lunes. 24.02.2020 |
El tiempo
lunes. 24.02.2020
El tiempo

La Xunta licita la senda peatonal de Alba y pagará las expropiaciones en primavera

Recreación de la pasarela que se hará sobre el río Rons.
Recreación de la pasarela que se hará sobre el río Rons.
La obra, que mejorará la seguridad vial en la PO-225, sale a contratación por 589.507 euros

La Consellería de Infraestruturas licitó este jueves la construcción de la senda peatonal entre San Caetano y Alba. El itinerario, que mejorará la seguridad vial en la PO-225, considerada uno de los principales puntos negros de las carreteras que atraviesan el municipio, tendrá una longitud de unos 600 metros. El presupuesto de contratación asciende a 589.507,44 euros (Iva incluido) y el plazo de ejecución de las obras será de seis meses.

El objetivo del Gobierno gallego es que la actuación se realice durante el presente ejercicio, es decir, antes del Año Xacobeo de 2021. De esta forma se evitará situaciones de riesgo para los peregrinos que a diario transitan por esta zona, que es paso obligado para las personas que hacen el Camiño Portugués a Santiago.

El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís, visitó este jueves la parroquia en compañía del jefe territorial de Infraestruturas, José Luís Díez, y del jefe de la Axencia Galega de Infraestruturas, Manuel Ángel González Juanatey. "Debemos destacar que a intervención nesta estrada non só destaca pola execución da senda, senón pola posta en valor de todo o seu entorno", dijo Cores Tourís a través de un comunicado de prensa, en el que no se hizo ninguna mención a la variante de Alba, un proyecto que la Xunta ha metido en el cajón por falta de consenso vecinal.

La construcción del itinerario seguro entre las carreteras de Vilagarcía (PO-531) y de Santiago (N-550) partirá del paso elevado del tren y discurrirá por el margen izquierdo, donde se encuentran dos concurridas naves empresariales y la capilla de San Caetano en donde existe una zona con riesgo de accidentes.

En el área industrial, los aparcamientos se desplazarán al otro lado de la carretera, ocupando la senda el lado izquierdo. La Xunta también prevé crear una pasarela sobre el río Rons para evitar que los viandantes crucen en el estrechamiento del puente. La instalación tendrá una longitud de 13,10 metros.

La obra obligará también a rectificar la curva existente en la PO-225, a reordenar varias intersecciones, a arreglar la plaza colindante con la capilla y la creación de una franja ajardinada de separación entre la calzada y la senda en aquellas zonas donde sea posible. Además se aprovechará para mejorar la red de drenaje de aguas pluviales y para hacer varios muros de contención. El pavimento de la senda será diferenciado del área de tránsito de coches para mejorar la seguridad.

Para ejecutar la obra será necesario expropiar 36 fincas, cuyo coste ascenderá a 51.418,94 euros. El pago a los vecinos en primavera.

La Xunta licita la senda peatonal de Alba y pagará las...
Comentarios