martes. 23.07.2019 |
El tiempo
martes. 23.07.2019
El tiempo

La Xunta dice que el pacto para el bus de Monte Porreiro y Montecelo es ilegal

Autobús en la parada de Campolongo. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Autobús en la parada de Campolongo. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Critica que el Concello pida tres años para diseñar las líneas urbanas cuando su caducidad se sabía desde 2007 ▶ La Consellería señala que las rutas interurbanas deben licitarse este año

La Xunta sostiene que el pacto del bus urbano a Montecelo y Monte Porreiro es ilegal. La Consellería de Infraestruturas aseguró este lunes en un comunicado de prensa que la propuesta del Concello de dejar fuera de las nuevas concesiones las líneas que van al Hospital y al barrio más poblado de la ciudad "supón incumprir a lei". Sostiene que la legislación europea obliga a que todas las concesiones de transporte interurbano sean licitadas este año y que el Gobierno gallego cumple escrupulosamente con el calendario establecido en su plan de transporte público.

El departamento que dirige Ethel Vázquez considera "especialmente sorprendente" que Pontevedra "pida agora" hasta tres años para diseñar las líneas de autobús "cando a cacudicade das mesmas é coñecida dende o ano 2007".

El acuerdo planteado por el Gobierno pontevedrés es que los dos buses a Monte Porreiro y el que da servicio a Montecelo se desvinculen del concurso público que se va a licitar el mes que viene para renovar varias concesiones de transporte de viajeros. Su objetivo es que estas tres rutas se incluyan en un convenio aparte para asumir su coste y su gestión cuando las haya rediseñado, para lo cual reclama un período transitorio de entre dos y tres años.

El edil de Mobilidade dice que el Gobierno gallego debe revisar el plan de transporte porque hay "erros de bulto"

La Consellería afirma que Pontevedra ha diltado en el tiempo su obligación de prestar un servicio de transporte urbano, que la Ley exige a todos los municipios de más de 50.000 habitantes. También señala que "a falta de concreción por parte do Concello e a súa renuncia práctica a exercer ese deber" llevó a la Xunta a incluir los citados recorridos urbanos en el plan de transporte autonómico, cuyos contratos están en fase de exposición pública.

CONCELLO. La Xunta de Goberno local aprobó este lunes el informe de alegaciones que hará llegar a la Xunta contra el plan de transporte público. El documento, que reclama la revisión de los contratos de autobús que la Consellería de Infraestruturas sacará a licitación en marzo, también reivindica el "dereito" de Pontevedra para cambiar paradas de autobús en zonas urbanas, es decir, las que son de su competencia. En esta petición se incluirían, por ejemplo, los autobuses que vienen desde otro municipio y circulan por la ciudad.

Las alegaciones que el Concello hará llegar a la Xunta, que tiene su sede en Santiago de Compostela, son desfavorables al citado plan de transporte. Así lo recordó este lunes el concejal de Mobilidade, Demetrio Gómez, que recordó que el documento municipal insta al Gobierno autonómico a revisar los proyectos de explotación de las líneas de autobús que pretende renovar el próximo mes de agosto.

El informe cita dos de los contratos que están en fase de exposición pública y que están próximos a ser contratados. Uno es el denominado "Sur comarca de Pontevedra, Norte de Vigo e Tui", que abarca a 13 municipios y en el que se detectan situaciones que se quieren corregir. Entre ellas, la posibilidad de que el Concello se reserve el derecho "de obrigar á modificación de paradas e/ou percorridos no casco urbano para o correcto mantemento do viario público municipal".

La otra concesión en cuestión, llamada "Metropolitano de Pontevedra", afecta a cuatro concellos de la ría: Poio, Marín, Vilaboa y la capital provincial. En ella, la Xunta ha incluido los buses urbanos de Montecelo y Monte Porreiro, que el Gobierno pontevedrés quiere negociar aparte.

Gómez recordó que en este último paquete de líneas, 29 en total, hay "erros de bulto". Entre ellas figura el paso del transporte colectivo por zonas peatonales o por vías que tienen sentido único y solo permiten viajes de ida y no de vuelta por el mismo lugar.

Además de cuestionar la política tarifaria autonómica, Pontevedra no ve con buenos ojos que algunas líneas sean de uso compartido con los escolares. El nuevo mapa de buses de Pontevedra mantiene las mismas rutas y solo añade una nueva, la del colegio Sagrado Corazón de Os Praceres. La negociación sobre su diseño entre Xunta y Concello sigue atascada.

La Xunta dice que el pacto para el bus de Monte Porreiro y...
Comentarios