Lunes. 17.06.2019 |
El tiempo
Lunes. 17.06.2019
El tiempo

"Hay varios interesados, pero hasta abril no se designará al candidato"

Andrés Álvarez Pérez, coordinador de Vox para la provincia de Pontevedra. GONZALO GARCÍA
Andrés Álvarez Pérez, coordinador de Vox para la provincia de Pontevedra. GONZALO GARCÍA

Acaba de ser elegido líder en la provincia del partido más mediático de los últimos meses y desde Madrid ya le han puesto deberes: unificar las distintas corrientes surgidas bajo el 'paraguas Vox' y seleccionar a los candidatos "más idóneos y honestos" para las próximas municipales

Asegura que ya se sentía de Vox desde antes de crearse, «porque siempre creí en los valores que ahora defiende el partido. En Galicia, por ejemplo, me parecía intolerable el clientelismo que estaba instaurado en el PP». Andrés Álvarez Pérez es un empresario vigués de 29 años, con raíces repartidas entre Campo Lameiro y Cuba, que tiene ante sí el desafío de ganar presencia en las principales corporaciones de la provincia. «Es difícil, pero no imposible».

¿Por qué su apuesta por Vox?
Porque hay muchas cosas que están haciendo mal los partidos que están en el poder. Y alguien tiene decir que no nos gustan.

Es práctica común de los nuevos partidos criticar los vicios adquiridos con el tiempo por los partidos tradicionales...
Es que gobernar más de ocho años la misma persona no es bueno, porque uno se puede acomodar. Y los políticos de ahora ya no se dan cuenta de que están para servir a la gente, no para que la gente les sirva a ellos.

Vox despierta simpatías pero también mucha antipatía. ¿Por qué?
Porque no somos políticamente correctos. Porque afronta los problemas tal cual son. Por ejemplo, en Galicia -que es lo que más me toca- veo una constante despoblación en el rural, carencia de servicios públicos, desindustrialización...

"En Pontevedra hay 900 locales cerrados y la industria se está yendo. Ya no vale eso de que es ciudad de funcionarios"

Es evidente que muchos simpatizantes de Vox aún recelan de declararlo abiertamente. ¿Cree que hay miedo al rechazo social?
Hay cierto recelo, y lógico, por casos como el ocurrido el sábado en Finca Batacos. Que salgas de un acto democrático y te encuentres con las ruedas del coche pinchadas... Por fortuna, cada vez más gente nos recibe con los brazos abiertos y nos dice por fin.

Cuando estalló el fenómeno Vox, en Pontevedra surgieron varios grupos de opinión, sobre todo a través de WhatsApp. ¿Qué escenario se ha encontrado usted?
Es cierto que tanto en Pontevedra como en Vigo surgieron algunos que se autoerigían como mesías de Vox, a pesar de que en Madrid ni habían oído hablar de ellos. Algunos de ellos ahora ya ni están en el partido, por no regirse por las normas. Mi labor ha sido reunificar todas esas tendencias y en breve -calculo que en unas dos semanas- habrá una gestora provincial para después ir organizando los grupos locales. Están propuestos los nombres y solo falta la aprobación del Comité Ejecutivo Nacional.

¿Por qué tanto filtro en la designación de los cargos orgánicos?
Queremos evitar lo que le ocurrió a Podemos en su momento, cuando creció tanto y se le coló gente de todo tipo. Por ejemplo, el número 2 de Castilla y León fue condenado por pedófilo. Nosotros queremos evitar esa mala imagen y controlar bien quién accede a los puestos de responsabilidad.

¿Están ya decididas algunas candidaturas?
A día de hoy no hay ningún candidato confirmado en Galicia para las municipales.

Pero seguramente barajarán diversos nombres de posibles...
Sí, claro. Ha habido gente que se ha postulado y que nos ha transmitido su voluntad de serlo, pero los nombres no se darán a conocer antes de abril.

Teniendo en cuenta que las elecciones son el 26 de mayo, ¿no le parece muy poco margen de tiempo para hacer campaña?
No. Porque nosotros no paramos de hacer campaña. La visita que realizaron aquí el sábado Javier Ortega y Salud Anguita es campaña. Y volverán antes de las elecciones. Además, instalaremos carpas informativas, realizaremos buzoneo, colocaremos carteles en todos los concellos de la provincia.

Ortega Smith anunció el sábado que presentarán listas en una treintena de concellos. ¿No le parece demasiado optimista?
Sí y no. Si hablamos de esa cifra es porque ya hemos sondeado a la militancia y creemos que se podrá organizar a tiempo. Finalmente, nos presentaremos donde existan agrupaciones locales y donde tengamos un candidato sólido y fiable. Si no lo hay, no nos presentaremos.

Hablando de Pontevedra, ¿qué puede aportar Vox?
Al igual que hay clientelismo del PP a nivel de Galicia, aquí hay clientelismo del BNG con Lores. En Pontevedra hay 900 locales cerrados, la industria se está yendo, no hay movimiento económico... No puede continuar el sambenito de que es una ciudad de funcionarios. Tenemos que traer servicios, comercio e industria. No solo al centro, sino también a las parroquias, que se están despoblando. Urge un transporte urbano.

Pero el BNG habrá hecho algo bien en estos 20 años...
Por supuesto. La peatonalización ha sido un éxito. Pero nosotros debemos centrarnos en lo que ha hecho mal y en las carencias.

"Hay varios interesados, pero hasta abril no se designará al...
Comentarios