Pontevedra, la provincia más castigada por la inflación

Galicia sufre más la ola inflacionaria que el resto de España. Y Pontevedra más que el resto de provincias gallegas. Hoy el coste de la vida es un 17,5% más caro que en 2019. En España, el paso del mismo tiempo encareció el precio de las cosas un 15,6%. En A Coruña, la otra provincia costera gallega, el IPC es hoy un 16,1% mayor que hace cuatro años.
La vivienda, agua, luz y gas se encarecieron un 11,7% desde 2019. ADP
photo_camera La vivienda, agua, luz y gas se encarecieron un 11,7% desde 2019. ADP

La pregunta es ¿por qué? Saber qué le ocurre a la provincia de Pontevedra para que el azote de la inflación le haya castigado más que al resto de provincias gallegas y casi dos puntos por encima de la media española. A Coruña es igual de periférica que Pontevedra, pero el coste de la vida ha sufrido menos desde 2019. Lugo y Ourense son interiores, con más territorio rural, pero igualmente están por debajo de los niveles de Pontevedra, si bien Ourense es el segundo territorio gallego más inflacionado.

La realidad que refleja el Instituto Nacional de Estadística es que los ciudadanos de Pontevedra llevan soportado un encarecimiento general de la vida en los últimos cuatro años algo por encima del 17,3%. Desde luego, muy lejos del incremento medio de los salarios en este tiempo, que apenas pasa del 11%. A lo largo del mismo período, el peso de la inflación en la provincia de A Coruña apenas superó el 16%. En Ourense, la otra provincia gallegas más castigada por el encarecimiento global, el índice de subida se quedó en el 17%. Y en Lugo se mantuvo por debajo del 16,7%. La media del índice de precios al consumo (IPC) en España saltó 15,6 puntos desde 2019 hasta diciembre de 2023.

Restaurantes y hoteles experimentaron un encarecimiento del 26,4%. ADP
Restaurantes y hoteles experimentaron un encarecimiento del 26,4% desde 2019. ADP

Y lo cierto es que, a la hora de analizar lo que ha diferenciado en estos 48 meses a los pontevedreses del resto de los gallegos, una de las claves está en las tres cadenas de negocio más relacionadas con el turismo: la hotelería, la restauración y el transporte. En las dos primeras, la diferencia de Pontevedra con el resto de provincias gallegas y con la media nacional es más que considerable. Tomando como referencia el dato de 2019, último año previo a la pandemia y también previo a la última ola inflacionista, desde entonces hasta hoy hoteles y restaurantes se han encarecido por término medio un 26,4% en Pontevedra. Se trata de un porcentaje sensiblemente superior al 21% en el que se mueven las provincias de Lugo y Ourense, y todavía más desproporcionado respecto al 19,9% de encarecimiento en A Coruña, o el 18,7% de subida media registrada en España.

La tercera pata de este pilar económico, el transporte, uno de los sectores más fuertemente inflacionados en los últimos años, también juega en contra de Pontevedra, donde la subida en los últimos cuatro años supera ligeramente el 19,3%. Lejos del 16,1 que registra A Coruña, y lejos también del 17,7% de media en España, del 17,5 de Ourense o del 17,9 de Lugo. Turismo y transporte mueven cerca del 13% del PIB provincial y dan empleo a cerca de 45.000 personas.

El transporte se encareció un 19,3%. ADP
El transporte se encareció un 19,3% desde 2019. ADP

A renglón seguido hay que pensar en la vivienda y sus gastos complementarios (agua, luz y gas), que en Pontevedra acumula un encarecimiento, según el INE, del 11,7% en los últimos cuatro años, frente al 9,4 de A Coruña o al 7,8 en el índice general español.

Las otras "diferencias" pontevedresas están en los muebles y resto de artículos del hogar, que se encarecieron en Pontevedra un 16,2% desde 2019, mientras que en España lo hacían de media un 13,6%, y en A Coruña un 12,2.

Y en los precios del sector sanitario, que hoy son en Pontevedra un 9,1% más caros, mientras que en A Coruña la subida se queda en un 6% y en el conjunto de España en un 5,1. En Ourense la subida es del 8,6; y en Lugo del 5,6%.

Comentarios