El Viático vuelve a cubrir las calles de flores

El desfile para llevar la comunión a las casas de enfermos e impedidos discurrió sobre los tapices en cuya elaboración participaron los alfombristas de Ponteareas

La procesión de la comunión pascual, popularmente conocida como Viático, recuperó este domingo 24 el esplendor que tenía antes de la pandemia y volvió a llenar de gente y de flores las calles de la parroquia de Santa María.

El desfile religioso, destinado a llevar la comunión a los domicilios de personas enfermas e impedidas, fue incluso más bello de lo habitual, pues en esta ocasión, la comunidad parroquial de Santa María la Mayor y el Gremio de Mareantes contaron con la colaboración de la Asociación de Alfombristas de Ponteareas, que confeccionó un tapiz en la calle Irmáns Nodales cuyo diseño estuvo dedicado al propio Gremio de Mareantes, con un guiño al Camino de Santiago.

La procesión, con la que se llevó de forma solemne la comunión pascual a las casas de personas encamadas o enfermas que lo habían solicitado, partió de la Real Basílica siguiendo el itinerario habitual de otros años, recogiéndose en la capilla de San Roque.

A causa de la pandemia de covid, en 2020 el Viático únicamente se había celebrado con un acto simbólico en el que el párroco Javier Porro había recorrido A Moureira con el Santísimo, pero sin alfombras florales ni participación de los miembros del Gremio de Mareantes, feligreses ni representantes de la Escuela Naval. Ahora por fin se ha podido recuperar con toda su vistosidad esta tradición religiosa que, como recordó el colectivo que preside José Luis Arellano, evoca "el esplendor mevieval pontevedrés y está estrechamente vinculada al barrio de mayor raíz marinera de la ciudad del Lérez".