sábado. 29.01.2022 |
El tiempo
sábado. 29.01.2022
El tiempo

Los vinos Ribeiras do Morrazo dan el salto y se alían con las IXP gallegas

Presentación del proyecto. GONZALO GARCÍA
Presentación del proyecto. GONZALO GARCÍA
La Indicación Xeográfica Protexida suma una quinta bodega y supera una producción anual de 80.000 litros de vino

Ribeiras do Morrazo, la Indicación Xeográfica Protexida (IXP) que ampara los morapios que se elaboran en Pontevedra, Poio, Vilaboa, Bueu, Cangas, Moaña, Marín y Redondela, ha dado un paso más para posicionarse como una marca reconocida.

El avance tiene lugar gracias a una iniciativa conjunta que han desarrollado las bodegas adscritas a esta indicación junto a las otras tres IXP vinícolas que constan en Galicia (Viños da Terra de Barbanza e Iria, Viños da Terra de Betanzos y Val do Miño-Ourense) y los seis GDR (Grupos de Desenvolvemento Rural) que están presentes en estos territorios.

El plan, presentado este jueves en el Pazo da Cultura, consiste en aunar los esfuerzos de todos los integrantes para poner en valor las potencialidades de este tipo de caldos y alcanzar un mayor reconocimiento social. ¿Cómo? Presentándose en el mercado bajo la marca común Viños das IXP de Galicia, el lema Viños que falan de nós y varias estrategias.

El proyecto parte con varias metas, como el establecimiento de canales de colaboración entre las cuatro IXP, el aumento de las marcas comerciales, la mejora de los canales de distribución, el posicionamiento digital y la potenciación de la información sobre las indicaciones geográficas protegidas.

El plan posicionará las comarcas como destino enoturístico

Además, según avanzó el gerente del GDR Pontevedra-Morrazo, José María Tobío, también se pretende favorecer el posicionamiento de las comarcas donde se elaboran estos caldos como destinos enoturísticos, una opción que ya están reclamando algunos alojamientos de la zona. "Un dos elementos diferenciais desta iniciativa é que pon de acordo a practicamente todo o sector das IXP, esquecendo ese indivualismo co que se afrontaban este tipo de cuestións. É un proxecto que nos permite buscar sinerxias entre distintos operadores, un dos elementos polos que cualitativamente lle dou máis valor a esta iniciativa", subrayó antes de la presentación.

PRODUCCIÓN. La Indicación Xeográfica Protexida Ribeiras do Morrazo empezó a funcionar en 2018, después de varios intentos frustrados de adherir algunas de las zonas productoras a la Denominación de Orixe Rías Baixas.

La marca cuenta con la participación de cinco bodegas que producen y distribuyen: Adega Ardán (Marín), Adega Os Areeiros, (Vilaboa), Mercedarios do Mosteiro de Poio, Reboraina (Redondela) y Videiras no Mar (Cangas), siendo esta última la incorporación más reciente, materializada este mismo año.

El responsable de Os Areeiros, Guillermo Martínez, asegura que en la breve trayectoria de la IXP se han conseguido varios hitos y que, "si antes había que andar por las tabernas a vender los vinos, ahora la indicación es mucho más visible". Ahora bien, al igual que advierte el gerente de la GDR, considera que todavía queda mucho camino por recorrer. No solo a nivel de producción, sino de comercialización. "Hay mucho trabajo que hacer ahí, porque el consumidor quizá quiera vino de Ribeiras do Morrazo, pero para el distribuidor la Denominación de Orixe es como si fuera de otra galaxia y la IXP de segunda división, cuando muchas veces a nivel de calidad las pequeñas bodegas le ganan a las grandes".

La indicación elabora anualmente entre los 80.000 y los 100.000 litros de vino y viene de cerrar una cosecha "buena" a pesar del estrago que produjo el mal tiempo de principios de julio "que tiró por tierra el 15% o 20% de la producción". Ahora lo que espera es que, de la mano de proyectos como el presentado ayer, se potencie la difusión de la marca. "Mucha gente aún no sabe que existe Ribeiras do Morrazo aun siendo de alguno de los concellos productores", sentencia Martínez.

"El drama es que se están abandonando viñedos a mansalva"
Otro de los retos de la IXP Ribeiras do Morrazo es aumentar la superficie de producción recuperando viñas en desuso y optimizando otras en funcionamiento. En la opinión de Guillermo Martínez, "el drama es que se están abandonando viñedos a mansalva y se están cortando muchos sin dar aviso a la Consellería, con lo cual esos derechos se pierden".

100.000 euros. Es el presupuesto del proyecto de dinamización de Viños das IXP de Galicia, cofinanciado por las propias bodegas, la Axencia Galega de Desenvolvemento Rural, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural. El programa de acciones contempla la celebración de jornadas de dinamización y Túneles do Viño, que comenzarán el día 20 en la nueve sede del GDR de Pontevedra (en Mourente). La presentación contó con el alcalde y otros asistentes como Luís Paadín (profesor y técnico de Viticultura de la UVigo), Antonio Portela (experto en viticultura) y Rafa Quintía (antropólogo).

Los vinos Ribeiras do Morrazo dan el salto y se alían con las IXP...
Comentarios