Entrevista

"Tendríamos que llevar por bandera ser feministas igual que ser demócratas"

'El Faro' se enciende la madrugada de este viernes desde la cárcel de A Lama (1.30 horas). El programa que dirige Mara Torres en la Ser abre los micrófonos a las reclusas que tienen su propia radio en la prisión. "Es una oportunidad magnífica de unir el mundo exterior y el interior", sostiene la periodista
Mara Torres, directora y conductora de el programa El Faro en la Ser. DP
photo_camera Mara Torres, directora y conductora de el programa 'El Faro' en la Ser. DP

SIEMPRE empieza pidiendo a sus invitados del programa El Faro un seudónimo. Si fuera una gataparda, ¿cuál sería el suyo? 
(Risas) Sería Fortunata Fortuna, el personaje de La vida imaginaria.

Mara Torres (Madrid, 1974) empezó el programa de la pasada madrugada leyendo el artículo 1 de la Declaración de los Derechos Humanos: "(...) la igualdad tiene que ser un objetivo prioritario si queremos hacer un mundo mejor". ¿Con qué ánimo llegó a este 8-M?
Entristecida. Por eso lo he leído. Yo sé que hay mucha gente que no cree en las instituciones ni en Naciones Unidas, pero esa declaración de 1948 fue un hito en la historia de la humanidad porque se firmaron los derechos de todas las personas dejando muy claro que todos somos iguales independientemente de nuestro sexo, color, raza, ideas políticas... Lo remarqué en un día como el de ayer porque cómo estarán de crispados los partidos políticos que en un día como el 8-M, en el que sería facilísimo ir de la mano todas y todos porque el objetivo de la igualdad nos hace mejores, nos hacen dudar. Salgo a la calle, no salgo, me manifiesto, no... Si salgo soy de izquierdas, si no, soy de derechas... Cómo es posible. Estoy entristecida. Aún así creo que cada 8-M es necesario reivindicar todo lo que nos queda por hacer y sobre todo agradecer a todas las mujeres -y con el apoyo de los hombres- que lo hicieron antes que nosotras.

Esta madrugada dirigirá El Faro desde el Centro Penitenciario de A Lama. ¿Qué le lleva hasta allí?
Es una historia muy bonita. Hicimos un programa dedicado a la palabra capaz y Alfredo, un educador de la cárcel de A Lama, nos envió una nota de audio en la que decía: "Os quiero contar que las presas han sido capaces de hacer aquí un programa de radio semanal que se llama Ellas improvisan, inspirado en la idea de El Faro de girar acerca de un único tema". Me habló de Carlota y yo hablé de ella en la radio y ella después me envió una nota invitándome a conocerlas. Así que no solo voy a verlas, sino que voy a hacer un programa de radio con ellas. Voy a meter un Ellas improvisan en El Faro.

8-M
"Cómo estarán los partidos políticos de crispados que en un día como el 8-M, en el que sería facilísimo ir de la mano todas y todos, nos hacen dudar"

Ha dicho en alguna entrevista que la radio también es un faro. En una prisión quizás aún más, ¿no?
Me parece que es una oportunidad magnífica de unir el mundo exterior y el interior y eso lo hemos hecho por un programa de radio. Además, hablaremos de la palabra tiempo. El Faro ese día tiene el formato habitual. Hemos elegido la palabra tiempo porque dentro de la cárcel cambia completamente. En cuanto uno pone un pie dentro empieza su tiempo de descuento pensando en cuándo va a salir. Y todo parece que se detiene, entre comillas, porque el tiempo sigue y la vida sigue.

También podrá conocer sus historias.
Pues mira, a conciencia no les voy a preguntar por qué están allí. A priori me he marcado eso como un objetivo. Todo el mundo sabe que si alguien está en la cárcel es porque ha cometido un delito, y no un delito menor, sino un delito grave. Me apetece más conocer sus objetivos, cómo se organizan, sus esperanzas y cómo es su vida cotidiana dentro de la cárcel.

La periodista Ángeles Caso le contaba en su programa esta semana que (doña) Emilia Pardo Bazán intentó hasta cuatro veces entrar en una Academia de la Lengua, pero no consiguió, decía que lo hacía en nombre de todas las mujeres. ¿Qué hace Mara Torres desde su programa en nombre de todas?
Desde luego escuchar. Después ser agradecida con quienes abrieron el camino. No podemos entender el futuro sin entender el pasado. Emilia Pardo Bazán usaba en su boca la palabra feminista, ella lo dijo: "Soy una radical feminista", entendiendo el feminismo como la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres. Me da mucha rabia que se pervierta este término, cuando tendríamos que llevar por bandera ser feministas como llevamos ser demócratas o ser tolerantes. Insisto mucho en la definición de la Academia; el feminismo no es el contrario el machismo. El machismo es la supremacía del hombre sobre la mujer, el feminismo es la lucha por la igualdad de derechos. Conviene que lo tengamos en cuenta, pese a todo el panorama político que está intentando tergiversar el término y convertirlo en otra cosa. No podemos perder de vista a las que abrieron camino antes que nosotras y tenemos que entender lo difícil que para muchas de ellas fue levantar la mano en ese momento y ver cómo podemos mantener ese legado.

A Lama
"Hacer 'El Faro' en la cárcel de A Lama es una oportunidad magnífica de unir el mundo exterior y el interior"

"Vamos a ver hacia dónde podemos ir todas de la mano"

La próxima semana también estará en Pontevedra en el foro As mulleres que opinan son perigosas junto a otras periodistas como Rosa María Calaf.
Me apetece escucharlas a todas. También conocer a Aida Pena, que ha sido una periodista bandera para la Cadena Ser en Galicia. Y coincidir con Rosa María Calaf, una de mis primeras gatapardas, una pionera en las corresponsalías que se ha recorrido el mundo, Además, voy para intercambiar con todas hacia dónde podemos ir juntas de la mano. Me apetece mucho estar.

Conversaciones, experiencias y humor: la noche es tuya es el título de la ponencia que presentará en Mulleres que opinan. El TD de La 2, Hablar por hablar, El Faro... la noche siempre ha sido su territorio. ¿Qué tiene de especial la noche?
Hace 25 años que llego a mi casa de madrugada todos los días de la semana. La noche te permite experimentar. El primer programa que me dieron en mi vida en la Ser fue una hora en la madrugada. Luego, con Hablar por Hablar, conocí lo que supone hacer un programa en el que tiene colaborar mucha gente. En La 2 experimentamos muchísimo porque lo hacíamos a deshora y eso nos permitía experimentar con las fórmulas, las imágenes.... Así que cuando decidí volver a la radio quise la noche porque quería experimentar un cambio de formato, apostar por una radio que compartiera conocimiento, no testimonios. Que la gente pensara y jugara con nosotros.

Compromiso
"No podemos perder de vista a las mujeres que abrieron el camino"

Y así nació El Faro.
Con la idea de juntar a expertos con oyentes y darles a los dos la misma importancia. Me parece tan interesante lo que puede aportar un antropólogo que un oyente que ha sido profesor de Filosofía toda su vida. Yo pensaba si hacemos un único tema puedo buscar a varios expertos, pero si haces un programa con cientos de miles de personas siempre hay alguien que te puede aportar, ya no son testimonios, ni confesiones. Ahora hacemos una radio colaborativa.

El Faro cumplirá este año mil programas y por tanto otros mil temas que se proponen a la audiencia.
No será esta temporada pero sí será el de los mil temas. Siempre hemos sido seis chicas las que estamos detrás preparando el programa- Nos lo pasamos muy bien, nos divertimos mucho preparándolo porque nos gusta pensar. Y para hacer las entrevistas a Gatopardos el equipo me pasa una documentación muy exhaustiva de unos treinta folios que yo estudio en casa para diseñar la entrevista.

Mirando hacia el horizonte desde su Faro, ¿qué ve? ¿hacia dónde le gustaría ir después?
Siempre he estado muy centrada en los proyectos que he hecho y más este que lo siento como el primer reto que no heredo. Me apetece mucho cuidarlo. Pero es cierto que como siempre he estado en horarios alternativos la pregunta siempre es que cuándo dejo la noche. Aunque es cierto que la noche es un poco dura. Y me gustaría viajar con el programa, lo que vamos a hacer en A Lama que me va a permitir estar con muchas mujeres. Además, es un programa que los oyentes sienten como suyos.

Comentarios