Las visitas a Santa Clara se retomarán en otoño

Un total de 1.260 personas conocieron los jardines y el claustro en las jornadas de puertas abiertas del fin de semana
Visitantes en los jardines de Santa Clara el pasado fin de semana. DP
photo_camera Visitantes en los jardines de Santa Clara el pasado fin de semana. DP

Las visitas a Santa Clara se retomarán en otoño. Así lo confirmó este lunes la portavoz del Concello, Anabel Gulías, tras realizar un positivo balance de las últimas jornadas de puertas abiertas celebradas el pasado fin de semana, en las que un total de 1.260 personas conocieron los jardines y el claustro del antiguo convento.

El conjunto monacal permanecerá cerrado durante todo el verano debido a los trabajos arqueológicos que la Deputación iniciará el próximo 13 de junio en la zona. El objetivo de los mismos es comprobar si el cenobio reúne los requisitos necesarios para convertirlo en la séptima sede del Museo de Pontevedra, albergando en su interior todos los fondos arqueológicos de la provincia.

La única programación que se mantendrá tendrá como protagonista la iglesia de Santa Clara, que todavía continúa acogiendo el ciclo Híbridas, del que solo quedan dos citas: la de los días 27 de mayo, en la que actuará la artista Margarida Mariño, y 29 de mayo, en la que podrá verse a las intérpretes Faia Díaz y Vero Rilo. A mayores, el Gobierno local planea nuevas actividades en este edificio, que tendrán lugar en verano.

En paralelo a estas iniciativas culturales, la Orden de las Clarisas inició el lunes los trabajos de clausura del cementerio de Santa Clara, situado en el exterior del recinto. Una empresa funeraria de Santiago de Compostela se encargará de la exhumación de los restos de las 58 monjas que, según los registros de las religiosas, se encuentran en este camposanto.

Las tareas consistirán en la retirada de las 15 sepulturas en las que fueron enterradas distintas clarisas que vivieron en régimen de clausura en el convento. La lista de inhumaciones en Santa Clara comienza en el año 1914 y finaliza en 1978.

Los restos de las clarisas serán trasladados al coro bajo del cenobio que la orden religiosa tiene en Santiago. El expediente de cierre del cementerio fue iniciado por el Concello de Pontevedra el 26 de octubre del año pasado, antes de la compra del cenobio, que se formalizó el pasado 1 de diciembre tras el pago de 3,2 millones de euros por la compra de Santa Clara.