Viernes. 21.09.2018 |
El tiempo
Viernes. 21.09.2018
El tiempo

El tramo no peatonalizado de Benito Corbal entrará en obras a finales de este año

Tránsito peatonal en Benito Corbal. CHRISTIAN FERNÁNDEZ
Tránsito peatonal en Benito Corbal. CHRISTIAN FERNÁNDEZ

El Concello aprueba la contratación de los trabajos, que incluyen la ampliación de aceras y la reducción de la actual calzada 

Nuevo impulso a la reforma del tramo no peatonalizado de Benito Corbal, entre las calles Sagasta y Cobián Areal. La Xunta de Goberno local aprobó ayer el expediente para contratar estos trabajos, que contarán con un presupuesto de 218.000 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses. Según las previsiones del concejal de Obras, Demetrio Gómez Junquera, la actuación podría comenzar a finales de este año o principios del que viene. Todo dependerá de su tramitación administrativa.

El proyecto prevé la ampliación de las aceras, que pasarán de tres a cuatro metros. En algunos puntos la anchura será superior, llegando a 4,20.

La portavoz accidental del Concello, Carme da Silva, informó ayer de que el objetivo de esta intervención es ganar más espacio para los viandantes. "Esta zona ten moitísimo tránsito peonil", indicó.

Esta circunstancia afectará directamente al aparcamiento que todavía conserva este tramo, el único libre que queda en esta calle y uno de los pocos que se mantienen en el centro de la ciudad.

La obra contempla la supresión de los 37 estacionamientos situados en el margen izquierdo del vial, en dirección A Peregrina. Los únicos sitios habilitados para aparcar coches o motos estarán situados al lado derecho, en el ámbito en el que se encuentran los contenedores de basura. En este caso, los sitios que se mantendrán ascienden a 14, incluyendo los dos que hay frente a la vieja sede de la Xunta. Y todos ellos serán de servicios, es decir, que los conductores tendrán una limitación de 15 minutos para dejar su vehículo.

Da Silva afirmó que estos cambios en la movilidad de Benito Corbal cuentan con el visto bueno de los comerciantes, con los que el Concello ha mantenido un encuentro para explicarles el contenido del proyecto.

LOMBOS. Además de ampliar aceras y suprimir gran parte del aparcamiento, las obras también supondrán la reducción del espacio para la circulación de vehículos privados. La calzada pasará de 3,50 a 3,20 metros de ancho. El carril será reasfaltado.

El proyecto contempla además la mejora de la seguridad vial en el lugar. Se instalarán cuatro lombos, uno de los cuales estará situado en el cruce que hay entre Blanco Porto y Benito Corbal.

OBRAS Y TRÁMITES. La Xunta de Goberno local dio este lunes el visto bueno a la liquidación de obras realizadas en tres ámbitos del casco histórico: Tristán de Montenegro, Pratería Vella y el entorno de la Praza de Valentín García Escudero.

El objetivo de este trámite, que está incluido en el programa de rehabilitación ARI, es que la Xunta desbloquee los fondos comprometidos. Sin este paso por parte del Concello, el Gobierno gallego no puede aportar parte de la financiación prevista para su ejecución.

En paralelo a esta actuación, Pontevedra continúa con las obras de construcción del nuevo campo de fútbol de hierba sintética en una parcela de 11.000 metros cuadrados en Ponte Sampaio. El Boletín Oficial da Provincia (BOP) publicó ayer la formalización del contrato con la empresa que se está haciendo cargo de los trabajos. Se trata de la constructora Ediserpo, que cobrará 1.163.536 euros por la realización de los mismos. Para ello dispondrá de un plazo de seis meses.

El tramo no peatonalizado de Benito Corbal entrará en obras a...
Comentarios