La Xunta prevé ceder el actual emisario submarino a Ence a principios de 2023

El cambio de titularidad se hará cuando se ponga en marcha la nueva tubería, que se conectará a la depuradora de Os Praceres "nos primeiros meses" del año que viene ► La palabra final la tiene Costas
Construcción de la cámara de carga y la estación de bombeo para el nuevo emisario submarino. XUNTA
photo_camera Construcción de la cámara de carga y la estación de bombeo para el nuevo emisario submarino. XUNTA

La Xunta prevé ceder el actual emisario submarino a Ence a principios de 2023. Es el calendario que maneja la Consellería de Infraestruturas, que asegura que el traspaso se hará después de la ejecución de los trabajos para dotar a la depuradora de Os Praceres de una nueva canalización que atraviese la ría de Pontevedra.

La fórmula que se empleará para este traspaso será un cambio de titularidad, de modo que Celulosas se quedaría con la propiedad de la tubería, que ahora comparte con la estación que recibe tanto el efluente de la pastera como las aguas fecales de Pontevedra, Poio, Marín, parte de Vilaboa y del Puerto.

La privatización de la canalización, que mide dos kilómetros de longitud, tendrá que contar con el visto bueno de la Dirección General de Costas. La medida no cuenta con el apoyo del Concello de Pontevedra, que presentó alegaciones contra la obra y amenazó con elevar el asunto a los tribunales.

10,1 millones para el nuevo emisario

En paralelo a esta cesión, Infraestruturas prevé finalizar los trabajos del nuevo emisario submarino a finales de año. El proyecto, que tenía que estar listo el pasado mes de octubre, fue adjudicado a la empresa Copasa en verano de 2020 por 10.122.255 euros.

El departamento que dirige la conselleira Ethel Vázquez espera también que "nos primeiros meses de 2023" se realice la conexión del tubo con la depuradora y no en enero, como se preveía inicialmente.

El nuevo emisario submarino de Os Praceres "será o máis longo de Galicia". El proyecto establecía unas medidas de 3.614 metros. De ellos, los 2,9 kilómetros de la zona sumergida ya se ha concluido. Para coordinar este trabajo fue necesario emplear el muelle de Combarro, que tenía más espacio para realizar las maniobras y poder mover con seguridad las grandes piezas de la canalización.

La obra terrestre está en fase de ejecución y consiste en la construcción de la cámara de carga y la estación de bombeo, que estará ubicada al lado de la depuradora, en la parroquia de Lourizán.

La ampliación de la depuradora de Os Praceres, en cartera

La ampliación de la depuradora de Os Praceres se mantiene en cartera. La Xunta no descarta el proyecto para que la infraestructura que depura las aguas de Pontevedra, Poio, Marín, parte de Vilaboa y del Puerto pueda crecer hacia Ence, concretamente hacia la zona que la pastera utiliza ahora para probar el uso del efluente de la instalación pública para mantener su actividad en caso de episodios de sequía. 

El proyecto ha superado el trámite ambiental y se ejecutará como la segunda fase de la mejora de la depuradora, ya ejecutada y pendiente de la conexión con el nuevo emisario submarino. El Gobierno gallego cifró en su día la ampliación de la depuradora en 16,5 millones de euros. El objetivo es que la capacidad de tratamiento de las fecales pasase de 900 a 1.800 litros por segundo. 

El Concello se opone a esta ampliación al entender que hay otras alternativas.

Comentarios