"Las tiendas pequeñas se mueren"

La lista de negocios emblemáticos que están echando el cierre en la ciudad del Lérez no para de aumentar. La calle Castelao es una de las perjudicadas, con la clausura de la perfumería Tito de la Peña, de Zapatillas Aral y de Magic of London

Uno de los establecimientos de Castelao que echa el cierre. GONZALO GARCÍA
photo_camera Uno de los establecimientos de Castelao que echa el cierre. GONZALO GARCÍA

El comercio local en Pontevedra va cuesta abajo y sin frenos. La expansión de las grandes cadenas, el impacto de internet y la crisis en la que está inmersa toda la sociedad, está empujando a algunos negocios en la ciudad del Lérez a echar el cierre definitivamente.

Esta situación no entiende de sectores ni de zonas, ya que la calle Castelao, que está en pleno centro de la Boa Vila y es la paralela de la famosa milla de oro, es la siguiente gran perjudicada.

Después de casi 30 años de actividad, la perfumería Tito de la Peña ha anunciado el cierre de los dos establecimientos que tienen en Pontevedra, tanto del que está situado en la calle Oliva como el que está en Castelao.

Enrique de la Peña, hijo del fundador, reconocía el pasado viernes lo duro que ha sido tomar esta decisión. "La bajada de ventas, lo complicado que se nos está haciendo competir y la apertura de nuevos negocios de perfumería que van a venir, además de los que ya han venido, nos han llevado a tomar esta difícil decisión", explicaba.

"El comercio tradicional sufre porque las grandes cadenas e internet acaparan todos los sectores"

Una situación que está afectando a prácticamente la totalidad de sectores. "El comercio tradicional está sufriendo porque las grandes cadenas están acaparando todos los sectores y además la venta online perjudica también a todo el mundo", afirmaba de la Peña.

El gerente de esta perfumería recordaba como su padre "empezó en este sector con 14 años (cuando trabajaba en Godoy), después fuimos abriendo perfumerías, la primera en 1988 y la segunda, esta de la calle Castelao, en 1998".

"Los trabajadores llevan con nosotros toda la vida y para nosotros lo más duro ha sido comunicarle que cerrábamos porque son como familia. Nosotros ya teníamos claro que, después de ver cómo íbamos llevando el negocio en los últimos tiempos, esto iba hacia donde iba, pero lo peor ha sido la parte de los trabajadores. Ellos entienden la situación, pero ha sido fastidiado", reconocía.

A este negocio se suman otros dos que han echado el cierre o que tienen pensado hacerlo próximamente en la calle Castelao. El primero fue la tienda Magic of London, un establecimiento que vendía ropa de niño y de niña y que cerró en marzo, quedándose solo con su tienda online y con las redes sociales.

"La conciliación y el volumen de trabajo en otro de nuestros sectores no nos deja continuar con la tienda física pero aquí seguimos en redes para todo lo que necesitéis", explicaban las propietarias. El segundo establecimiento, Zapatillas Aral, un negocio que abrió en esta zona hace cinco años y medio y que bajará la verja definitivamente este mes de abril.

"Las pequeñas tiendas se están muriendo en Pontevedra gracias al alcalde, que peatonaliza todas las calles y obliga a la gente a ir a comprar a otras zonas. Desde que peatonalizaron más calles, las ventas fueron a menos. De hecho, ha habido clientes que me han reconocido directamente que no vienen aquí porque no tienen dónde aparcar", explicaba la dueña, Merchi Martins, que señalaba que "ahora hay un tren que te deja en 15 minutos en un centro comercial en Vigo y eso también afecta".

"La situación es muy complicada. A este ritmo en un par de años no queda comercio local"

Una emprendedora que, con 42 años, se queda en el paro. "Yo me voy para casa sin saber cuál va a ser mi futuro y tendré que buscarme un trabajo, que es complicado y más a mi edad. Lo que tengo claro es que no voy a volver a emprender, al menos no en Pontevedra", afirmaba.

A la peatonalización se suma también, asegura Martins, "la crisis que tenemos". "En Pontevedra la gente solo va a los cuatro comercios grandes de Benito Corbal. Y aunque después de la pandemia hubo buenas ventas, desde hace dos años para aquí la cosa ha ido a peor. Empezó por el tema de la peatonalización en las calles pero siguió con internet, la crisis... al final todo suma y la situación es muy complicada. A este ritmo en un par de años no queda comercio pequeño en Pontevedra", añade.

Comentarios