lunes. 19.08.2019 |
El tiempo
lunes. 19.08.2019
El tiempo

La Xunta descarta más pisos sociales porque hay viviendas vacías o por rehabilitar

Vista de los últimos pisos sociales de la Xunta , en Valdecorvos. JAVIER CERVERA
Vista de los últimos pisos sociales de la Xunta , en Valdecorvos. JAVIER CERVERA

El PSOE reclama nuevas promociones por la demanda vecinal y el encarecimiento del alquiler

La construcción de vivienda pública en Pontevedra no es una prioridad para la Xunta. Así lo expuso ayer el director xeral del Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS), Heriberto García Porto, durante una intervención en el Parlamento gallego para responder a una pregunta del PSOE sobre esta cuestión. "Na Xunta, a aposta prioritaria é a rehabilitación e facilitar o acceso ó aluguer. Mentres hai vivenda baleira e para rehabilitar, non ten sentido seguir edificando", manifestó.

La última promoción llevada a cabo en la capital provincial fue la del complejo de Valdecorvos, que sufrió varios retrasos. Comenzó a construirse en 2009 y las obras no acabaron hasta 2015. La entrega de los apartamentos, que se repartieron previo sorteo entre 1.059 aspirantes, no culminó hasta mayo de 2016 con la entrega de las llaves a los últimos inquilinos, los que habían optado por la compra y no por el alquiler.

El encarecimiento de los arrendamientos en la ciudad llevó este miércoles a los socialistas a reclamar nuevos proyectos de viviendas protegidas. La diputada María Pierres aseguró que existe una demanda vecinal creciente porque el registro de demandantes de este tipo de inmuebles ha pasado de 712 a 730 en lo que va de año. "Pontevedra ten unha reserva do 8,6% de solo público e non se ten promovido nada novo", criticó.

El Gobierno gallego lamenta que el Concello no se sume al Plan de Vivendas Baleiras y que no le haya cedido solares para pisos protegidos

Las únicas opciones de acceso a vivienda nueva en Pontevedra recaen en el sector privado, que proyecta o tiene en construcción 447 pisos en Tafisa (272), A Parda (75), A Eiriña (66), Avenida de Vigo (28) y O Gorgullón (seis).

CONVENIO. A pesar de que entre sus planes a corto plazo no está hacer más pisos protegidos, la Xunta lanzó este miércoles una crítica al Concello, con el que negocia un protocolo desde hace diez años. Aquella especie de convenio, de 2007, permitiría a Vivenda deshacerse de siete parcelas de 18.526 metros cuadrados situadas en Monte Porreiro en las que proyectaba seis edificios. Los solares pasarían a manos de Pontevedra, que las usaría como zonas verdes. A cambio, el Gobierno local tendría que ceder terrenos al IGVS para futuras promociones.

Por el momento no hay nada en firme y las propuestas del Concello a la Xunta han sido solo verbales. Las parcelas que Pontevedra entregaría y que los técnicos del IGVS aún no han podido inspeccionar estarían en Tafisa y A Parda.

García Porto recomendó al Gobierno de Miguel Anxo Fernández Lores que se adhiera al Plan de Vivendas Baleiras de Galicia, cuyo objetivo es ofrecer alquileres sociales a personas sin recursos y que en la capital no podrían superar los 350 euros al mes. En el municipio hay 6.800 inmuebles en esta situación, lo que no quiere decir que todos ellos estén listos para ser habitados. A través del citado programa, sus dueños podrían acceder a ayudas para reformarlos.

La Xunta descarta más pisos sociales porque hay viviendas vacías o...
Comentarios