sábado. 18.01.2020 |
El tiempo
sábado. 18.01.2020
El tiempo

La vivienda usada marca su mejor cifra de ventas en Pontevedra desde antes de la crisis

Imagen de las obras de una de las nuevas promociones de vivienda que están en marcha en Pontevedra. RAFA FARIÑA
Imagen de las obras de una de las nuevas promociones de vivienda que están en marcha en Pontevedra. RAFA FARIÑA

El último mes controlado por el Instituto Nacional de Estadística refleja el mayor número de operaciones de compraventa desde el año 2007 en la provincia

La vivienda nueva no repunta en Pontevedra, pero la usada está en su mejor momento desde el estallido de la crisis, a finales de 2008. La última estadística transmisiones de derechos de la propiedad realizada en España marca al mes de mayo como el mejor desde 2007 para las operaciones de compraventa de viviendas usadas en la provincia de Pontevedra.

Una de las razones para este buen momento es la mejora general de la economía, pero en el caso de la Boa Vila, también el precio de los inmuebles de segunda mano. Mientras en el conjunto de la provincia la vivienda se encarece este año, aunque a un ritmo lento, el comportamiento de la capital provincial es considerablemente diferente.

Los precios de los pisos de segunda mano en la Boa Vila están cayendo y esto explica que existan más compradores potenciales

Según el índice Tinsa de la sociedad de tasación oficial española, el precio de la vivienda en la ciudad de Pontevedra muestra un descenso interanual del 1,7%. Los datos del segundo trimestre del año sitúan el precio medio en el municipio en el entorno de los 1.141 euros/m². La cifra supone una caída acumulada del 33,1% respecto al máximo histórico alcanzado en la ciudad. Es decir, que la compra de un piso de segunda mano en el municipio llegó a costar un tercio más de lo que se paga ahora mismo.

La evolución durante el año 2019 está siendo negativa. El precio medio de la vivienda en la Boa Vila en el segundo trimestre de 2019 es un 0,3% inferior al registrado en esta zona en el mismo periodo del año anterior. En 2018, la evolución acumulada para estas mismas fechas reflejaba un descenso del 0,5% en Pontevedra.

En la media española, el precio medio de la vivienda en el segundo trimestre del año crece, y en Galicia lo hace también en una proporción del 1,4%. Dentro de la provincia de Pontevedra, la vivienda también experimenta un ascenso, en este caso idéntico al de Galicia (1,4%). La capital provincial, sin embargo, es una excepción a este comportamiento genérico.

La razón puede guardar relación con la escasez de promociones en el mercado. La ciudad tiene en marcha varias construcciones inmobiliarias que, en conjunto, sumarán cerca de 500 viviendas nuevas. Pero lo cierto es que el movimiento en el sector está centrado en la vivienda de segunda mano, donde sí se registra un alto índice de transacciones.

Si el dato de la vivienda de segunda mano está entre los mejores de los últimos quince años, el de la vivienda nueva es el peor de la serie, desde el año 2007

De hecho, el Instituto Nacional de Estadística tiene registradas 506 ventas de viviendas de segunda mano durante el pasado mes de mayo (último computado oficialmente). Son algo más que las operaciones contabilizadas en mayo de 2018, pero se trata del mejor dato provincial desde 2008. Hacía diez años que no se marcaban números de transacciones inmobiliarias tan elevados. Y se corresponden, básicamente, con viviendas de segunda mano. Las promociones de vivienda nueva, ese mismo mes, solo consiguieron cerrar 91 ventas. Las 415 restantes fueron de vivienda usada.

En realidad, si el dato de la vivienda de segunda mano está entre los mejores de los últimos quince años, el de la vivienda nueva es el peor de la serie, desde el año 2007. Ni en los peores momentos de la crisis existió un mes de mayo en Pontevedra con menos transacciones de pisos o casas nuevas

RESTO DE GALICIA. La situación más parecida en Galicia la refleja la provincia de A Coruña donde el pasado mes de mayo, siempre según los datos del INE, se vendieron un total de 576 viviendas usadas y 136 nuevas. El primero es el mejor dato de toda la serie, desde el año 2008. El segundo ha sido mejorado incluso durante los ejercicios económicos más castigados por la crisis.

En el conjunto de la comunidad autónoma gallega, de nuevo las cifras de la vivienda usada son las reinas y las que realmente tiran del carro en el sector. El pasado mayo se cerraron 1.536 operaciones de venta de vivienda entre las cuatro provincias, y 1.218 de ellas se correspondían con inmuebles de segunda mano. Únicamente 318 transacciones fueron de viviendas nuevas. De nuevo el dato es de los peores de la serie histórica, mientras que la vivienda usada de Galicia está marcando las mejores estadísticas de la última década. Lugo y Ourense reflejan estadísticas más moderadas.

La vivienda usada marca su mejor cifra de ventas en Pontevedra...
Comentarios