Stop Accidentes y el CEIP San Andrés de Xeve alertan del impacto de la A-57 en el entorno escolar

La plataforma de afectados critica que el segundo tramo de la futura autovía, si no se modifica, finalizará en la P0-223, donde se encuentra el centro educativo
Miembros de la plataforma, en rueda de prensa. GONZALO GARCÍA
photo_camera Miembros de la plataforma, en rueda de prensa. GONZALO GARCÍA

De "impacto brutal" califica la Plataforma de Afectados por la A-57 las consecuencias del segundo tramo de este vial en el entorno del CEIP San Andrés de Xeve.

Así lo manifestaron este miércoles las portavoces del colectivo, Mari Carmen Tenorio y Estela Eirín, que comparecieron junto a la presidenta del colectivo Stop Accidentes, Jeanne Picard, y la vicepresidenta del ANPA de San Andrés de Xeve, Sabrina Portela.

Tal y como recordó Tenorio, el segundo tramo de la futura autovía, si no se modifica su trazado, finalizará en la P0-223, la carretera de Campo Lameiro y donde se encuentra el centro educativo. "A A-57 é unha via de alta capacidade e implicaría que vai haber máis movemento de coches, sobre todo de camións, porque o que se pretende é conectar as zonas industriais, a parte da emisión de gases e os ruidos durante a obra e despois, como afectaria ao contorno, ao patio as clases...", manifestó la portavoz de la plataforma.

Por su parte, la responsable de Stop Accidentes puso el acento en la pérdida de seguridad vial que va a suponer la creación de un enlace a la autovía en el entorno del centro escolar y mostró su sorpresa ante el proyecto en una ciudad que apuesta por la seguridad vial, el medio ambiente y la calidad de vida ."Nos ha llamado mucho la atención que el Concello y el resto de administraciones permitan que se pueda romper y destruir el territorio, sobre todo teniendo en cuenta todos estos premios nacionales e internacionales que ha recibido Pontevedra, que es un un ejemplo a seguir"  

Picard recordó que Stop Accidentes trabaja desde hace años en un proyecto en el entorno del CEIP de Xeve para conseguir un "entorno escolar seguro y saludable". "Hay una política medioambiental que se va a destruir totalmente con una autovía que no va a ninguna parte", manifestó la portavoz de Stop Accidentes que hizo hincapié en la cantidad de vías convencionales secundarias que se podrían "arreglar y mejorar", en lugar de crear otra autovía. "Todos sabemos que se está pidendo a nivel europeo que haya menos circulación, menos coches mejor para proteger al medio ambiente, cuantas más carreteras más circulación y más contaminación", dijo.

"Si arreglamos los puntos negros, si hacemos sendas peatonales y ciclistas y les damos vida  habrá menos siniestros viales, pero no destruyamos el medio ambiente". Stop Accidentes apela además a impulsar el transporte público para dar servicio a los vecinos y mejorar la calidad de vida de quienes habitan en un entorno rural. "Proteger la vida de los ciudadanos es darles vida con carreteras seguras. ¿Que es más importante el dinero o la vida?", se pregunta.

Obras de la A-57. GONZALO GARCÍA
Obras de la A-57. GONZALO GARCÍA

Por su parte, la vicepresidenta del Anpa del CEIP San Andrés de Xeve, Sabrina Portela, trasladó su preocupación por las consecuencias que la A-57 podría tener directamente en el centro educativo si se confirma el trazado del segundo tramo.

"Llevamos diez años peleando por la seguridad vial en el entorno del colegio", recordó. "Esta autovía tira todo el trabajo que llevamos haciendo desde el Anpa y la dirección del cole".

Portela incidió en que una de las fortalezas del centro educativo es su ubicación en un entorno verde "privilegiado", lo que le otorga un atractivo más que lleva al colegio de Xeve a alumnos de Pontevedra, Monte Porreiro y Lérez. "Todos los valores que representa se irían al traste con una autovía a cien metros del cole", manifestó Sabrina Portela, que teme que se traduciría en un descenso de matrícula en el colegio.

"Ahora mismo con las obras de la senda peatonal ha habido días que se estaba picando el monte para desplazar la carretera no se podía dar clase, imagínate con una obra que puede durar años", añadió. La representante de la comunidad educativa de Xeve indicó que la preocupación gira en torno a la contaminación acústica, medioambiental y de seguridad vial. "Defendemos que siga siendo una zona segura y donde prime el espacio verde".

Comentarios