jueves. 28.01.2021 |
El tiempo
jueves. 28.01.2021
El tiempo

"Vendían drogas a los jóvenes de los centros escolares de la zona"

El jefe del Grupo I de la Udyco y el jefe de la Policía Local. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
El jefe del Grupo I de la Udyco y el jefe de la Policía Local. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Las policías Local y Nacional dan un golpe a un narcopiso que operaba cerca de la plaza de toros

La operación Paralela, el último trabajo conjunto de las policías Local y Nacional de Pontevedra en la lucha contra el tráfico de drogas a pequeña y mediana escala, arrojó resultados inesperados. Los especialistas del grupo SAI de los agentes municipales y de los grupos I de Udyco y de Tráfico Medio de la Comisaría tenían datos que les llevaban a pensar que un grupo de al menos dos jóvenes llevaban algún tiempo distribuyendo sustancias estupefacientes entre jóvenes en edad escolar. Sin embargo, su sorpresa llegó cuando, en el marco de la entrada y registro a la vivienda del principal investigado, se encontraron con cantidades suficientes como para preparar miles de dosis: más de un kilo de hachís, dos kilos y medio de marihuana y más de 150 dosis de MDMA (éxtasis). Junto a ello, hallaron todo lo necesario para su venta, y lo que es igual de relevante: unos 4.500 euros en efectivo, clara muestra de la gran actividad que se desarrollaba en el punto negro que resultó desmantelado.

El inspector de Udyco, jefe del Grupo I y responsable de Tráfico Medio de Estupefacientes, reveló este viernes que "teníamos informaciones de que existía un punto de venta cerca de la Plaza de Toros, en relación con un grupo de jóvenes que vivían en Almirante Matos. Supimos que vendían droga a otros jóvenes de los alrededores e inclusive a los colegios que hay por la zona". Las informaciones de las que habla partieron de la Comisaría y del Grupo SAI de la Policía Local, cuyos agentes constataron que no solo había citas en esa parte de la ciudad, sino que los investigados habían establecido un canal telefónico para recibir pedidos de droga y repartirlos en distintos puntos.

LAS PESQUISAS. El jefe del Grupo I de Udyco recuerda que "comenzamos una investigación conjunta con Policía Local, con el grupo SAI, y las primeras vigilancias nos sirvieron para concretar que los jóvenes del piso se dedicaban a la venta al menudeo de sustancias estupefacientes, tanto delante del portal de su edificio como en las inmediaciones, bien en la zona de la plaza de toros, bien en las escaleras del puente de A Barca". 

Fueron particulares y colectivos vecinales quienes dieron la voz de alarma, lo que hizo que los agentes estrechasen el control y los seguimientos "alrededor del domicilio" del principal implicado, un joven de 23 años.

"Cuando se consiguieron las incautaciones suficientes como para solicitar al juzgado el registro, así se hizo. Procedimos a esa diligencia, en la que detuvimos al principal implicado e incautamos diversas sustancias. 1,2 kilos de hachís, cerca de 2,5 kilos de marihuana, 16 gramos de MDMA, casi 4.500 euros, telefonía móvil, básculas de precisión y envasadoras, todo lo necesario para la venta de sustancias estupefacientes", aclaró el inspector. Todos los elementos de un narcopiso, incluida una caja fuerte en la que custodiaba sus beneficios y otros efectos que consideraba de más valor.

CÓMPLICE. Las investigaciones, que se prolongaron durante varias semanas, determinaron que el principal sospechoso no actuaría solo, sino que contaba con el apoyo de al menos dos personas más, también jóvenes, para llevar a cabo el ilícito negocio. Así lo explica el inspector, responsable del Grupo de Estupefacientes, que detalla que "tras las pesquisas pudimos detener a un segundo implicado que estaba relacionado con las vigilancias que habíamos realizado, y que logramos identificar plenamente a raíz de la entrada y registro. Colaboraba en las ventas".

Por último, el responsable de la Policía Nacional abundó en la presencia de otro colaborador que, sin embargo, no fue arrestado, a la espera de nuevos indicios que pudiesen incriminarle. "Hay un tercer implicado que investigamos pero no detuvimos, pues los indicios por ahora no son concluyentes". 

Uno de los aspectos que más preocupa a las autoridades es la habilidad de estos individuos para infiltrarse entre los jóvenes en edad escolar y venderles sustancias estupefacientes. Para ello aprovechan la complicidad propia de su edad, que les permite ganarse su confianza y al mismo tiempo pasar inadvertidos.

DE PAISANO. "Tenemos agentes de paisano para controlar el absentismo escolar que efectúan intervenciones y, en ocasiones, cacheos". Interviene José Duarte, jefe de la Policía Local de Pontevedra, pata imprescindible para que investigaciones como la presente lleguen a buen puerto. "Cuando detectamos casos de tenencia intentamos ir un poco más allá y ver de dónde vienen esas sustancias. En esta ocasión pudimos hacer varias actas en el entorno de institutos de Pontevedra, y todas ellas apuntaban hacia el lugar que finalmente fue registrado".

Sobre el resto de la operación, Duarte explica que "tras realizar esas actas, nuestra colaboración con el Grupo de Tráfico Medio fue estrecha, tal y como viene ocurriendo en los últimos años. Empezamos a trabajar en conjunto y conseguimos desencadenar la operación. Estos casos suelen partir de actas por tenencia, denuncias administrativas, que al final nos llevan hasta un delito contra la salud pública".

¿REPUNTE? En cuanto a la incidencia del consumo de cannabis entre adolescentes en la ciudad, José Duarte opina que "es algo que se mantiene, permanece en el tiempo. Es cierto que últimamente se trabaja mejor en la materia y que fruto de las colaboraciones con la Policía Nacional, conseguimos mejores resultados". 

Por último, sobre la envergadura de una operación que se saldó con incautaciones importantes, el inspector de Udyco y jefe del Grupo de Tráfico Medio explica que "pensábamos que podía tener una cantidad importante, pero no tanta. Las actas que se habían hecho sobrepasaban lo habitual y pensábamos que podía ser relevante, pero no tanto. Son chavales muy jóvenes, estudiantes, que se dedican a esto". 

El principal investigado ocultaba casi 4.500 euros en una caja fuerte producto de la venta de drogas 

Una circunstancia que resultó llamativa, además de la gran cantidad de droga que fue decomisada, fue el dinero en efectivo que se halló en el interior de esta caja fuerte. En total, 4.418 euros repartidos en billetes de cinco, diez y cincuenta euros procedentes, supuestamente, de las ventas de drogas.

José Duarte, jefe de la Policía Local: "Tenemos agentes de paisano que controlan el absentismo escolar y detectan tenencia de drogas; en ese momento intentamos ir más allá"

Los agentes se encontraron con un auténtico narcopiso cuando efectuaron la entrada y registro

Básculas de precisión, bolsas, sustancias estupefacientes en cantidades muy importantes, prensas y todo lo necesario para regentar un auténtico narcopiso con capacidad para suministrar marihuana, hachís y MDMA (éxtasis) a jóvenes en edad escolar procedentes de distintos puntos de Pontevedra.

Inspector (identidad protegida), jefe del Grupo I de la Udyco: "No pensábamos que pudiesen tener tanta cantidad de droga, pero es cierto que son chavales que se dedican a esto"

"Vendían drogas a los jóvenes de los centros escolares de la zona"
Comentarios