Viernes. 14.12.2018 |
El tiempo
Viernes. 14.12.2018
El tiempo

Trece empresas se disputan las obras de mejora del puente de A Barca

Estado de la marquesina del puente de A Barca. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Estado de la marquesina del puente de A Barca. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Diez de las ofertas son de firmas gallegas y las tres restantes tienen sede social en Madrid ▶ El viaducto estrenará marquesina en noviembre

Trece empresas se disputan el contrato de mejora del puente de A Barca. Diez de las ofertas presentadas al concurso abierto por la Consellería de Infraestruturas para reformar el viaducto que une Pontevedra y Poio son gallegas y las tres restantes tienen sede social en Madrid.

Las firmas en cuestión son Oca (Ourense), Construcciones Taboada y Ramos (Lalín), Ovisa Pavimentos y Obras (Outeiro de Rei, Lugo), Probisa Vías y Obras (Madrid), Covsa (Pontevedra), la UTE formada por las firmas Construcciones Ramírez y Atesvi (Pontevedra), Civis Global (Vigo), Composan Obras y Servicios (Valdemoro, Madrid), Copcisa (A Coruña), la UTE Audeca y Tercyr Construcciones y Reparaciones (Madrid), Copasa (Ourense), Extraco (Ourense) y Proyecón Galicia (Pereiro de Aguiar, Ourense).

La reforma del puente cuenta con un presupesto de algo más de 1,2 millones de euros y un plazo de ejecución de cinco meses. Los trabajos supondrán la renovación de la marquesina que protege las aceras. Su cubierta será más inclinada y dispondrá de recogida de pluviales, de modo que el agua ya no caerá en esta zona cuando llueva. Además, los peatones estarán más protegidos contra las inclemencias del tiempo.

La actuación, que incluirá la reforma de las aceras e implicará cortes puntuales de tráfico, está valorada en 1,2 millones de euros

 

La nueva marquesina será de madera más resistente que la actual, que es de pícea, una especie similar al abeto. El paso de los años, la salitre y los insectos han deteriorado su estructura. También se cambiará la cubierta, que será de aluminio para evitar el deterioro y garantizar su durabilidad. La actual presenta varios desperfectos y riesgos para la seguridad, puesto que el impacto del viento en la zona ha provocado ya varias incidencias. Entre ellas, la caída de chapas metálicas del techo, algunas de las cuales no se han repuesto más de un año después.

NUEVA ILUMINACIÓN. La intervención en A Barca se completará con la mejora de las aceras, el arreglo de los sumideros y pequeñas reparaciones en el viaducto con un fin: prolongar su vida útil.

La mejora estética contempla labores de repintado y un moderno sistema de iluminación. Las nuevas luces estarán orientadas tanto hacia las aceras como hacia la calzada. Serán de tecnología led para ahorrar en la factura eléctrica, que en teoría seguirán pagando los municipios de Pontevedra y Poio.

Los trabajos en el puente de A Barca se harán por fases. En algunas de ellas será necesario cortar al tráfico de forma temporal alguno de los dos carriles de circulación.

La actuación descarta la ampliación de las aceras, como reclaman Poio y Pontevedra. La Consellería de Infraestruturas, que dirige Ethel Vázquez, ha trasladado a ambos municipios que la única posibilidad para llevar a cabo esta petición es limitar el paso de autobuses y camiones por la zona.

Ensanchar la senda para peatones precisa de un acuerdo entre ambos concellos que aún no se ha producido. Además, implicaría la aplicación del sentido único de circulación. La Xunta pide que esta medida se apoye en un estudio de tráfico.

Trece empresas se disputan las obras de mejora del puente de A Barca
Comentarios