sábado. 14.12.2019 |
El tiempo
sábado. 14.12.2019
El tiempo

La UVigo incrementa en un 30% en cuatro años la cifra de patentes activas

Un laboratorio de la Universidade de Vigo. DUVI
Un laboratorio de la Universidade de Vigo. DUVI

Los últimos datos hablan de 16 solicitadas a nivel nacional -una en Pontevedra- y otras once de carácter internacional

La transferencia de conocimiento a la sociedad, mediante su potencial científico y tecnológico, equipos, infraestructuras y recursos de I+d+i, es uno de los principales objetivos de la Universidade de Vigo y cada año afianza este trabajo mediante la solicitud y consecución de patentes, así como con la creación de spin-off, esto es, empresas nacidas en el seno de la institución que ayudan a generar riqueza a todo el tejido económico y empresarial del país.

Gracias a este impulso, la cifra de patentes nacionales activas se incrementó sustancialmente en los últimos años. Si en 2013 eran 154, en 2017 -el último del que se tienen datos a falta de cerrar el ejercicio de 2018- habían crecido de forma escalonada hasta las 218, es decir, un 30% en cuatro años.

Asimismo, en 2017 se solicitaron 16 patentes nacionales -una de ellas en el campus de Pontevedra- y once internacionales y fueron concedidas otras diez y una, respectivamente.

Fue ese año cuando la UVigo se situó en el décimo lugar entre las universidades públicas españolas en solicitudes nacionales de patentes, según los datos facilitados el pasado verano por la Oficina Española de Patentes y Marcas. Lo hizo con 191 presentaciones entre los años 2005 y 2017. La USC ocupa el octavo puesto y la UDC el decimoctavo.

Entre los proyectos figuran desde estructuras de ensamblaje industrial a un método para diagnosticar cáncer colorrectal

No obstante, atendiendo exclusivamente a los datos de este último ejercicio, la institución ascendería hasta la sexta posición, con 17 solicitudes, solo por detrás de las grandes politécnicas (Madrid y Cataluña) y la Universidad de Valladolid, según destacó entonces la UVigo.

Este hecho es, lógicamente, motivo de orgullo en la Universidade. "Aparecer nunha clasificación deste tipo entre os "top-ten" dos últimos anos é algo que ten que enchernos de orgullo", explicó entonces Ángeles López, directora de la Oficina de Transferencia de Resultados, que destacó también que la UVigo responde muy bien al perfil tecnológico necesario para crear productos susceptibles de ser patentados, al igual que ocurre en el ámbito científico.

De cara al futuro, añadió, el reto es disponer de una cartera de resultados consolidada (no solo de patentes, sino también de software, por ejemplo) y con potencial de mercado y de explotación, que pueda participar en programas de maduración de manera que algún día se exploten y se generen nuevas spin-off.

PONTEVEDRA. La amplia mayoría de las patentes proceden del campus de Vigo, más especializado en dichos ámbitos. Así, en el de Pontevedra la cifra es testimonial. En 2013 y 2014 resultaron concedidas sendas patentes nacionales y en 2017 se solicitó una más.

La estadística es clara. Por ámbitos solo el científico y, sobre todo, el tecnológico, las tienen. En 2017 destacan, entre otros, los excelentes resultados logrados por el grupo de investigación en Xeotecnoloxías Aplicadas, compuesto por docentes de la Escola de Enxeñería Industrial y de la EE de Minas e Enerxía, que solicitaron tres patentes. Estas se suman a otras cinco presentadas en 2016, centradas cada una de ellas en diferentes estructuras de montaje y ensamblaje industrial que aportan importantes ventajas respecto a la soldadura o la unión atornillada clásica realizada directamente entre perfiles.

Del mismo ámbito tecnológico figura la del investigador Marcos Curty sobre un nuevo método pensado para generar claves criptográficas seguras.

En el científico se solicitó patentar, por ejemplo, un dispositivo sumergible de fondeo de mejillones que podría emplearse para analíticas sobre contaminación marina; un método para determinar el pronóstico en pacientes diagnosticados con hipertensión arterial pulmonar; otro no invasivo pensado para detectar cáncer colorrectal; otro para estimar el crecimiento microalgal o un sistema para la monitorización automática en tiempo real de la calidad de aguas en el medio acuático.

La UVigo incrementa en un 30% en cuatro años la cifra de patentes...
Comentarios