lunes. 23.05.2022 |
El tiempo
lunes. 23.05.2022
El tiempo

Turbulencias en el pacto presupuestario entre BNG y Marea

Luís Rei (izquierda) y Miguel Anxo Fernández Lores (derecha) se saludan antes de un Pleno en el Teatro Principal. GONZALO GARCÍA (ADP)
Luís Rei (izquierda) y Miguel Anxo Fernández Lores (derecha) se saludan antes de un Pleno en el Teatro Principal. GONZALO GARCÍA (ADP)

El alcalde ve "fóra de lugar" las críticas de la coalición de izquierdas por la activación de la renta social, cuyo retraso atribuye a la burocracia ▶Rei replica que los nacionalistas no han cumplido aún con su palabra. "Supoñemos que por desleixo e tamén por incompetencia", señala

Turbulencias en el pacto presupuestario entre BNG y Marea. El ultimátum dado este fin de semana por la coalición de izquierdas para que se active la renta social municipal no ha gustado al ala nacionalista. El alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores, ve "fóra de lugar" las críticas de la formación, que incluían la amenaza de reprobación a su edil de Benestar Social, Anxos Riveiro, por la demora en la puesta en marcha de este programa de ayudas a personas en riesgo de pobreza.

A preguntas de los periodistas en una visita a Lourizán, el regidor del Bloque atribuyó la tardanza de la ordenanza de la renta social a la burocracia. "Os expedientes non os fan nin o Goberno nin os concelleiros. Tramítanos os funcionarios municipais", explicó.

Lores insistió en que la tramitación de esta iniciativa no es fácil. De hecho, se han tenido que pedir informes a otras administraciones, como la Xunta, porque la subvención es incompatible con el cobro de los 400 euros de la Risga. "Eles saben que é un tema complexo", señaló.

El Gobierno local sostiene que los compromisos acordados con Marea para el Presupuesto de este año saldrán adelante. "Levamos moitos anos gobernando e facémolo con realidades. Isto non ten nada que ver coa vontade, que a temos. (...) Outra cousa é que cada un ten que arrimar a brasa á súa sardiña e facer as declaracións que considere convenientes. E eu aí non me meto", dijo en referencia al tirón de orejas que la coordinadora de Marea, Peque González, y la edil de la formación Carmen Moreira dieron el pasado sábado al BNG en una rueda de prensa.

Las explicaciones del alcalde parecen no haber convencido a la plataforma surgida del movimiento de los indignados. Su líder, Luís Rei, criticó que Lores descargue el retraso de la renta social en los funcionarios. "Eles fan o seu traballo, pero dirixidos e orientados polos políticos, que son os que imprimen o rumbo", indicó.

Rei considera que no son de recibo las demoras de las partidas presupuestarias acordadas para este tipo de proyectos, incluidas ya en las cuentas de 2017 y que no se pudieron ejecutar. "Para que a política gañe enteiros, é bo que os políticos sexan fiables e teñan palabra. Neste caso, é evidente que non a tiveron. Supoño que por dúas cousas: en parte por desleixo e tamén por incompetencia. As dúas son moi censurables", subrayó.

Rei cree que tanto la renta social como el plan de transporte metropolitano, del que se han detraido inversiones, volverán a demorarse. "Parece un pouco de recochineo", sentenció.

Turbulencias en el pacto presupuestario entre BNG y Marea
Comentarios