martes. 11.08.2020 |
El tiempo
martes. 11.08.2020
El tiempo

Xunta y Concello negocian una nueva ubicación para la residencia de mayores

Diseño de la futura residencia de mayores de Pontevedra, que financiará la Fundación Amancio Ortega. XUNTA
Diseño de la futura residencia de mayores de Pontevedra, que financiará la Fundación Amancio Ortega. XUNTA
El centro para la tercera edad no se construirá en la parcela de A Parda que ahora ocupa el parking disuasorio ►El geriátrico tendrá 120 plazas, costará 12 millones de euros y empleará a 110 personas

Xunta y Concello negocian una ubicación alternativa para la nueva residencia de mayores de Pontevedra, la segunda de carácter público que tendrá la ciudad después de la de Campolongo. El centro para la tercera edad no se construirá en la parcela prevista en A Parda, que actualmente se utiliza como parking disuasorio.

Ambas administraciones están a punto de cerrar el acuerdo definitivo para que este equipamiento se levante en otro lugar. Así lo anunció este martes el alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores, tras desvelar que "probablemente se descarte" la opción de Juan Carlos I. "Está negociado. Faremos público o posicionamento canto teñamos ocasión", dijo en referencia a las conversaciones que Pontevedra ha mantenido con el Gobierno gallego sobre este proyecto.

La Consellería de Política Social da casi por hecho el pacto con el Concello, que deberá traducirse en un convenio de cesión de terrenos. Responsables del departamento que ahora dirige en funciones Fabiola García confirmaron el martes a este periódico que las partes implicadas llevan trabajando "moitas semanas" para culminar un acuerdo satisfactorio para ambas partes. Ni el Gobierno local ni el gallego quisieron avanzar cuál será el emplazamiento de la futura residencia de mayores.

LAS OPCIONES. El compromiso autonómico para construir un nuevo geriátrico en la capital provincial se ratificó durante la pasada legislatura. Aunque la Xunta barajó la posibilidad de utilizar el viejo Asilo, cerrado en 2012, la alternativa no salió adelante por la negativa de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, que no quieren desprenderse del edificio.

El siguiente paso fue buscar terrenos en otras zonas de la ciudad. El Concello ofreció cinco solares en Valdecorvos, Tafisa y A Parda. Finalmente, el Ejecutivo autonómico optó por esta última ubicación. Pero la que solicitaba como primera opción fue la parcela de A Eiriña, en la que se iba a construir el centro de recursos educativos de la Once, un proyecto que se frustró por falta de fondos de la organización de ciegos.

Pontevedra dijo que no cedería este solar, de 5.455 metros cuadrados. El propio alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores, catalogó este espacio como "a xoia da coroa" del patrimonio municipal. "Está en reserva", dijo el 2 de julio del año pasado, día en el que la conselleira de Política Social y él visitaban la parcela de A Parda con la prensa para confirmar que el centro de la tercera edad se construiría allí.

Los terrenos de Juan Carlos I están divididos en dos partes. Su superficie total es de 3.658 metros cuadrados. De ellos, 3.012 metros se utilizan como aparcamiento que da servicio a los usuarios del centro de salud y a los vecinos del barrio.

La Consellería confirmó este martes que las características del geriátrico no variarán. Tendrá 120 plazas, costará doce millones de euros (que pagará la Fundación Amancio Ortega) y empleará a más de 110 personas. Su puesta en marcha incrementará las 136 camas disponibles en la actualidad en la Residencia do Maior de Campolongo, que tiene 95 internos y 98 trabajadores.

Xunta y Concello negocian una nueva ubicación para la residencia de...
Comentarios