sábado. 04.04.2020 |
El tiempo
sábado. 04.04.2020
El tiempo

La temporada de furanchos despega en Pontevedra

Un cartel de furancho. DAVID FREIRE
Un cartel de furancho. DAVID FREIRE

Ocho de los 22 'loureiros' del municipio han iniciado ya la campaña para vender sus excedentes de vino

El furancheo despega en Pontevedra. Y lo hace con los primeros establecimientos abiertos en el rural. Ocho de los 22 loureiros censados en el municipio han iniciado ya la temporada de venta de sus excedentes de vino. El resto lo hará en primavera.

Los establecimientos en funcionamiento se encuentran en Salcedo, Bora, Ponte Sampaio, Mourente, Tomeza y Campañó. En estas últimas parroquias hay dos furanchos operativos y no uno, como en el resto de los casos.

Cada uno de estos locales podrá permanecer abierto durante tres meses, tal y como establece la normativa municipal, que entró en vigor en abril de 2013. Aún así, en 2016 se introdujeron varios cambios para adelantar la campaña de apertura de los loureiros. Desde el año pasado, estos locales pueden empezar a despachar sus caldos entre el 1 de enero y el 30 de junio. Con anterioridad a esta modificación, la temporada se ceñía da los meses de marzo, abril, mayo y junio.

El reglamento en cuestión obliga a los propietarios a una serie de requisitos. Entre ellos, tener los viñedos inscritos en el Rexistro Vitícola de Galicia par acreditar que el vino procede de sus fincas.

SEIS TAPAS. La ordenanza establece también un límite de tapas que podrán comercializarse: tablas de embutidos y quesos, tortilla, pimientos de Padrón y otros dos platos a elegir entre oreja o chorizo y zorza o raxo.

Las seis tapas se servirán entre las cinco de la tarde y la una de la mañana, que es el horario en el que los furanchos pueden permanecer abiertos de lunes a viernes. Para los fines de semana y los festivos, el horario se amplía.

La normativa pontevedresa también obliga a los dueños de estos locales a tener un seguro de responsabilidad civil para posibles accidentes o contratiempos. Este debe tener una cobertura mínima de 90.000 euros. Los furancheiros también deben colocar una rama de laurel en el exterior y el distintivo Furanchos de Pontevedra en el interior.

782 comensales. El Concello de Pontevedra tiene censados 22 furanchos con capacidad total para 782 comensales.

El Rexistro Municipal de Furanchos, gestionado por el servicio de Urbanismo, revela que la mayor parte de estos establecimientos se encuentran en las parroquias de Marcón (siete), Tomeza (tres), Salcedo (tres) y Campañó (tres).

La temporada de furanchos despega en Pontevedra
Comentarios