martes. 31.03.2020 |
El tiempo
martes. 31.03.2020
El tiempo

La Xunta ve inevitable ampliar una EDAR que el Concello no quiere ver crecer

Recreación virtual de la ampliación de la depuradora propuesta por la Xunta. DP
Recreación virtual de la ampliación de la depuradora propuesta por la Xunta. DP
Ethel Vázquez y Rosa Quintana reúnen este viernes a la Mesa polo Saneamento para explicar que la declaración de la ría como "zona sensible" obliga a eliminar el nitrógeno y el fósforo

El futuro de la EDAR de Praceres ha abierto una brecha entre las administraciones local y autonómica que no se cierra con tiritas. Ambas instituciones coinciden en que se debe actuar con urgencia para dar cumplimiento a la normativa vigente y evitar la "multimillonaria" sanción que incoó la Unión Europea por el nivel de contaminación presente en la ría de Pontevedra. Sin embargo, las dos tienen visiones radicalmente opuestas sobre qué hacer con la depuradora. 

Para la Xunta la ampliación es inevitable y así lo expondrán este viernes la conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez, y la conselleira do Mar, Rosa Quintana, en una nueva edición de la Mesa polo Saneamento da Ría. Su postura se sustenta en un informe técnico, en el que se defiende la ampliación por dos razones fundamentales. La primera de ellas, avanzada por este periódico el pasado domingo, es que los técnicos consideran que la infraestructura debe crecer para "afrontar un posible incremento dos habitantes equivalentes", que abarca tanto los residentes como las industrias del futuro. Así, estiman que la EDAR debe pasar de la capacidad actual, diseñada para 250.000 habitantes equivalentes, hasta una apta para 300.000 (capaz de tratar picos de caudal de hasta 1.800 litros por segundo). 

La segunda razón, en la que se hará especial hincapié en la reunión de este viernes, es que, independientemente del volumen de agua a tratar, la clasificación de la ría de Pontevedra como "zona sensible" obliga a eliminar la carga de nitrógeno y fósforo de los vertidos y que, para ello, es obligatorio aumentar la superficie de la depuradora. Así, los técnicos abogan por ocupar un terreno adicional de entre 22.000 y 25.000 metros cuadrados, y por construir en ellos nuevos equipamientos de tratamiento. "É incuestionable que, aínda que a actual depuradora de Praceres quedase eventualmente para tratar só as augas residuais do concello de Pontevedra, a ampliación sería igualmente necesaria", subrayan los autores del informe al que ha tenido acceso este periódico. El diseño propuesto contempla ejecutar la ampliación en terrenos de Ence, donde también propone construir un campo de fútbol y una zona de ocio para los vecinos del entorno. 

El gobierno local acudirá "por cortesía", pero mantiene su oposición al proyecto y prioriza la separación de las redes pluviales de las fecales

En cambio, el Concello mantiene firme su oposición a la ampliación y este mismo jueves la concejala responsable del Ciclo da Auga, Carme da Silva, comparecía en el Consistorio para advertir de que hay otras actuaciones mucho más prioritarias para optimizar el saneamiento de la ría. Entre ellas, destacó la necesidad de separar las redes pluviales y fecales en los ayuntamientos que vierten a la EDAR de Praceres, que son Marín, Poio, parte de Vilaboa y el polígono do Campiño de Ponte Caldelas. 

A su juicio, el colapso de la EDAR no se debe a la falta de capacidad para atender a la población diana, sino a que recibe aguas pluviales de los concellos del entorno y agua de mar de las empresas que actúan en el Puerto. "A depuradora ten capacidade máis que suficiente para os usuarios do presente e do futuro (...). O que hai que facer é separar as redes pluviais e fecais para evitar a sobrecarga. Nós levamos separado o 97% da rede, polo que as augas de chuvia que chegan á EDAR non son aporte de Pontevedra". 

El sistema actual obliga a adoptar medidas extremas, hasta el punto de que en numerosas ocasiones, sobre todo en los días de mucha lluvia, el Concello se ve obligado a aliviar aguas fecales a la altura de Cocheras para evitar que la depuradora desborde. 

"ANUNCIO ELECTORAL". Da Silva avanzó que acudirá a Mesa polo Saneamento "por cortesía, porque na convocatoria non nos trasladaron ningunha orde do día nin documentación". De hecho, la nacionalista dijo esperar que la reunión fuese para conocer el Plan de Saneamento adjudicado hace tres años y que, según los plazos previstos, debería estar finalizado "en xullo deste ano". "O que non agardo é que sexa unha rolda para facer un anuncio electoral sobre a ampliación da EDAR (...) e, sobre todo, que non volvan dicir que os concellos non cumpren coas súas obrigas, porque o Concello de Pontevedra leva investidos moitísimos cartos en saneamento (...) e todas as deficiencias que nos comunicaron, que son menores, están corrixidas ou en execución". 

El Concello asegura que la EDAR tiene capacidad "máis que suficiente" para prestar servicio a los usuarios del presente y futuro

La concejala insistió en que "non hai ningún dato técnico que xustifique a ampliación" y en que el Gobierno municipal "mantén o acordo unánime de opoñerse ao proxecto". "Non é negarse de forma arbitraria ou caprichosa, é porque non fai falta (...) O que ocorre é que a auga da chuvia debe reincorporarse ao medio, que é a onde ten que parar", subrayó. 

La Mesa polo Saneamento da Ría comenzará a las 10.30 horas en la delegación administrativa de la Xunta en Campolongo. A la reunión están llamados a participar los alcaldes de Marín y Poio, los patrones mayores de las cofradías de Lourizán, Pontevedra y Raxó, representantes de la Asociación Polo Saneamento da Ría y portavoces de los bateeiros. Entre los convocados también se encontraba el regidor capitalino, Miguel Anxo Fernández Lores, pero por motivos personales su lugar será ocupado por Carme da Silva. 

Hasta la fecha, Marín y Poio se han posicionado a favor del proyecto, mientras las cofradías pospusieron sus valoraciones hasta conocer la actuación, valorada en 50 millones de euros.

En 2021 tendrá más capacidad de tratamiento
Al margen de la ampliación, la Xunta tiene en contratación la mejora de la actual EDAR y la construcción de un nuevo emisario. La primera de las actuaciones, que permitirá aumentar la capacidad de tratamiento, tiene un presupuesto de 16,5 millones y la previsión es que entre en funcionamiento en 2021. El emisario está en licitación con un presupuesto estimado de 12 millones. El plazo para la presentación de ofertas termina el próximo 14 de octubre, aunque este caso la puesta en marcha podría tardar algo más. El plazo de ejecución es de 18 meses.

La Xunta ve inevitable ampliar una EDAR que el Concello no quiere...
Comentarios