miércoles. 23.09.2020 |
El tiempo
miércoles. 23.09.2020
El tiempo

Correos pone en tela de juicio la continuidad de numerosas oficinas

Oficina de Correos de la calle Oliva
Oficina de Correos de la calle Oliva
Advierten de que los recortes previstos en los Presupuestos podrían provocar el cierre de las delegaciones de Poio y Vilaboa, entre otras ►Demandan que el Estado costee el servicio, valorado en 230 millones de euros anuales

Representantes sindicales de los trabajadores de Correos encendieron este lunes las alarmas por los posibles efectos que pueden tener los recortes previstos en los presupuestos públicos consignados a la empresa.

De los 180 millones reservados el año pasado, se ha pasado a una partida de 120 que, según los sindicatos, compromete la continuidad de casi 40 oficinas repartidas por toda la provincia. En el entorno de Pontevedra, mencionan las oficinas de Poio, Dena (Meaño), Barrantes (Ribadumia), Mosteiro (Meis), Carballedo (Cerdedo-Cotobade), Vilaboa, Moraña y Forcarei, en las que se podría producir el cierre o la reducción de horarios de atención al público, con el consecuente trastorno para el ciudadano. Este se vería abocado a "desplazarse" a las oficinas supervivientes y sufriría mermas en el servicio, mientras que los trabajadores serían objeto "dunha maior sobrecarga de traballo e dunhas condicións laborais indignas".

Los empleados demandan que el Gobierno incluya por defecto en sus presupuestos una partida de 230 millones, el coste que realmente tiene el servicio según una auditoría realizada hace unos años. "Que non teñamos que estar todos os anos mendigando", reclamó el portavoz de CC OO, Eusebio Cousillas.

Los sindicatos inciden en que el Estado tiene la obligación legal de financiar el Servicio Postal Universal, adjudicado a Correos hasta 2025. Por este motivo, reclaman que, al menos, el Gobierno popular recupere la partida de 180 millones de 2016.

Si no hay cambios en la hoja de ruta, los trabajadores están decididos a convocar una huelga general, cuya fecha y modo están todavía por cerrar. Según añaden, el convenio que regula sus condiciones laborales está caducado desde hace seis años (con congelación de los salarios) y las jubilaciones se están cubriendo con contratos por horas.

Correos pone en tela de juicio la continuidad de numerosas oficinas
Comentarios