sábado. 08.05.2021 |
El tiempo
sábado. 08.05.2021
El tiempo

"Todavía faltan muchos referentes femeninos en el ámbito STEAM"

Las investigadoras Beatriz Rivas (izquierda), Andrea Mariño (centro) y Lucía Guillade (derecha).DP
Las investigadoras Beatriz Rivas (izquierda), Andrea Mariño (centro) y Lucía Guillade (derecha).DP
Andrea Mariño y Beatriz Rivas son dos investigadoras de la UVigo que ofrecerán charlas virtuales sobre su trabajo 

Hace cuatro años que Andrea Mariño y Beatriz Rivas, investigadoras del Centro de Investigacións Biomédicas (CINBIO) de la Universidade de Vigo, participan en las jornadas Elas Fan Cien Tec que promueve la institución académica, una forma de abrir las puertas de los laboratorios a niñas y jóvenes que estudian en el instituto. "Les enseñamos qué investigaciones hacemos, para qué sirven y hacemos algunos talleres con ellas. Esa suele ser la parte que más les gusta", relatan.

Así, coincidiendo con el Día Internacional de la Niña en la Ciencia, las investigadoras del CINBIO mostrarán al alumnado de diferentes institutos cómo se realiza la síntesis de nanopartículas y para qué sirve.

En los últimos años la actividad era presencial, pero también la realidad de la covid ha llegado hasta los centros de investigación, por lo que en esta ocasión todas las charlas y talleres se realizarán de forma telemática a través de videoconferencias y talleres virtuales. "Eso sí, nos pueden hacer preguntas y ver los experimentos que hacemos", señalan.

Andrea Mariño investiga en el grupo de Nanotecnología, lo que centrará su actividad en Elas Fan Cien Tec. "Trabajamos en la síntesis de nanopartículas de oro, plata, etc., que son muy pequeñas. Las aplicamos a diferentes campos como por ejemplo para detectar contaminantes u otras sustancias, también en el ámbito de la biología en tratamientos para terapias contra el cáncer", subraya.

Su compañera Beatriz Rivas comenzó la carrera científica en el CINBIO, actualmente es técnica en el servicio de microscopía electrónica y a la vez continúa colaborando con el grupo de materiales magnéticos con el de Nanotec.

En los encuentros con el alumnado de Bachillerato, las investigadoras relatan su experiencia a lo largo de su carrera como investigadoras. Así, Andrea cuenta que siempre se sintió atraída por las ciencias y la carrera científica le resultaba atractiva, por lo que se decantó por estudiar Química. Para Beatriz, sin embargo, fue crucial cruzarse en el camino con una profesora de química en COU. "Fue un referente para mí, esa persona que te da bien las clases, que te fomenta y te incentiva a hacer eso. Me gustó tanto la asignatura de química que me decidí a seguir estudiando y hasta hoy", cuenta Beatriz.

Precisamente los referentes es lo que, consideran, necesitan las niñas y jóvenes de hoy para ver la realidad de las carreras científicas y tecnológicas.

"Nosotros creemos que una gran parte de las chicas no tienen referentes femeninos en el ámbito que les gustaría estudiar", indica Andrea. "Con estos talleres intentamos que vean que es posible, que hubo otras mujeres, pioneras en su campo, y que ellas pueden seguir su camino", añade.

"Se trata de que hagan lo que realmente les guste y que no se dejen llevar por la gente de alrededor diciéndoles que una ingeniería, una carrera tecnológica, informática, etc. son carreras de chicos", apunta Beatriz Rivas.

Muchas niñas no tienen claro a qué nos dedicamos y la figura de las investigadoras no es todavía tan cercana

UNA DE CADA CUATRO. Ambas científicas han constatado durante estos años de actividades mano a mano con los centros escolares "que hay muchas chicas a la que les gustan estos estudios". El problema de que a la hora de escoger carrera solo una de cada cuatro se decanten por las carreras STEAM "viene después, muchas no tienen claro a qué nos dedicamos de mayores y la figura de las investigadoras no está tan clara, no es todavía tan cercana". 

Para Mariño y Rivas es importante que las nuevas generaciones reconozcan en sus estudios actuales asignaturas que les abrirán las puertas a las titulaciones de mañana. "Cuando damos estas charlas nos preguntan qué hemos estudiado, qué hacemos en nuestro día a día, cómo es la vida de las mujeres que se dedican a investigar y si tenemos futuro". 

Ellas tampoco ocultan la realidad de su sector. Y es que también en el ámbito científico profesional la brecha de género es mayor cuanta más responsabilidad requieren los puestos de trabajo. Así, en el CINBIO el 60% del personal investigador son mujeres, cuentan entre los estudiantes de grado, máster o doctorado mujeres, "pero a medida que se asciende en la escala profesional más puestos de responsabilidad suele ser mayoritaria la presencia de los hombres". 

Otros de los hándicaps que no ayudan a fomentar la vocación científica entre el sector joven femenino viene de la incertidumbre que rodea a este sector profesional. "Creo que es mejor la situación ahora que hace unos años. Es más viable llegar a puestos de responsabilidad pero también hay muchas cosas que mejorar en estos casos", señala Andrea.

"La cuestión de la maternidad, que en muchos casos supone para las científicas un parón en su carrera y que se pueda perder el tren... Son cosas que hay que seguir mejorando", añaden.

Tampoco estas dos científicas son ajenas a la incertidumbre que rodea a su profesión y reclaman más garantías para que la suya y las generaciones que llegan detrás tengan un horizonte claro para desarrollar la carrera investigadora que califican de "necesaria y apasionante". 

UVigo: Día de la Niña en la Ciencia
Elas Fan CienTec es un programa de talleres científicos y tecnológicos para chicas de Secundaria que, en esta ocasión, contará con 80 niñas de centros educativos de la provincia de Pontevedra. De la mano de docentes e investigadoras de la UVigo conocerán las líneas de investigación y los laboratorios del Centro de Investigacións Biomédicas (CINBIO), la Escola de Enxeñaría de Telecomunicación, la Escola de Enxeñaría de Minas e Enerxía y la Escola de Enxeñería Industrial.
Paralelamente, a lo largo de todo el mes de febrero, un total de 32 investigadoras de la UVigo ofrecerán a 34 centros educativos de toda Galicia 70 charlas virtuales sobre su trabajo así como sobre el papel de la mujer en la ciencia y en la tecnología. Estas actividades se enmarcan en la Iniciativa 11 de febrero, que se organiza a nivel nacional con motivo del Día Internacional de la Niña en la Ciencia. Otro de los centros participantes es el Centro de Investigación Mariña (CIM), que organizó actividades en línea para alumnado de Secundaria, tanto chicos como chicas, de diferentes centros educativos gallegos. El programa se desarrollará este viernes y contará con la Asociación Faraxa, que reflexionará sobre la necesidad del 11 F y, por otra, con la directora del Área de Investigación de la UVigo, Ana Bernabeu, que presentará los indicadores de igualdad en la institución. Además, el estudiantado participante podrá hacer una visita virtual al CIM y participar en debates sobre todo lo aprendido.

"Todavía faltan muchos referentes femeninos en el ámbito STEAM"
Comentarios
ç