Toda una vida con los Black Stones

Comienzo, parones y reencuentro. Así es el repaso a la trayectoria de la mítica banda pontevedresa
Black Stones, que el día 5 actuarán en la gala benéfica del XX aniversario de Afapo. Tino Domínguez, voz y guitarrista desde 1969, narra una trayectoria en la que prima la amistad. "Antes de romper eso, romperíamos el grupo", sentencia

Black Stones durante un concierto en A Ferreria en 2022. DP
photo_camera Black Stones durante un concierto en A Ferreria en 2022. DP

El comienzo de la banda pontevedresa Black Stones surge en 1969 de la reunión de varios amigos y aficionados de la música. Como es natural, después incluirían la música de la década de los 70. Beben de las fuentes del beat y del pop de los 60 y 70. Son un grupo eminentemente vocal, al estilo de las grandes bandas británicas y americanas de aquellos años.

Toño Carbajo, Santi López, Tino Domínguez, Miguel Guerra y Pachi Pazos integraban la formación original. A día de hoy, los tres primeros continúan encima de los escenarios.

Al comenzar siendo tan jóvenes, al filo de los 16 años de edad, todos necesitaban "labrarse un futuro". Fue así como algunos de sus integrantes tuvieron que desplazarse a otras ciudades para comenzar su etapa universitaria, lo que complicó las habituales reuniones de la banda.

El reencuentro se hizo esperar. Fue tres décadas después, en el año 1996, cuando volvieron a juntarse. Hoy, pese al paso del tiempo, la ilusión por la música sigue siendo la misma. Uno de los fundadores, Tino Domínguez, recuerda el momento "en el que decidimos buscar un sitio para ensayar en Pontevedra". Desde entonces, casi todas las semanas se reúnen en los estudios Litium Records para practicar sus actuaciones.

Después de 36 años de parón obligado, Black Stones logran en 2006 su primer concierto. Ocurrió en el emblemático Pub Albatros durante dos días de conciertos. Fue un reencuentro con todos sus seguidores, donde se dieron cita viejas amistades, hijos y algún nieto de aquellos "fans" del grupo. Domínguez sentencia que aquella actuación en el Albatros fue como "atravesar la línea roja, porque ya no paramos hasta el día de hoy".

Al contrario de muchas otras bandas con un largo recorrido, nunca se les pasó por la cabeza romper caminos. "Jamás pensamos en separarnos. Nosotros tenemos nuestras broncas, pero en definitiva somos amigos que tocamos la guitarra, esa buena amistad ha sido la clave para mantenernos unidos tantos años. Creo que romperíamos antes el grupo que nuestra relación de amigos", comenta Tino.

Pese a haber interpretado sus canciones por todo Galicia y a veces en Portugal, el momento más memorable de su carrera transcurrió en su ciudad, Pontevedra. "Fue en la Plaza de la Herrería: en un momento determinado se fue la luz, solo funcionaba una guitarra y decidimos tocar una canción a capela; la gente se acercó con los mecheros y linternas y vivimos un momento mágico, muy bonito", recuerda el vocalista de la banda.

Los Black Stones cuentan con un gran legado y experiencia a sus espaldas. Por ello, aconsejan a los jóvenes que están dando sus primeros pasos en este proceloso mundo de la música "que estudien mucho, que escuchen bastante música y que sean curiosos".

Aseguran que Pontevedra siempre fue "una ciudad muy músical", y que contó en su historia con "excelentes conciertos y muchos números 1 del jazz".

"Aguantamos tanto encima de los escenarios por la pasión por la música, eso es lo que nos sigue manteniendo a día de hoy"

A los "Black" les sobran fuerzas para reivindicar: "Las administraciones deben dar más permisos y ser más rápidos al otorgar licencias a locales para ofrecer música en directo", afirma Tino Domínguez. "Aligerar los procesos burocráticos para poder actuar en vivo ayudaría tanto a la escena musical de la ciudad como a los propios locales para atraer a más gente, sería un cambio muy positivo para todos".

En cuanto a proyectos de futuro, el más próximo es la actuación en la gala benéfica del XX aniversario de la asociación Afapo, el día 5 de abril, a las 20.00 horas, en el Auditorio Sede Afundación de Pontevedra. También están trabajando en el lanzamiento de un nuevo disco y dicen tener entre manos "otro proyecto muy importante que estamos tratando de cerrar antes de que salga a la luz".

"Después de tantos años juntos sobre los escenarios, hemos creado un sonido propio, el sonido Black Stones y la gente nos identifica por ello"

Componentes en la actualidad

La factura de los años obligó a incorporar nuevos miembros a la mítica banda pontevedresa. El integrante más reciente es Ernesto Cid, que tomó los mandos de la batería. Desde esta última incorporación, Los Black Stones suenan a Toño Carbajo, Tino Domínguez, Santi López a la guitarra y voz, Armando Guerra en el bajo, Jaime Carbajo como guitarra solista y el citado Cid con las baquetas.

Actuaciones mediáticas
¡Qué tiempo tan feliz! de María Teresa Campos. En marzo del año 2013 actuaron en el popular programa de 'la Campos' con dos canciones, dentro de un recordado especial sobre los Beatles. Consiguieron una cuota de pantalla de 1,7 millones de espectadores en ese televisivo momento. 

En el 2019 fueron llamados a participar en el programa de Antena3 La Voz Sénior. Interpretaron en las audiciones a ciegas Have you ever seen the rain? de forma magistral. A pesar de su gran actuación, ninguno de los coaches giró sus sillas, por lo que no pudieron pasar a la siguiente fase. Pero el paso de los Black Stones por este concurso situó una vez más a Pontevedra en el mapa musical español.

Comentarios