La Xunta pide información urbanística para acondicionar el parking de la PO-546

La solicitud afecta a tres parcelas que suman casi 2.000 metros cuadrados
Recreación del futuro parking disuasorio de la carretera vieja de Marín, que estará ubicado en el lugar de O Sartán, en Lourizán. XUNTA
photo_camera Recreación del futuro parking disuasorio de la carretera vieja de Marín, que estará ubicado en el lugar de O Sartán, en Lourizán. XUNTA

La Agencia Gallega de Infraestructuras pidió información urbanística al Concello de Pontevedra para acondicionar el estacionamiento disuasorio de la PO-546, más conocida como la carretera vieja de Marín. Un aparcamiento que está incluido dentro del proyecto de mejora de esta vía.

Tras la Comisión de Urbanismo celebrada este martes, donde se debatió esta cuestión, la concelleira responsable de este área, Carme da Silva, explicó que esta solicitud afecta a tres parcelas: una de Adif, de 1.235 metros cuadrados; y otras dos de particulares, la primera de 426 metros cuadrados y la otra de 43.

El Concello responderá a la administración autonómica señalando que  se trata de suelo urbano consolidado afectado por diferentes departamentos (Costas, Dirección General de Carreteras...).

La Xunta, que necesita de esta información para poder continuar con el expediente de expropiación, inició las expropiaciones de este futuro parking en junio y confirmó el pasado mes de octubre que será la empresa Covsa la encargada de construirlo.

La obra tendrá un plazo de ejecución de seis meses y costará 304.258,42 euros, un 12,4% menos de lo previsto en el presupuesto de licitación, que ascendía a 347.445,96 euros.

El aparcamiento contará con una superficie de 2.465 metros cuadrados y dispondrá de 71 plazas, en batería. De estas últimas, dos se reservarán para personas con movilidad reducida y otras tres para recarga de vehículos eléctricos, que tendrán un punto de recarga.

Comentarios