"Se puede decir que el asunto está resuelto"

Tamara Vidal: "Resuelvan el indulto cuanto antes, porque estamos sufriendo, aunque sea en silencio"

La próxima semana se cumplirá un año desde que las pontevedresas Tamara Vidal y Ana González solicitaron el indulto al Ministerio de Justicia. Sin embargo, ambas siguen esperando noticias sobre su condena, que las emplaza a ingresar en prisión durante tres años tras ser identificadas en un piquete celebrado en 2010 en las piscinas de Campolongo

La próxima semana se cumplirá un año desde que las pontevedresas Tamara Vidal y Ana González solicitaron el indulto al Ministerio de Justicia. Durante este tiempo los órganos judiciales que las condenaron respaldaron la petición con informes favorables, los distintos grupos políticos les trasladaron su apoyo y miles de ciudadanos les han brindado su respaldo. Sin embargo, ambas siguen esperando noticias sobre su condena, que las emplaza a ingresar en prisión durante tres años tras ser identificadas en un piquete celebrado en 2010 en las piscinas de Ponte Muíños.

Tras un año de espera, ¿han recibido alguna noticia?

No, estamos como al principio. No tenemos idea de nada y estamos a la expectativa de lo que pueda suceder. No sabemos si van a contestar al cumplirse el año o si vamos a tener que esperar uno, dos tres meses. Seguimos como estábamos, exactamente igual.

El Ministerio de justicia dice que el plazo de resolución suele rondar el año, pero que no existe tope temporal. ¿Tiene información sobre el plazo en el que podría resolverse?

Sí, dicen que normalmente estas peticiones se resuelven en un año, pero no quiere decir que vayan a ofrecer una respuesta en ese plazo. La pregunta es ¿cuánto tiempo más tenemos que esperar? El ministro dijo que tenía un año para responder.

Es de suponer que las dos quieren una resolución lo más rápida posible...

Claro, sobre todo teniendo en cuenta todo lo que pasó... El ministro dice que se pone de plazo un año para resolver, luego que la pena es desproporcionada... Posteriormente se modifica el artículo (en el que se basa la condena) y remiten unos informes que son favorables. No entiendo qué más tiene que pasar para que nos concedan el indulto. Si no nos lo otorgan, que lo digan ya, pero que no nos tengan con la incertidumbre. Yo ahora con el niño no me acuerdo de esto todos los días, pero cuando se acercan estas fechas volvemos a recordarlo todo y te preguntas cuánto tiempo tiene que pasar para que esto se acabe.

El Ministerio alega que atiende una media de entre 6.000 y 7.000 solicitudes de indulto al año y que su caso todavía está a estudio. ¿Cómo asume esta argumentación?

Me imagino que seguirán el protocolo y que habrá que esperar a que nos toque.... Poco más puedo decir.

"Por mucho que nos aseguren que el proceso pinta bien, el indulto tienen que estar firmado. Las palabras se las lleva el viento"

Varias autoridades del PP anunciaron el indulto como inmediato en el último año. ¿Cómo digirieron estos anuncios?

Hasta que nos digan que sí de forma oficial, no nos creemos nada. Parece que todo va bien encaminado, pero no nos podemos hacer ilusiones, porque hasta que el Ministerio diga que sí, nada vale. Por mucho que nos aseguren que el proceso pinta bien o que nos apoyan, el indulto tiene que estar firmado. Las palabras se las lleva el viento.

Esas mismas autoridades informaron de que el ministro de Justicia tenía la intención de anular la condena. ¿Pudo confirmar esta información por otras vías?

No, la verdad es que no. No nos llegó nada de eso.

¿Su abogado le ha trasladado alguna recomendación de cara a acelerar la resolución?

En principio, nos dice que tenemos que esperar y es lo que estamos haciendo.

Ha pasado mucho tiempo desde que conoció la sentencia. ¿Durante este tiempo la sensación de incertidumbre ha ido a más o a menos?

Yo la voy superando, porque tuve un hijo y me ha ayudado mucho desde el principio, pues sabía que tenía que ser fuerte. Ahora mismo estoy bastante distraída y, entre el trabajo y el niño, lo voy llevando. Sin embargo, eso no quita que lo recuerdes cada vez que la gente se acerca y te pregunta cómo te encuentras y cómo va el procedimiento. De hecho, como ya hace bastante tiempo que no se sabe nada del tema, hay gente que cree que ya nos han concedido el indulto, cuando en realidad no es así y seguimos esperando.

¿Cómo se encuentra?

Estoy bien. Evidentemente, tengo una preocupación, porque no sé qué va a pasar con mi futuro y acabo de tener un hijo, pero, dentro de la gravedad, lo voy llevando bien. Aparte, si estoy mal y angustiada todos los días, la gente de mi alrededor también sufriría.

Ya no vive en Pontevedra...

Sí, cambiamos de aires y la verdad es que es diferente. Como vivo en otro sitio, no me preguntan sobre esto tan a menudo. Me imagino que Ana estará pasándolo peor en ese aspecto, porque al trabajar en las instalaciones es probable que le pregunten en más ocasiones sobre este tema y tantas preguntas sin saber qué responder... acaba cansando.

"Como ya hace bastante tiempo que no se sabe nada del tema, hay gente que cree que nos lo han concedido"

¿Cuándo dejó de trabajar en las piscinas?

En abril. Ahora sigo empleada en el sector, pero estoy en la provincia de Lugo.

Ha mencionado varias veces a su hijo. Dicen que los niños son quitapenas, ¿en su caso también?

Sí, por supuesto. El niño es lo mejor que me pudo pasar en la vida, pero a la vez me ocurrió lo peor que me podía pasar. Es una contraposición de sentimientos, aunque el de mi hijo lo puede todo, sin duda alguna.

¿Sabe cómo se encuentra su compañera Ana?

Ana también está cansada de esperar e incluso creo que lo lleva algo peor por la situación que comentaba antes. Aun así, sigue tirando hacia adelante, porque sabe que no nos queda otra.

Aunque hace tiempo que no trascienden novedades, es de suponer que el apoyo sigue siendo general e incondicionado....

Sí, totalmente.

Probablemente alguna de las instituciones implicadas en la solicitud de su indulto lea sus declaraciones. ¿Qué mensaje les trasladaría?

Les pido que resuelvan el indulto cuanto antes, sería mucho mejor, porque la verdad es que estamos sufriendo, aunque sea en silencio. Y, evidentemente, que la resolución que emitan sea en sentido favorable.

Al principio, tenían miedo de que la sociedad creyera que son culpables. ¿Ese temor ha desaparecido?

La verdad es que prefiero no darle más vueltas. Me imagino que habrá de todo.

Comentarios