¿cómo van los plazos de la nueva intermodal?

Es uno de los ejemplos de punto de encuentro con el Concello. Hay dos partes muy diferenciadas: la actuación en la estación de autobuses y la integración ambiental. Me parece un proyecto ilusionante, de los más ilusionantes que tenemos en Pontevedra, que va a buen ritmo. Las obras de rehabilitación, presupuestadas en dos millones y medio de euros, empezarán en septiembre. La otra intervención, que costará algo más de tres millones de euros, está en fase de licitación y esperamos que los trabajos comiencen a finales de año. El objetivo es que las obras estén a pleno rendimiento en 2020 para que finalicen ese mismo año, al igual que la de Santiago.

La intermodal es uno de los proyectos más ilusionantes en Pontevedra y un ejemplo de punto de encuentro con el Concello

Un proyecto que fue sufriendo modificaciones a medida que iba avanzando en el tiempo...

Sí, porque insisto en que es un ejemplo de voluntad de llegar a acuerdos. La recuperación del Gafos, aunque es competencia municipal, nos parecía interesante y la incorporamos al proyecto. Al igual que la recuperación de un espacio público y quisimos contribuir a hacer ciudad. Entre la idea inicial -que era facilitar la conexión entre las estaciones de bus y de tren- y el resultado final, me parece que hay un proyecto mucho más amplio y más ambicioso.

Otro túnel que vio la luz tras múltiples contratiempos fue la mejora de la PO-308. Sin embargo, cuando todo parecía ya resuelto, han surgido nuevas discrepancias...

En la PO-308 estamos haciendo un trabajo titánico, porque tenemos una gran apuesta sobre la seguridad vial. Es una de las carreteras más complicadas de Galicia, por el tráfico que tiene (que aumenta en verano), por la concentración económica y comercial, por el incremento de turistas... Hemos invertido 17 millones de euros para conseguir encajar esas sendas peatonales seguras, eliminar tramos de concentración de accidentes, pasos de peatones seguros... Fue una actuación muy complicada, en la que tuvimos que encajar muchos factores. Estuvo sometida a información pública y hubo muchas alegaciones, pero el Concello de Poio no hizo ninguna.

Porque estamos hablando ahora de una conexión de viales municipales a una rotonda de la vía principal autonómica. En cualquier caso, durante la ejecución de la obra, ofrecimos toda la colaboración, a pesar de las importantes dificultades del Concello de Poio. Ofrecimos expropiar e incluso asumir competencias municipales (como instalar conducciones de pluviales y de servicios) y ahora nos encontramos con un vial con una cota determinada en Rabo de Porco. En obra pública, al final, todo se puede ejecutar. Es cuestión de ponerse de acuerdo. Nosotros daremos facilidades, pero hay que decirles a los vecinos la verdad: que llevamos dos años trabajando en esa obra y nos encontramos ahora con ese problema. En seguridad vial, buscar responsables y la trifulca es malo; en ese tema debemos trabajar y colaborar todos juntos.

¿Qué opina de la querella de la Fiscalía contra Audasa por el cobro de los peajes pese a los atascos en Rande por las obras?

La AP-9 es una infraestructura fundamental, que conecta el 60% de la población gallega. Pero el precio tan alto de su peaje debe garantizar el mejor servicio. Nosotros estaremos en todo lo que sea ayudar al usuario, a través de Instituto Galego de Consumo.

¿Se han reunido ya con los nuevos propietarios de la empresa?

Sí, hemos tenido ya contactos. Pero el titular es Fomento y todas las solicitudes que hagamos las trasladamos al Ministerio. De hecho, ahora mismo tenemos varias alternativas presentadas en el Congreso para paliar ese efecto de subida exponencial en los peajes. A principios de año vimos una subida importantísima, consecuencia de acuerdos del año 2011 por pagar unas obras a un interés altísimo, cuando en el resto de España Fomento sigue una política de reducir un 50% las tarifas o incluso de anularlas.

¿Cuáles son las pretensiones del Gobierno gallego sobre la AP-9? ¿Volverá a pedir la titularidad?

Ese es un proyecto de largo recorrido, pero como responsables públicos debemos tener también una visión a corto plazo. El año 2020 está a la vuelta de la esquina y la subida de los peajes volverá a ser importante. Por eso pido sensibilidad para que la política de peajes del actual Gobierno en el resto de España no penalice solo a los gallegos.

"Oiremos a los vecinos por la variante de Alba"

Otro proyecto eterno que parece haber cristalizado es la variante de Alba. Pero ahora son los vecinos los que no están de acuerdo con la solución...
Creo que en el tema de la variante de Alba hemos dado un paso muy, muy importante en los últimos meses. Estamos hablando de un proyecto complejo, porque hay que conciliar los intereses de otras administraciones: el vial debe conectar con la Nacional del Ministerio de Fomento, el modelo de ciudad y urbanístico del propio Concello... Y después también hay que conciliar la menor afección al territorio y la mayor seguridad vial, y ofrecer un buen servicio con esa variante.

Elaboramos más de once alternativas de trazado y ahora tenemos un proceso abierto, que es la información pública, para hacer la mejor variante posible. Tenemos el dinero, que son ocho millones de euros para esta primera fase, y queremos hacerla, porque ayuda y contribuye a dar más fluidez al tráfico y, sobre todo, mejora el núcleo de Alba y de San Caetano, donde a día de hoy soportan más de 12.000 vehículos diarios. Y somos conscientes de que allí cerca hay un colegio y de la preocupación de los padres y los vecinos de Campañó. Tuvimos reuniones previas con ellos, les explicamos que todo es mejorable y que no tenía fundamento su preocupación de que esta actuación iba a multiplicar el tráfico por la zona. Nosotros estamos convencidos de que no será así y se lo hicimos ver. Queremos hacer mejoras y medidas compensatorias, sobre todo para la seguridad de los niños (para mí eso es lo primero). Por tanto, insisto, el proceso está abierto, el plazo de alegaciones acaba el 7 de agosto y atenderemos todas las alegaciones que nos quieran presentar. Hemos abierto una vía de comunicación con los afectados y espero poder llegar a acuerdos satisfactorios. Nuestra hoja de ruta para esta actuación es aprobarla a finales de año, con esas medidas compensatorias, y licitarla en el primer trimestre de 2020. Con lo cual, en el segundo semestre del año que viene estaría en obras.

"La solución de Raxó no afecta a la ampliación prevista en Os...
Comentarios