Vuelven las colas a la plaza de toros de Pontevedra

Abonos y entradas confirman el interés del público por los toros. Los dos festejos muestran una venta similar de localidades
Cola en la Plaza de Toros de Pontevedra minutos después de la apertura de las taquillas. GONZALO GARCÍA
photo_camera Cola en la Plaza de Toros de Pontevedra minutos después de la apertura de las taquillas. GONZALO GARCÍA

Se cumplieron las mejores expectativas que había en torno a la apertura de la venta libre de localidades para asistir a los dos festejos taurinos del fin de semana grande de las fiestas de La Peregrina. Tras dos años sin toros, en la mañana de este martes volvieron a repetirse las colas de aficionados acompañando en paralelo el perímetro del coso de San Roque, a la espera de retirar esas entradas por las que han estado aguardando más que nunca, por los motivos sanitarios tan conocidos como esperamos que cada vez más olvidados.

Si la pasada semana ya fueron muchos los abonados y peñistas que renovaron sus localidades, notándose entre ambos un notable incremento respecto a los últimos festejos de 2019 de más de trescientos abonados entre ambas categorías, con una especial relevancia en las peticiones de las Peñas Taurinas, que han aumentado en un buen número sus componentes, lo que augura la recuperación del característico ambiente que se vive en los tendidos de Sol y que en los años previos al obligado parón parecía haberse resentido ligeramente.

Desde primera hora de la mañana ya se podía sentir en los alrededores de nuestra plaza ese bullicio que tanto se echaba de menos entre los taurinos, sabedores de lo necesario de la respuesta del público para mantener y, cuando sea posible, incrementar las tardes de toros en nuestra ciudad. Este ilusionante arranque deja paso ya a la apertura sin descanso de las taquillas de la Plaza, donde se podrán seguir adquiriendo estas entradas hasta el día mismo día de cada uno de los festejos en el horario habitual, de 10 a 13.30 y de 17 a 20 horas.

En cuanto al interés mostrado por el público, ambos festejos han mantenido un comportamiento similar. Quizás, por ese plus de la tradición, el domingo 14, festividad de La Peregrina, supone un mayor arraigo entre el aficionado pontevedrés, así como entre todos aquellos que nos visitan y que suelen tener esta como una de sus citas fijas del verano en las Rías Baixas. Lo cierto es que la presencia de Morante de la Puebla, que hace dos días descolló con dos tremendas faenas en Santander, junto a un Roca Rey que va a Puerta Grande por plaza y el siempre querido por la afición, El Fandi, componen un cartel con variados y esperanzadores atractivos para el público y que, por sí mismo, es el mejor acicate para el retorno a la Plaza.

Ambos carteles han evidenciado el acierto de la empresa a la hora de armar las ternas de coletas y también el sábado 13 ha mostrado el respaldo de los aficionados, día en el que Pontevedra recuperará el ambiente taurino de manera plena. La presencia de dos figuras como El Juli y José María Manzanares y la esperadísima del joven, pero ya con un firme toreo, Tomás Rufo, activa las ansias de regreso a las gradas del coso de A Moureira.

El ritmo iniciado a las diez de la mañana, hora de apertura de las taquillas, se mantuvo a lo largo de toda la jornada y, si bien ya no se formaron por la tarde esas colas, sí que el ritmo de venta fue constante y eso se reflejó en la alegría de los taquilleros al comprobar cómo este inicio estuvo incluso por encima del arranque esperado. "Pues sí, muy contentos, se estuvo vendiendo muy bien a lo largo de todo el día y podemos definirlo como de un gran comienzo", comenta Servando Rodríguez, jefe de taquilla, que nos remite a los tiempos de las presencias de José Tomás en Pontevedra: "Desde entonces no recordamos colas alrededor de la Plaza, ya que en los años previos a la pandemia la venta no nos había ofrecido esas imágenes".

"Incluso podíamos haber vendido algún abono más, pero mucha gente se despistó en cuanto a los días de su venta, que fueron los correspondientes a la pasada semana", afirma Servando Rodríguez, dejando patente que la afición taurina de Pontevedra goza de muy buena salud y que el regreso de los toros a nuestra ciudad, la de la resistencia taurina en Galicia, se espera con los brazos abiertos y con unas enormes ganas de que se abra la puerta de toriles.

Comentarios