miércoles. 23.09.2020 |
El tiempo
miércoles. 23.09.2020
El tiempo

El virus de la gripe se aproxima a la fase epidémica en Pontevedra

Ambulancias agolpadas esta semana en la entrada de Urxencias. DP
Ambulancias agolpadas esta semana en la entrada de Urxencias. DP
La falta de camas obliga a bloquear cuatro boxes en Urxencias ►Algunos pacientes esperan más de 14 horas para ser ingresados

El virus de la gripe empieza a hacer de las suyas en Pontevedra, una de las pocas áreas sanitarias del norte peninsular que permanecían al margen del comienzo de la onda gripal.

Las pruebas realizadas este martes a pacientes ingresados al Hospital Montecelo arrojaron varios resultados positivos, con los que se ha dado salida a la activación de todos los protocolos. Entre ellos, el plan de contingencia elaborado por los responsables del área sanitaria, que contempla una "gestión eficaz" de los espacios para mantener a los enfermos lo más aislados posible.

El inicio del pico es inminente y en el caso particular de Montecelo está previsto reunir a los enfermos de gripe en zonas utilizadas otros años como espacios de aislamiento, como las sala de endoscopias o las de cirugía ambulatoria. No obstante, en la jornada del martes volvieron a trascender quejas del personal sanitario por la falta de camas y la organización de los ingresos, máxime cuando, a pesar de los resultados positivos, el grueso de la gripe todavía está por llegar.

Según las fuentes consultadas, a las 08.00 de la mañana había 19 pacientes pendientes de cama para ser hospitalizados; entre ellos, un enfermo para la que se tramitó una orden de ingreso a las 18.00 de la tarde, más de 14 horas antes. Otros llevaban esperando "desde la diez y las once de la noche".

La situación obligó a bloquear a lo largo del día cuatro de los once boxes del servicio de Urxencias, en los que fueron hospitalizados de forma provisional ocho pacientes. Además, fueron derivados un mínimo de dos pacientes del servicio de Traumatoloxía a la sanidad privada.

A mediodía el personal sanitario prestaba asistencia a otras 30 distribuidas en el circuito de Urxencias y a las 15.00 de la tarde volvían a estar pendientes de ingreso otros 20 pacientes. Buena parte de ellos, aquejados por disneas (dificultades respiratorias o falta de aire) y otras patologías varias vinculadas al aparato respiratorio.

RECLAMACIONES. La saturación del servicio ha llevado a los profesionales a solicitar más personal y más celeridad en los ingresos. La secretaria provincial del Sindicato de Enfermería Satse, Emma Rodríguez, demanda particularmente un profesional de Enfermería para el departamento de admisión para evitar situaciones como las que se han producido en los últimos días, en los que la falta de espacio ha llevado a combinar a pacientes infecciosos con recién operados o a "pacientes muy jóvenes con mayores desorientados". "Son situaciones que repercuten en la calidad de la recuperación del paciente. Por eso consideramos que sería aconsejable que alguien de Enfermería se encargara de organizar el caos que hay hoy en día".

En paralelo, Rodríguez demanda la contratación de más enfermeras para el servicio de Urxencias, sobre todo para el turno de noche, en el que tres profesionales tienen que asumir las órdenes de trabajo de cuatro médicos.

Por su parte, Enfermeras Eventuais en Loita reclama la contratación de refuerzos a más largo plazo, omitiendo los contratos por días sueltos durante, al menos, la campaña de la gripe.

Según los datos facilitados por la Dirección del Área Sanitaria al comienzo del programa de vacunación, en la anterior campaña se contabilizaron 230 pacientes ingresados por gripe confirmada, casi 140 menos que durante el invierno de 2017-2018.

Del total, 44 vieron complicado su estado con neumonía, por lo que ocho necesitaron ingreso y otros ocho fallecieron. La mitad de esas personas que murieron estaban sin vacunar y tenían factores de riesgo (la mitad tenía sobrepeso).

108 ingresos a nivel Galicia con gripe confirmada
Desde comienzos de la campaña de la gripe, iniciada el pasado 30 de septiembre, y hasta el pasado miércoles (último dato disponible) el Sergas declaró 108 ingresos con gripe confirmada. Entre estos, 33 portaban el virus de la gripe B , 1 el de la gripe C y 74 el de la gripe A. Del total, solo nueve casos requirieron asistencia en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y uno (con factores de riesgo) acabó en fallecimiento. La mayor parte (90) tenía la vacuna indicada por edad o por patología, pero 49 de ellos no estaban vacunados.

A nivel estatal se han registrado ingresos por gripe en catorce comunidades, con una tasa de 2,8 casos por 100.000 habitantes, especialmente mayores de 64 años. En el caso de los pacientes graves, el 76% presentaban factores de riesgo.

Aún se puede vacunar
El Sergas ha decidido ampliar la campaña de vacunación hasta final de mes, mientras existan dosis disponibles. Desde el 14 de octubre hasta el pasado 2 de enero se vacunaron 600.000 personas, 30.128 más que en 2018.

El virus de la gripe se aproxima a la fase epidémica en Pontevedra
Comentarios