jueves. 21.11.2019 |
El tiempo
jueves. 21.11.2019
El tiempo

Los transportistas se vuelcan con Ence

Decenas de camioneros peregrinan por la ciudad en defensa de "la principal industria" de su sector ▶Los de gran tonelaje recurrieron a la autopista tras la prohibición de la Subdelegación

Transportistas de Pontevedra y de otros puntos de Galicia coparon este jueves varios viales del municipio para exhibir músculo y para hacer ver que su sector también forma parte de los damnificados por un posible cierre de Ence. El objetivo final fue el mismo que ha movilizado a trabajadores, empresarios, cofradías y propietarios del monte: reivindicar la continuidad de la pastera en su actual emplazamiento y amparada por la prórroga vigente hasta 2073.

Los participantes se concentraron a las 18.00 de la tarde en los terrenos de la antigua fábrica de La Cros, de donde salieron de forma escalonada y tras importantes momentos de tensión. La Guardia Civil se personó en el punto de partida después de que la Subdelegación del Gobierno prohibiera la marcha anunciada por los vehículos de gran tonelaje, de más de diez toneladas. El órgano estatal se escudó en un informe de la Policía Local que advertía sobre el posible impacto acústico y ambiental de la protesta, y el probable "estrés" de la ciudadanía.

La restricción era vox populi, pero ello no disuadió a cerca de 180 camioneros, que se presentaron a la cita con vehículos de hasta 40 toneladas cargados con troncos de madera. "Imos saír de todos os xeitos, aínda que sexa ilegal, porque non aceptamos que corten a nosa liberdade de expresión. Isto non é Venezuela", manifestaba uno de los presentes. Finalmente, los afectados optaron por un plan B y circularon en caravana hacia la papelera por la autopista, desistiendo del recorrido inicialmente previsto por orillamar.

El resto de vehículos, los de menor tonelaje, cumplieron con el trazado anunciado y discurrieron a paso lento por Domingo Fontán, Xosé Malvar, Eduardo Pondal, Victoria Moreno y Avenida de Marín hasta llegar a la planta de Lourizán. Buena parte de los manifestantes acudieron en representación de empresas de la comarca, pero muchos otros lo hicieron en nombre de compañías de otros puntos de Galicia, sobre todo del norte de Lugo, uno de los principales focos de abastecimiento de la pastera.

TRASLADO. La incertidumbre legal que planea sobre la prórroga de Ence ha despertado la preocupación en las empresas de transporte, sobre todo en aquellas que prácticamente viven de movilizar la madera que llega a Lourizán y la pasta de papel que sale de la factoría. Según indicaron los afectados, cada jornada entran en la fábrica cerca de 200 camiones que suministran unas 5.000 toneladas al día de madera, y a estos hay que añadir los que transportan "arena, alambrón y otros materiales necesarios" para el proceso de producción. "En total se mueven muchas toneladas. Ence es la principal industria para las empresas de transporte de Pontevedra".

Uno de los que acudió a la protesta fue Arturo García, propietario de una empresa local de transportes que emplea a 16 personas. Lleva casi 36 años en activo y el 80% de su facturación depende de Ence. Según sus cálculos, la resolución del litigio en curso contra la prórroga podría pillarle "casi jubilado" o a pocos años de retirarse. Sin embargo, cree que los efectos colaterales de un posible cierre podrían aparecer bastante antes. "Me imagino que si esto se decanta por el cierre, la empresa dejaría de invertir y bajaría la producción. Además, si Ence sigue, podría plantearme vender la empresa o traspasarla a un heredero pero, si cierra, la liquidaría y mis empleados se irían a la calle".

Al igual que han manifestado otros agentes relacionados con la papelera, para este transportista la opción del traslado no es viable. Más que nada, porque "ahora la tendencia es trasladar a este tipo de empresas cerca de la materia prima y todo el mundo sabe que hay países con la mano de obra más barata y mayor masa forestal, como Argentina o Brasil".

La movilización, que provocó importantes atascos en la autopista y vías de acceso a la ciudad, culminó con la lectura de un manifiesto en las puertas de la fábrica.

Los transportistas se vuelcan con Ence
Comentarios