Verducido denuncia que 300 viviendas de la parroquia están sin alcantarillado

La asociación vecinal Outeiro do Castro lanza un ultimátum al Concello para el reinicio de las obras, que permanecen paralizadas
Boca de alcantarilla cubierta por la maleza en Verducido.
photo_camera Boca de alcantarilla cubierta por la maleza en Verducido. DP

Los vecinos de Verducido denuncian el "abandono y la desidia" del grupo municipal del BNG hacia esta parroquia al permitir que en esta zona del rural tenga aún 300 viviendas –de las 326 de este núcleo– sin servicio de alcantarillado.

La asociación Outeiro do Castro critica que las obras se paralizasen "totalmente, sin dar explicaciones" y lamenta que el Concello se dedique a "difundir fake news" sobre el esfuerzo económico que está realizando para dotar de saneamiento a todo el rural.

"Durante las últimas semanas, no paramos de escuchar constantes anuncios de radio en los que se difunde una fake new en la que el Concello saca pecho del supuesto esfuerzo inversor que está realizando en el rural y publicita que pronto tendrá todas las parroquias conectadas a la red de alcantarillado. Una hipotética inversión en el rural que, aseguran, sale de las arcas municipales. Pero nada más lejos de la realidad", subraya el presidente del colectivo vecinal, Javier Goldar.

Recuerda que ya han pasado tres años desde que el BNG se reunió con los vecinos de la parroquia para presentarles el proyecto de alcantarillado, pocos meses antes de las elecciones municipales. En aquella reunión, según Goldar, ya se planteaba la conexión a "casi" toda la parroquia, dejando a 34 viviendas fuera de su plan para conectar todo el rural. "La cosa empezaba mal", lamenta.

Añade que las obras de alcantarillado estaban condicionadas al "megacontrato" del servicio de agua, por lo que ese "supuesto esfuerzo inversor no partía ya del Concello, sino de la empresa adjudicataria de la concesión, en este caso Viaqua. Mienten por lo tanto Lores y, en consecuencia, el BNG".

Ante estos "bandazos", la asociación solicitó una reunión a tres bandas (Concello, Viaqua y vecinos) para saber qué estaba pasando. "Todavía no hay respuesta por parte de la Administración local, en un contexto en el que Outeiro do Castro se entera de la paralización total de las obras en la parroquia sin más explicaciones".

Goldar precisa que a fecha de hoy el resultado de las actuaciones realizadas en Verducido es de 26 viviendas conectadas al alcantarillado, 75 viviendas que tienen el servicio en su puerta pero no pueden conectarse porque está sin terminar la acometida general ("muchas de ellas ya pagaron unos 700 euros por la realización del enganche en la vía pública, para una obra pública") y 225 viviendas que no tienen alcantarillado. "Los números hablan por sí solos. No queremos denunciar los hechos sino visibilizar la realidad".

Comentarios