lunes. 20.09.2021 |
El tiempo
lunes. 20.09.2021
El tiempo

La venta online y el servicio a domicilio salvan el San Valentín de la covid

Unos chicos llevan globos en forma de corazón. GONZALO GARCÍA
Unos chicos llevan globos en forma de corazón. GONZALO GARCÍA
Solo el fin de semana las empresas de delivery esperan aumentar más de un 50% sus pedidos

Si este año el Entroido, como la procesión, va por dentro, también la fiesta de San Valentín se queda en casa. Una de las campañas comerciales más fuertes del año se ha visto restringida, una vez más, por la pandemia. Con la hostelería cerrada, el cierre perimetral y el toque de queda de las seis de la tarde, hosteleros y comerciantes han buscado alternativas para llegar a sus clientes. Y la respuesta no se ha hecho esperar.

Según un estudio de Just Eat, el 62% de sus usuarios pedirá comida a domicilio y la mitad de ellos apostará por la alta cocina. En Pontevedra, la empresa comarcal de delivery Caylu, que aglutina restaurantes de Pontevedra, Poio, Sanxenxo, O Grove, Meaño, Vilagarcía y Cambados, prevé incrementar un 50% los pedidos durante este fin de semana. "Es como en Navidad o verano", asegura la gerente de esta empresa, Beatriz Castro, que señala que ya desde el martes empezaron a recibir reservas de quienes no van a renunciar a una cena de restaurante aunque sea en el comedor de su casa. "Hay restaurantes que han promocionado las cajitas de San Valentín y se está notando", explica. Así, si un fin de semana en la Boa Vila esta empresa registra una media de 500 pedidos, este fin de semana se espera multiplicar esta cifra con las reservas de última hora. Por este motivo Caylu aumentará de 34 a 39 los repartidores durante el fin de semana.

"Con la situación que estamos viviendo se nota que el delivery es la única vía", añade Castro, que anunció que desde hace un mes esta compañía de delivery realiza servicios entre municipios que cubre con un "vehículo lanzadera" que une los itinerarios de las moJAVI TIENDA AQUELARRE, SAN VALENTINtos. "Al llegar a más sitios se dispararon los pedidos. Ahora ampliamos radio en Pontevedra con Marín y Poio y estamos esperando que lleguen los vehículos de interconexión", señala la gerente de esta plataforma local de servicio a domicilio. El delivery, asegura, "se va a quedar". "Con esto de la covid la gente se ha dado cuenta de que puedes tener en tu casa no solo las pizzas y las hamburguesas, sino todo lo que te apetezca sin que merme la calidad", añade Beatriz Castro.

Caylu registra alrededor de 5.000 pedidos al mes en Pontevedra y en Vilagarcía se acerca a esta cifra, a los que hay que sumar alrededor de 2.000 solicitudes más al mes en la zona de Sanxenxo y O Grove.

CIERRE PERIMETRAL. "Somos cabecera de comarca y dependemos mucho de la gente que viene de los concellos del entorno". El presidente del Centro Comercial Urbano Zona Monumental, Miguel Lago, señala así cómo el cierre perimetral establecido desde el 31 de octubre del pasado año está lastrando al comercio de Pontevedra. No es lo único, el secretario de este colectivo, Adrián García, director de Almacenes Clarita, apunta también al toque de queda de las seis de la tarde. "Vemos que solo existen las mañanas, la tarde está prácticamente muerta a nivel comercial, sobre todo cuando llueve. Eso hace que para muchos comerciantes las ventas hayan bajado casi a la mitad". La misma percepción tienen en otra zona de la ciudad. La Asociación de Comerciantes de Loureiro Crespo e Rúas Adxacentes también registra un descenso acusado de las ventas y echa en falta al cliente de los municipios vecinos. "Ponte Caldelas, Soutomaior, Vilaboa, Marín, Poio, Barro... son concellos que se nutren a diario del comercio de Pontevedra", dice María Diz, directiva de esta agrupación de comerciantes. "Cada sector cuenta con unas cifras, pero algunos comerciantes han visto reducidas sus ventas a la mitad o a la tercera parte del año pasado", añade la representante de esta asociación de comerciantes, que apunta que esta zona tiene el agravio además de las obras de reforma de Loureiro Crespo. "Estamos afectados por una obra que ya dura muchos meses, nos perjudica en el día a día. Y si encima le sumas las restricciones de movilidad es terrible para nuestra zona", añade Diz, propietaria de Aquelarre, uno de los establecimientos que ha iniciado su aventura online de la mano de E-ponte. "Muchos estamos viendo la posibilidad de dar ese servicio personalizado y abriendo esa carta del comercio online, creo que eso puede hacer más fuerte al comercio local", indica María Diz.

E-ponte: 110 empresas en el escaparate local
110 empresas se han sumado ya a la plataforma de venta online E-ponte que nació a finales del año pasado de la mano de la Concellería de Promoción Económica precisamente para reforzar el comercio local en un momento especialmente delicado a causa de la pandemia. "Para muchos comercios son sus primeros pasos en el mundo online y hay que adaptar muchas cosas", dice el gerente de E-ponte, Miro Justo, que señala que "aunque los comienzos son duros" ya se han empezado a registrar pedidos tanto de la Boa Vila como de fuera. "Ahora estamos volcándonos más en los productos que tienen más tirón en la venta online", añade Justo, que explica que esta plataforma funciona como una comunidad que busca sinergias entre sus usuarios. "Buscamos diferenciarnos de otros portales, tener productos que no se encuentren en otro sitio y que hagan saber que estás comprando en Pontevedra", añade. "Este portal está funcionando como un escaparate. La gente ve las ofertas cuando puede consultar sus redes en casa y al día siguiente se acerca a comprarlo". 

La venta online y el servicio a domicilio salvan el San Valentín de...
Comentarios
ç