Un verano desde el desierto al mar

Tres familias pontevedresas acogen a menores saharauis gracias al programa Vacaciones en paz ► Los pequeños confesaron a Lores que les encantan las fiestas, la comida y el agua
Los niños saharauis y sus familias de acogida pontevedresas en la recepción con el regidor. ANXO LORENZO
photo_camera Los niños saharauis y sus familias de acogida pontevedresas en la recepción con el regidor. ANXO LORENZO

Leila, Mohamed Du y Abdrabú son tres pequeños saharauis que están disfrutando del verano en Pontevedra, acogidos por tres familias del municipio. Llegaron a la ciudad el 17de julio, dentro del programa Vacaciones en Paz, y están disfrutando de esta experiencia vital en un mundo totalmente diferente al suyo. Para dos de ellos ya es su segundo año en las Rías Baixas, pero todos hablan y entienden el español y gallego.

Leila es una de las que repite experiencia con los Cordero Vázquez, una familia que lleva una década acogiendo menores saharauis. El motivo que les ha llevado a meterse en esta aventura es "una forma de poder ayudar y aportar a nuestra familia. Cada niño es distinto y lo importante es adaptarse y que ellos se adapten. Es una forma de conocer el problema que hay con el Sáhara", explica Mónica Vázquez, madre acogedora. La pequeña que tienen en acogida lo ha hecho a la perfección, porque ha empezado a perder el miedo al agua este verano, montó en kayak y le gusta la piscina y el mar.

Toño Sancho, padre de acogida de Abdabrú, valora la experiencia como muy positiva. "Hacemos una buena causa y echamos una mano en lo que podemos. Aprenden ellos y nosotros", afirma Toño. A su pequeño le gusta la playa, el mar (se subió por primera vez en barco) y disfrutar de la huerta familiar. "Le encanta coger tomates, las verduras... Son cosas que le llaman la atención", afirma Toño Sancho, quien también repite experiencia.

La madre acogedora de Mohamed Du es también abuela, por lo que el pequeño tiene la oportunidad de relacionarse con otros jóvenes "y disfruta un montón", según esta madre de acogida quien comenzó a formar parte del programa por recomendación de un amigo. "Te metes tanto en su mundo y ves que haces una cosa maravillosa. Ellos están con otra familia y ven otra vida". A Mohamed, al igual que a sus compatriotas, le apasiona el agua. "Lo que más le llama la atención es la piscina. Disfrutó mucho en la playa e hizo un agujero enorme y muy profundo", explica su madre adoptiva a lo que el pequeño aclaró que eso es algo habitual que se hace en el Sáhara.

Los menores tienen la oportunidad de recibir atención médica durante su estancia en la ciudad, algo que resulta muy complicado en su lugar de origen.

Recepción

El alcalde de Pontevedra, Miguel A. Fernández Lores recibió a los tres niños y sus familias pontevedresas a quienes agradeció su solidaridad. Los pequeños se mostraron contentos y formales ante el regidor, que les preguntó sobre su estancia en la ciudad. Los menores coincidieron en que les gustaron las fiestas y para Leila, en especial El Saltamontes, además de las xoubiñas, la empanada y la comida de aquí.

Lores les entregó una mochila escolar con una botella, gorra, libro y libreta, que los niños recibieron entusiasmados.

Los tres regresarán al Sáhara el 2 de septiembre, tras pasar mes y medio en esta tierra, donde siempre tendrán su segundo hogar.

El programa Vaciones en paz se trata de un proyecto de integración social nacido en 1979, promovido desde la organización Solidariedade Galega co Pobo Saharaui (Sogaps) y que logra que, año tras año, cientos de pequeños saharauis gocen de unas vacaciones en Galicia. Según datos de la organización, la comunidad gallega es la tercera del Estado en número de familias acogedoras.

Más de 200 niños entre 86 municipios
Un total de 232 niños del Sáhara están pasando la época estival con unas 200 familias de acogida procedentes de hasta 86 municipios gallegos, según la Xunta. En el caso de la provincia de Pontevedra, Vigo es la localidad con mayor número de menores en acogida (70), seguida de Pontevedra (3) y otros municipios de la comarca. Según Sogaps, "Galicia participa en esta iniciativa solidaria desde el año 1991".

La entidad explica a las familias saharauis la posibilidad de que sus hijos e hijas disfruten de "una estancia agradable, humana y culturalmente rica", gracias a la solidaridad de las familias acogedoras gallegas durante el verano.

Comentarios