miércoles. 19.01.2022 |
El tiempo
miércoles. 19.01.2022
El tiempo

ENTREVISTA

"Quizás en un futuro los fármacos puedan ser una alternativa a la dieta sin gluten"

Daniel Carpio, médico especialista en enfermedades del aparato digestivo del CHOP. OLGA FERNÁNDEZ
Daniel Carpio, médico especialista en enfermedades del aparato digestivo del CHOP. OLGA FERNÁNDEZ

El especialista en aparato digestivo del Complexo Hospitalario de Pontevedra (CHOP) destaca que hay varios estudios sobre medicamentos en marcha, pero insiste en que, de momento, el único tratamiento es suprimir esta proteína de la alimentación

El doctor Daniel Carpio, especialista en enfermedades del aparato digestivo del Complexo Hospitalario de Pontevedra (CHOP), aboga por trasladar un mensaje de «optimismo» a los pacientes celíacos y a los padres de niños con esta dolencia: "Es una enfermedad fácilmente detectable y fácilmente curable con una dieta sin gluten".
 

Parece que cada vez hay más personas celíacas. ¿A qué se debe?
Es la pregunta del millón. Es cierto que cada vez hay más celíacos. Se supone que un 1% de la población tiene la enfermedad, pero en algunos países escandinavos, algunas zonas de Estados Unidos e incluso en la India la cifra llega hasta el 3%. En los últimos 20 años se ha doblado la tasa y en los últimos 50 años se ha multiplicado por cinco y por seis y no sabemos por qué. Es una de esas enfermedades de base inmune y todas han aumentado.
 

¿Qué papel juega la genética en la enfermedad celíaca?
Para ser celíaco necesitas dos cosas: tener una predisposición genética y el gluten. Pero de la gente que tiene esa predisposición, solo un porcentaje muy pequeñito desarrolla la celíaca y no sabemos por qué. Hay un grupo de genes que prácticamente tiene el 100% de los celíacos, pero también los tiene hasta un 30 o incluso un 40% de la población. Si solo un 1% de la población tiene celíaca y hay un 40% que tiene los genes, ¿qué pasa en ese 39% que no tiene la enfermedad? Es decir, la predisposición genética es necesaria, pero no suficiente para desarrollar la enfermedad.

"Cada vez se diagnostican más celíacos en edad adulta con manifestaciones atípicas"


¿Puede ocurrir que se desarrolle de forma tardía?
Sí. De hecho, ahora lo que se está viendo es el incremento de casos en la edad adulta. El celíaco clásico es de toda la vida, el típico niño pequeño que empieza con mucha diarrea, con dolor de tripa y que no crece. Ahora es una mínima parte de los celíacos que diagnosticamos. De hecho, estamos diagnosticando mucho celíaco en edad adulta, con manifestaciones atípicas, por ejemplo, anemias, elevaciones de la inflamación del hígado, dolores de tripa específicos... Ahora incluso hay diagnósticos supertardíos, gente de 70, casi 80 años.
 

Se dice que hay muchísima gente sin diagnosticar, ¿cómo viven?
Los cálculos hablan de que hasta un 50% o más de los celíacos está sin diagnosticar. Lo que ocurre es que a lo mejor es gente que tiene muy poquitos síntomas y ya se ha acostumbrado: gente que se hincha con frecuencia o convive con cierta anemia crónica. El problema que tiene la enfermedad celíaca cuando no se diagnostica es que a largo plazo puede dar problemas. 
 

¿Hay muchas enfermedades asociadas a la celiaquía?
Hay manifestaciones en la piel (dermatitis herpetiforme) y en los dientes. También hay algunas cosas neurológicas. No es muy frecuente, pero a veces hay problemas de equilibrio, de neuropatías... A largo plazo se ha visto que el celíaco no tratado tiene un poquito más de riesgo de desarrollar enfermedades y de morirse antes. 
 

Además de la dieta, ¿hay alguna otra cosa que mejore la vida de los celíacos?
A día de hoy, el tratamiento es la dieta sin gluten, que es un rollo porque es para toda la vida y no es nada fácil de seguir. Es cierto que hay muchos más alimentos sin gluten de lo que había antes, pero son más caros y, además, la celíaca a veces limita un poco la vida social. Pero con la dieta sin gluten la mejoría es completa y en relativamente poco tiempo. En semanas empiezan a mejorar los síntomas, a veces incluso en días; los anticuerpos empiezan a bajar más o menos al año y las biopsias se normalizan a los 18 meses o a los dos años. Es decir, a los dos años con dieta sin gluten estás perfecto del todo. No obstante, ahora hay en marcha estudios con fármacos para neutralizar las proteínas dañinas del gluten. Hay hasta tres fármacos en fase de desarrollo que en teoría permitirían al celíaco hacer la dieta normal pero con el fármaco. Quizás en un futuro puedan ser una alternativa a la dieta sin gluten o un complemento.

"Se está extendiendo la moda de excluir el gluten sin ser celíaco y puede tener consecuencias"


¿Galicia y España en general se han sensibilizado con los celíacos? 
Hace 25 años, cuando empecé a ver pacientes con celíaca su día a día era muchísimo más complicado. No había apenas tiendas de celíacos. En Pontevedra, en 2003 creo que solo había una. Había gente que se tenía que ir a Vigo. Era todo mucho más caro todavía y el etiquetado de los productos, que ahora es una gozada, hace años no lo era y había muchos con gluten encubierto. Ahora también hay más restaurantes con platos sin gluten. Yo creo que estamos a un nivel europeo.

También hay un incremento del número de no celíacos que se están apuntando a la dieta sin gluten. ¿Eso es bueno? ¿Qué peligros puede tener?
No lo sabemos. Hay una moda de los últimos años que con las redes sociales se ha extendido mucho y a la que se han sumado muchos famosos. El tenista Novak Djokovic incluso escribió un libro. El gluten, que está en el trigo, la cebada y el centeno, ha sido la base de la alimentación del ser humano en los últimos 3.000 años y excluirlo puede tener consecuencias. Lo que no sabemos es qué problema va a tener en el futuro. Es una moda que espero que sea pasajera. Sí que hay una cosa que ya está aceptado que existe y es parecida a la celíaca pero no lo es. Se trata de la ‘sensibilidad al gluten no celíaca’. Es gente que tiene síntomas con la ingesta de gluten, pero no es celíaca. Tiene que ver con una intolerancia a unas proteínas de los cereales distintas al gluten. En mi opinión, el gluten solo debe excluirse bajo criterio médico y en pacientes diagnosticados de celíaca y en aquellos con esta otra entidad.

Señales de alarma
- "Los síntomas del celíaco clásico (niños) son: diarrea, pérdida de peso y sobre todo que no crecen bien".
- "En los adultos, los síntomas son dolores abdominales de un tipo especial, hinchazones de tripa determinadas, anemias de origen inexplicable, inflamaciones del hígado, algunas osteoporosis en gente muy joven... Lo llamamos el celíaco no clásico en edad adulta".
Diagnóstico
- "Hacemos primero un análisis de sangre que detecta unos anticuerpos. El que más usamos ahora es uno que se llama antitransglutaminasa. Son anticuerpos contra una proteína que hay en el intestino que se eleva en los pacientes celíacos. Si el resultado es negativo es muy raro que tenga celíaca. Si es positivo hay que confirmarlo con una endoscopia y una biopsia del duodeno. En el caso de los niños con síntomas clásicos, a la Sociedad Europea les basta con un diagnóstico de sangre determinado porque la endoscopia es agresiva para ellos".

 

"Quizás en un futuro los fármacos puedan ser una alternativa a la...
Comentarios