Usaban la parada de la Plaza de Galicia para intercambios de heroína

El detenido también tenía en su poder cocaína
Un vehículo policial. POLICÍA NACIONAL
photo_camera Un vehículo policial. POLICÍA NACIONAL

La Audiencia de Pontevedra ha condenado a un vecino de Marín de 47 años a una pena de un año y medio de cárcel tras ser interceptado haciendo uso de la marquesina de espera del autobús y los bancos que se hallan en la Plaza de Galicia, en pleno centro de la Boa Vila, para efectuar transacciones de heroína.

La sentencia, dictada por la vía de la conformidad tras el reconocimiento expreso de los hechos por parte del investigado, señala que el individuo se bajó del autobús procedente de Marín y se dirigió a un punto concreto de uno de los bancos, donde recogió un billete de diez euros allí depositado y dejó un envoltorio de color blanco que sería incautado a su receptor por la Policía Nacional. En él había una dosis de heroína muy adulterada. El investigado fue inmediatamente detenido. En su poder, los agentes hallaron más heroína y también cocaína.

Comentarios