Suspenden la primera jornada de huelga de ambulancias

La plantilla de Ambulancias Civera, concesionaria del servicio, mantiene la convocatoria de los otro cuatro parones anunciados
os ambulancias, ayer, en la entrada de Urgencias de Montecelo.  DAVID FREIRE
photo_camera Ambulancias en la entrada de Urgencias de Montecelo. DAVID FREIRE

La plantilla de Ambulancias Civera, la concesionaria del servicio de transporte sanitario programado, decidió este martes a última hora desconvocar la primera de las jornadas de huelga previstas a partir de este miércoles. 

La decisión fue adoptada en asamblea, tras llegar a un principio de acuerdo con la firma valenciana, a la que exigía el abono de la cantidades pendientes de 2024 y la revisión y pago de las deudas de 2023. 

El plantel mantiene, aun así, la convocatoria de otros cuatro parones de 24 horas anunciados para los días 24, 26 y 30 de abril y 2 de mayo, hasta confirmar que la adjudicataria cumple el resto de condiciones exigidas.

La suspensión de la movilización, para la que se habían decretado servicios mínimos del cien por cien, coincide con la aprobación por parte del Consello de la Xunta de la licitación del servicio. 

El nuevo concurso, a punto de salir publicado, contempla aumentar el número de trabajadores y el número de ambulancias, así como reforzar el servicio en los picos de alta demanda. 

El contrato saldrá a licitación por 9,1 millones y un plazo de ejecución de dos años. La  actual plantilla reclama que Ambulancias Civera no vuelva a ser adjudicataria, pero salvo cambio en las bases, el concurso estará abierto a la participación de todas las empresas interesadas.

Las condiciones del contrato

El contrato abarca el transporte programado, el hospitalario y el que se lleva a cabo entre comunidades autónomas.

En el primer caso, se refiere al traslado de pacientes que, por su estado, no pueden desplazarse por sus propios medios a los centros de salud o a los centros concertados para recibir una asistencia sanitaria que ha sido programada con anterioridad, ya sea para asistir a consulta, realizar pruebas o someterse a algún tratamiento.

En el caso del transporte hospitalario, el contrato abarca los desplazamientos en ambulancia que se realizan cuando se producen ingresos y altas hospitalarias, así como los que se llevan a cabo entre hospitales del área sanitaria, tanto de forma ordinaria como urgente.

En tercer lugar, la concesión incluye el traslado a otra comunidad, algo que suele ocurrir cuando el paciente necesita someterse a técnicas o tratamientos en centros referentes a nivel nacional.

79 conductores y 43 ambulancias

La Xunta calcula que la futura concesionaria realizará más de 100.000 desplazamientos anuales, de los que más de 81.000 serán traslados convencionales programados y cerca de 20.000 traslados hospitalarios. 

En base a esta cifra, la Administración autonómica calcula que será necesario emplear a 79 conductores, siete más que el contrato anterior, así como "tres xefes de tráfico e dous administrativos", señalan fuentes oficiales. 

A nivel logística, la nueva licitación establece la disposición de 43 ambulancias para todo el área sanitaria, lo que supone cinco más que el contrato anterior. Además, la futura adjudicataria deberá contar con, al menos, tres vehículos o híbridos. 

La flota deberá incluir 33 ambulancias no asistenciales (las más básicas), siete ambulancias de transporte colectivo (para el traslado conjunto de pacientes) y tres ambulancias de soporte vital avanzado, que son las que reúnen los recursos necesarios para la estabilización de pacientes y el control y mantenimiento de las funciones vitales. 

Todas los vehículos deberán estar "especialmente acondicionados, debidamente autorizados" y provistos del personal necesario. 

Horarios y rutas

El contrato prevé reforzar el servicio en determinados tramos horarios de alta demanda, como los viernes y los prefestivos, con el fin de "evitar esperas innecesarias aos pacientes que hai que trasladar aos seus domicilios".

De lunes a viernes el horario de funcionamiento será de siete a 23.00 horas, aunque en el caso de Radioterapia podrán tener lugar traslados nocturnos.

Sanidade exige que en todos los casos los servicios se realicen en el menor tiempo posible, por la ruta más adecuada y en las mejores condiciones técnico-sanitarias y de confort para los pacientes. Por ello, la concesionaria deberá celebrar reuniones periódicas con el Sergas para planificar "as rutas máis idóneas".

Como norma general, la recogida en el domicilio se realizará con una antelación menor a los 90 minutos respecto a la asistencia prevista. Además, todas las ambulancias deberán estar provistas de unos dispositivos que permitan notificar en tiempo real su localización y estado.

Comentarios