Sábado. 25.05.2019 |
El tiempo
Sábado. 25.05.2019
El tiempo

Los trabajadores de la sanidad demandan más concreción sobre la nueva Primaria

Interior del Centro de Saúde A Parda. DAVID FREIRE (ADP)
Interior del Centro de Saúde A Parda. DAVID FREIRE (ADP)

El sector emplaza a Sanidade a afinar el presupuesto de los ambulatorios y a precisar el destino de las nuevas plazas ▶ Advierte de que la convocatoria de huelga sigue encima de la mesa

La gran reforma de Atención Primaria que ha propulsado la Consellería de Sanidade en un intento de apaciguar los ánimos no satisface a los agentes del sector. Todas las fuentes consultadas, entre las que se encuentran médicos, enfermeras y sindicatos, coinciden al demandar más concreción sobre los planes trazados para la nueva Primaria y menos intenciones de futuro o, lo que es lo mismo, más números y menos palabras.

El departamento que lidera el popular Jesús Vázquez Almuíña ha esbozado un borrador con 175 medidas a corto, medio y largo plazo, con la aparente intención de garantizar la calidad y sostenibilidad de esta primera instancia de la salud pública durante los próximos 25 años. El recetario incluye la creación de una dirección de Atención Primaria, la dotación de un presupuesto propio y el incremento de la oferta de plazas en las oposiciones de 2019 para distintas especialidades (incluidas las de Medicina de Familia, Pediatría, Enfermería de Familia, Fisioterapia y Odontoloxía). Además, recoge los propósitos de mejorar la coordinación con la Atención Hospitalaria, descongestionar las agendas de los médicos de cabecera, estabilizar los contratos del personal sustituto, aumentar los cupos de formación de especialistas y reforzar las acciones de prevención.

De entrada, las metas coinciden en gran parte con las demandas del gremio. El problema es que, según señalan los afectados, hay importantes lagunas. El facultativo e integrante de la Asociación Galega de Medicina Familiar e Comunitaria (Agamfec) Luis Fransi critica que el documento no hace referencia a las principales reivindicaciones trasladadas por el colectivo a la Consellería y que, precisamente, prendieron la mecha a la hora de iniciar las movilizaciones en el área sanitaria.

"No dice nada sobre la desaparición de las EOXI que demandamos, obvia los Puntos de Atención Continuada (PAC), no concreta dónde se van a ofertar las nuevas plazas y siguen promulgando un tipo de contrato precario para el personal eventual. Por otro lado, dicen que van a crear una dirección de Atención Primaria en cada área, pero qué importa eso si no hay un presupuesto y unas acciones diferenciadas de la Atención Hospitalaria. Estamos en lo mismo. En definitiva, el documento tiene cosas interesantes, pero no es una gran reforma. Es un cúmulo de buenas intenciones, pero sin concretar nada, y eso no nos vale", advierte el galeno. "La convocatoria de huelga sigue encima de la mesa", añade.

PERSONAL. Secundino Javier Barreiro Balseiros es médico del PAC de A Parda e integrante del comité de huelga de los PAC y, según advierte, la reformulación de Primaria también cojea por la "falta de detalles concretos". "No se habla de presupuestos ni de dotación. Es de suponer que eso irá para una fase posterior, pero la Atención Primaria necesita una actuación inmediata, no se puede demorar más", subraya.

Barreiro precisa que la propuesta de desviar al personal de Enfermería ciertas tareas, como la valoración de las discapacidades o el transporte urgente, no ataca el problema de "la sobrecarga de las agendas de los médicos". "Eso podría reducir la lista de pacientes en dos o tres personas, pero no es lo gordo de la agenda". El facultativo tampoco acaba de ver con buenos ojos la proposición de crear en cada área una dirección para Atención Primaria. "Ya hay directores de procesos sin ingreso, que sería lo equivalente. Lo que se pedía era un presupuesto propio, elevarlo al 25% y tener una dirección propia a nivel central".

Para la secretaria en Galicia del Sindicato de Enfermería, Satse, Carmen García Rivas, el documento en cuestión está "incompleto" y representa una "aventura con riesgo". "No puede sobrecargar a las enfermeras, porque ya estamos cargadas con competencias propias. Podemos asumir el seguimiento de los pacientes crónicos o hacer una analítica de rutina, pero para ello necesitamos tiempo, herramientas y más profesionales. No puede ir en detrimento de nuestra capacidad resolutiva y de nuestras retribuciones".

Por su parte, el portavoz de CIG-Saúde en Pontevedra, Xermán Rouco, se muestra "incrédulo" frente al compendio de 175 acciones autonómicas, "tendo en conta que hai pouco que se reformulou a Lei de Saúde e que se cargaron catro áreas sanitarias. As medidas que adoptaron sempre foron na dirección contraria e acabaron colapsando o sistema", subraya el sindicalista.

Los trabajadores de la sanidad demandan más concreción sobre la...
Comentarios