domingo. 19.01.2020 |
El tiempo
domingo. 19.01.2020
El tiempo

Una vecina de Silleda, de las más longevas de la provincia, sopló 106 velas

La nuera de Ramona, su cuidadora, la alcaldesa en funciones, su hijo, la edil de Benestar y la centenaria, este lunes
La nuera de Ramona, su cuidadora, la alcaldesa en funciones, su hijo, la edil de Benestar y la centenaria, este lunes
Ramona Costoyas Rey tiene una memoria envidiable y un gran sentido del humor

Son ya unas decenas los centenarios de la provincia, pero este lunes una de las más longevas de Pontevedra sopló, rodeada de parte de su familia y de personal del Concello silledense, nada menos que 106 velas. Se trata de Ramona Costoyas Rey, vecina de Quintela, aldea de la parroquia de San Tirso de Manduas (Silleda) en la que reside. Ramona, que tampoco acierta a decir cuál es la fórmula que le ha permitido vivir tantos años y con una calidad de vida más que aceptable, celebró su 106 aniversario con un de sus tres hijos, Ramón, que reside en Donosti, con su nuera Tita y con María José, la persona que cuida de su bienestar día a día.

Hasta el domicilio de la centenaria se desplazaron este lunes la alcaldesa en funciones, Ana Luisa González, y la edil responsable de la Concellería de Benestar Social, Pili Peón. Ambas le entregaron un ramo de flores y la felicitaron en nombre de todos los silledenses. Hubo un momento, como no podría ser de otra manera, para repasar la vida de Ramona Costoyas con mil anécdotas sobre su trabajo en el campo. Fue una de tantas ‘mulleres labriegas‘ y madres de familia. Les contó que nació en un lugar próximo, en Andamollo, también perteneciente a la parroquia de Manduas. Allí se crió con sus abuelos porque sus padres tuvieron que emigrar y se fueron a Argentina. El que fue su marido, José Sueiro, vecino de Merza (Vila de Cruces) falleció ya en la década de los años 90 del siglo pasado. Con él tuvo cuatro hijos, que le dieron varios nietos y bisnietos. Como se pudo comprobar este lunes, esta centenaria silledense goza de una memoria envidiable, pero además tiene un gran sentido del humor y una sonrisa permanente, de la que da buena fe la imagen que acompaña esta información. En cuanto a la salud física, solo lamenta los problemas de movilidad que le han sobrevenido con la edad.Ramona Costoyas es la segunda vecina de Silleda de mayor edad. Y es que el ránking de centenarios en el Concello de Trasdeza lo sigue encabezando Concepción Pichel, vecina de la parroquia de Vilar que cumplio 107 años el pasado mes de mayo.Pichel todavía acudió a votar a las elecciones municipales del 24M enseñando orgullosa su antiguo carné de identidad, momento que recogieron las páginas del Diario.

Una vecina de Silleda, de las más longevas de la provincia, sopló...
Comentarios