lunes. 26.08.2019 |
El tiempo
lunes. 26.08.2019
El tiempo

Tributo a los guardias de otros tiempos

Los veteranos, en el salón de actos de la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Los veteranos, en el salón de actos de la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra. JOSÉ LUIZ OUBIÑA

La Comandancia pontevedresa congregó a más de 100 exintegrantes del servicio activo en el Día del Veterano, preámbulo del evento en conmemoración del 175 aniversario de este miércoles

El Día del Veterano siempre es especial. La Comandancia pontevedresa tiene la buena costumbre de organizar un encuentro en el que se reúnen antiguos compañeros que, en ocasiones, llevan años sin verse, después de haber compartido sangre, sudor y lágrimas en la abnegada tarea que un día les correspondió desarrollar en el seno del Instituto Armado.

La espléndida mañana del lunes sirvió para que más de un centenar de exintegrantes de la Guardia Civil de Pontevedra (no solo de la capital, sino de todos los acuartelamientos que se hallan en las cuatro esquinas de la provincia) participasen de momentos que en muchos casos resultaron ser emotivos, dadas las circunstancias.

El acto sirvió para el reencuentro de antiguos compañeros

Guardias de todas las graduaciones, desde agente de la escala básica hasta general, se congregaron en el patio del cuartel de Domingo Fontán en torno al comandante Óscar Graña (que, dicho sea de paso, nada tiene que ver con el policía y piragüista).

Ya en el interior de las dependencias, fueron conducidos al salón de actos, donde se proyectó un vídeo que incluyó recuerdos de las distintas etapas del Instituto Armado en la provincia, con muchos de los allí presentes en el papel de protagonistas. Los veteranos vivieron en primera persona la evolución del Cuerpo en cuanto a medios técnicos e infraestructuras en aras de mejorar la Seguridad Ciudadana, y fueron pieza clave en la adaptación de los cambios legislativos que se fueron implementando a lo largo de los años en todas las áreas que eran de su competencia.

Tras el audiovisual, los guardias retirados o en situación de reserva, que acudieron, en muchos de los casos, acompañados por sus familiares, se volvieron a reunir para la obligada foto de grupo, antes de compartir un pincho en el que recordar viejos tiempos y poner en común la nueva vida que cada uno de ellos empezó al dejar el servicio activo.

El Día del Veterano, que concluyó con la entrega de pins conmemorativos para cada uno de los presentes, sirvió de aperitivo para lo que está por venir: este miércoles, a partir de las 12.00, la Comandancia celebra los 175 años de la Guardia Civil.

Tributo a los guardias de otros tiempos
Comentarios