Un verano de récord

La ola de calor de principios de mes prolonga la situación atípica de julio y deja a Pontevedra a expensas de lo que podría ser el agosto más caluroso desde que hay registros. Por encima incluso de los datos de 2003, que superaban la media por más de 2ºC
Altas temperaturas en la ciudad de Pontevedra. ANXO LORENZO
photo_camera Altas temperaturas en la ciudad de Pontevedra. ANXO LORENZO

Las temperaturas que elevan el mercurio en la comunidad gallega estos días son, cuanto menos, notorias. La tercera ola de calor de julio se ha prolongado hasta el comienzo del octavo mes del año y ha dejado temperaturas que se aproximan a los 40ºC en toda la provincia. En Pontevedra ciudad se alcanzaron los 37ºC después de una jornada de domingo marcada por el incendio forestal de A Puntada, en Poio, que fue visible desde ambos lados del Lérez y afectó a la calidad del aire.

Sin embargo, esta temperatura no dista en absoluto de la máxima registrada a mediados de julio del año pasado, cuando el termómetro marcó 36.5ºC. Lo anómalo del séptimo mes es que batió récords históricos de temperatura media debido a las olas de calor, que elevaron las temperaturas por encima de los 35ºC junto con las llamadas noches tropicales, que no bajaron de los 20ºC. Se prevee que en agosto la tendencia siga a la alta, pudiendo incluso superar la temperatura más alta registrada en al menos 50 años, 38.3ºC, que corresponden al 12 de agosto de 2003, según los registros de Pontevedra en MeteoGalicia.

Ante esta situación, las recomendaciones de los expertos incluyen sobre todo, agua. Un bien que empieza a escasear en el sur de la comunidad y, aunque todavía no se han alcanzado los niveles de alerta, ya se están tomando medidas. Los expertos no creen que se llegue a una situación extrema. En 2011 y 2012, también se vivieron unas sequías atípicas en verano, por debajo del caudal recomendado para la preservación del ecosistema, 0,998 metros cúbicos por segundo en situación de sequía. En estos momentos el caudal está estabilizado en 1,6.

Las medidas preocupan a la hostelería, que teme que de llegar a una situación límite se corte el suministro de agua por la noche. Dani Lorenzo, presidente de Hoempo (Hosteleros empresarios de Pontevedra) afirma que "no podremos ejercer nuestra actividad, porque tenemos que lavar la loza por la noche". Por su parte, Miguel Lago, presidente de CCU Zona Monumental, se muestra optimista y confía en que "lloverá pronto", aunque aboga por la responsabilidad: "Tenemos que intentar consumir la menor agua posible", dice.

Los hosteleros no podremos ejercer nuestra actividad porque tenemos que lavar la loza de noche

Las previsones esta semana siguen siendo asfixiantes, aunque se espera un alivio de las temperaturas el domingo.

Situación alrededor del planeta

En otras regiones del mundo las anomalías son muy acusadas.

Canadá a 41ºC
En Columbia Británica se espera llegar a 41ºC esta semana 

Paraguay a 39ºC
Lo extraño de este dato es que en este país es invierno.

En el mar
El Atlántico y el Mediterráneo registran olas de calor desde mayo que afectan a los ecosistemas, y en especial, al coral. 

Comentarios