lunes. 24.02.2020 |
El tiempo
lunes. 24.02.2020
El tiempo

El turismo rural y de apartamentos dispara casi un 50% en las Rías Baixas

El turismo rural está cada vez más demandado. FOTO DE ARCHIVO
El turismo rural está cada vez más demandado. FOTO DE ARCHIVO

La ocupación de las principales áreas de las Rías Altas descendió un 3,8% entre abril y mayo

El número de apartamentos turísticos en las Rías Baixas creció de manera espectacular entre abril y mayo, bimestre en el que se registró un incremento de 49,5%. De igual forma lo hicieron las pernoctaciones del turismo rural, llegando a rozar la barrera de las 15.000, lo que representa un aumento del 49,7% con respecto al mismo período del ejercicio anterior. Así lo constatan las últimas cifras publicadas ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Las Rías Altas no gozan del mismo desarrollo. De acuerdo con el mismo informe, la cantidad de apartamentos ocupados descendió en ese bimestre un 3,8% y la estancia media de los viajeros en sus destinos cayó también un 0,46%.

El incremento cobra un mayor valor comparado con los datos del 2013, junto en la salida de la crisis. Durante ese año, tan solo 7.793 viajeros optaron por alquilar un apartamento en las Rías Baixas, que engloban el litoral de la provincia de Pontevedra y la franja costera de la de A Coruña hasta Muros. En lo que va de 2019, han sido 123.229 los viajeros que arrendaron un inmueble turístico, confirmando así una tendencia que las estadísticas siguen disparando.

Aumentan las pernoctaciones del turismo rural

La gran oferta de viviendas turísticas está estrechamente ligada a la rentabilidad de los alquileres estacionales. Los propietarios están tratando de aprovechar la burbuja de los precios, que continúa hinchándose y que ya ha obligado a la Xunta a incrementar los controles sobre la competencia desleal que implican los pisos o apartamentos no inscritos debidamente en el registro oficial.

Además, el INE sitúa a las Rías Baixas como el destino preferido de los viajeros que eligen Galicia como su opción estival. Y este comportamiento provoca cada vez mayores subidas en el precio del alquiler vacacional. Los municipios con mayor demanda, como Sanxenxo, alcanzan ya precios medios de 2.800 euros por quincena en los meses de julio y agosto. O Grove se sitúa en el entorno de los 2.400. Bueu ronda los 2.000 euros y Cambados, los 1.500. Pontevedra se confirma como un destino de menor presión en sus alquileres vacacionales, con un precio medio de 1.300 euros.

Después de Santiago de Compostela, cuyo precio supera también los 2.000 euros, varias zonas de A Coruña también experimentan el "boom" de la vivienda turística. En Rianxo, por ejemplo, se están pidiendo 1.900 euros por quincena, o 1.800 en Boiro y 1.600 en el área de Ribeira. La opción más económica en la costa coruñesa está en Carnota, a razón de 1.300 euros por quincena, un precio similar al de la Boa Vila.

Las Rías Baixas, el destino preferido de los turistas que se decantan por Galicia

Por otro lado, los españoles valoran más los paisajes del suroeste de Galicia que los extranjeros. La ruta que recorre la costa desde A Garda hasta Outes recibió este año 123.229 viajeros, de los cuales 19.732 son residentes y 3.497 foráneos. Asimismo, crecen los visitantes nacionales de un año a otro, representando una variación del 64,09% entre abril y mayo, mientras que la llegada de extranjeros disminuyó un 25,93%.

El turismo rural y de apartamentos dispara casi un 50% en las Rías...
Comentarios