Miércoles. 21.11.2018 |
El tiempo
Miércoles. 21.11.2018
El tiempo

La vuelta a la Champions de Xabier Fortes

Xabier Fortes. GONZALO GARCÍA
Xabier Fortes. GONZALO GARCÍA

Exprime sus vacaciones pegado al teléfono, entre baños en la playa de Lapamán y paellas que cocina con precisión de neurocirujano para sus amigos. A partir de septiembre conducirá 'Los desayunos de TVE', todo un desafío profesional

TIENE EN la puerta de su casa las maletas para un regreso triunfal a Madrid, de vuelta a la Champions de los informativos, donde a partir del primer lunes de septiembre conducirá y presentará Los desayunos de TVE. Estará usted de enhorabuena.

¿Es justicia poética que sustituya usted a Sergio Martín?

No, no. Yo estuve en La noche en 24H, luego le tocó a él sustituirme y ahora me toca a mí reemplazarlo en Los desayunos. Así es este oficio, como muchos otros, y así lo entendemos los profesionales de la casa.

¿En algún momento se sintió usted marginado o rechazado por TVE?

Otra vez no. En el terreno profesional yo había sido durante cinco años director de TVE en Galicia. Luego me llamaron para sustituir a Vicente Vallés y allá me fui. Cuando me cesaron no me gustó, pero porque me encantaba hacer La noche, no porque me sintiera marginado. Es un programa en el que mezclas todos los géneros periodísticos: el relato, la información, la entrevista, el análisis, el debate. Lo tuve que asumir.

Y entonces se presenta usted a las elecciones del Consejo de Informativos y es muy crítico con la nueva línea informativa de TVE bajo los gobiernos de Rajoy.

Nos presentamos tres veces y ganamos las tres. Y nuestro principal cometido fue el de hacer un seguimiento en defensa de la pluralidad y de la calidad de la información. Ahora que dejo el Consejo otros harán esas funciones.

Es consciente de que estará usted examinado bajo lupas y telescopios.

Claro. Así tiene que ser, y si uno es honesto consigo mismo, con la profesión y con los espectadores, no debe temer que le señalen los errores. Debe tomar nota y corregirlos. Pero los que analizan esos contenidos debe hacerlo con rigor. Nosotros pasábamos horas documentando cada crítica que hacíamos. En esta nueva etapa ya han acusado a los informativos de no emitir las imágenes de Pedro Sánchez abucheado en Sanlúcar de Barrameda, o no cubrir las críticas al nombramiento de Begoña Gómez en el Instituto de Empresa. Y no es verdad. Ambas noticias se emitieron en TVE. Las quejas, vengan de donde vengan, han de ser analizadas y documentadas, pues no es lo mismo una crítica que una falsedad malintencionada. En mi etapa en el Consejo de Informativos nuestra meta era converger con el modelo de la BBC, que es con el que todos los medios públicos deben comparase. Y en esta nueva andadura sigue siendo nuestro objetivo.

¿Cambiará el formato de Los desayunos?

Todavía estamos trabajando y perfilando el formato. Me llevo a parte del equipo que trabajó conmigo en La noche en 24H. Si sale bien, bien, que espero que sí. El otro día le confesaba a Rosa María Mateo que estoy en tensión y ella me felicitó: "Xabi, si estás en tensión me dejas tranquila. Si no, no serías periodista".

¿Va a replicar el modelo que le funcionó en La noche?

No puedo hacerlo. Puedo aplicar alguna idea, pero son programas muy diferentes. En La Noche en 24H se trataba de hacer balance de lo que había ocurrido cada día. En Los desayunos vas contando las cosas a medida que ocurren. El ritmo es más frenético, hay muchas conexiones en directo y exige mayor capacidad de improvisación para contar una noticia mientras se produce.

En La Noche duró usted una temporada.

Ahora espero durar más, pero mi objetivo no es ése. No se trata de durar más o menos, sino de levantarme todos los días a las cinco de la mañana para ir a Torrespaña y hacer un buen programa, hacer periodismo. El lema es contar lo que pasa, pese a quien pese y hacerlo bien cada día, sin miedo. Una cosa es sentir el peso de la responsabilidad y otra atemorizarse, y yo no tengo miedo. Lo demás, lo que vaya a durar, es algo secundario porque es algo personal y yo no voy a Madrid a batir marcas personales, sino a afrontar un reto profesional apasionante.

¿Quién decide lo que es noticia o lo que no?

Ésa no es la cuestión. Todos sabemos lo que es noticia y lo que no, y el alcance que tiene. Lo que importa es si queremos hacer un ejercicio de honestidad y cubrir la noticia como es debido, dando voz a todos los implicados y hacerlo de manera equilibrada. Yo he sido muy transparente en la demanda de una televisión pública independiente y plural. Lo que no voy a hacer ahora es engañarme a mí mismo ni engañar al público. Soy responsable de llevar a la práctica el periodismo que exigimos desde el Consejo de Informativos.

¿Pesa mucho el apellido Fortes? Usted es hijo de Xosé Fortes, que se jugó la libertad por defender la democratización de las fuerzas armadas en tiempos difíciles, y hermano de escritores y poetas.

Creo que al que más le pesa es a mí. Y no se olvide de mi madre. Cuando detienen a mi padre por motivos políticos, ella, con 40 años, se sacó el carnet de conducir y acabó sus estudios para sostenernos mientras a mi padre lo tenían preso. Y luego mis hermanos. Susana y Alberto, grandes escritores y Belén, enorme poeta y editora. Ellos son los que tienen el talento. Yo me quedé en simple periodista. Es una responsabilidad ser un Fortes, y más en Pontevedra.

Lo sé. Deme una exclusiva.

He fichado a Manuel Jabois para colaborar en Los desayunos. Un lujo. Un verdadero lujo.

La vuelta a la Champions de Xabier Fortes
Comentarios