Sábado. 25.11.2017 |
El tiempo
Sábado. 25.11.2017
El tiempo

Pedro Almodóvar: "Sería una paradoja que la Palma de Oro no pudiera verse en la gran pantalla"

Almodóvar, en el Festival de Cannes
Almodóvar, en el Festival de Cannes
El director manchego se manifestó así sobre la participación en el Festival de Cannes de dos películas producidas por la plataforma Netflix que no serán estrenadas en salas de cine

Pedro Almodóvar, presidente del jurado de la competición oficial del Festival de Cannes, afirmó este viernes que "sería una enorme paradoja" que la película que se lleve la Palma de Oro de esta edición no pueda ser vista en una gran pantalla.


Almodóvar se refería a la polémica suscitada desde que se anunció la programación del 70 Festival de Cannes, que comenzó este viernes, por la participación en la competición de dos películas producidas por la plataforma Netflix que no serán estrenadas en salas de cine.

"Para mí, la solución es simple", resaltó el cineasta español en una breve declaración leída en la rueda de prensa del jurado. "Las nuevas plataformas deben asumir y aceptar las reglas del juego ya existente, lo que implica respetar las actuales ventanas de los distintos formatos de exhibición así como las obligaciones de inversión que actualmente rigen en Europa".

Por ello, consideró que sería "una enorme paradoja que la Palma de Oro o una película que reciba cualquier otro premio no se pudieran ver en una gran pantalla".

El ganador del premio a mejor director en Cannes por Todo sobre mi madre (1999) y de mejor guion por Volver (2006), aseguró que las plataformas digitales "son una nueva forma de ofrecer contenidos de pago, lo que en principio es bueno y enriquecedor". 

Una nueva forma de ver cine que no debe acabar con las ya existentes, como es ir a las salas de cine. "No debe alterar los hábitos de los espectadores y creo que ese es el debate ahora mismo", agregó.

Y al ser preguntado sobre si preferiría ganar una Palma de Oro o ser visto en 190 países -lo que permite la televisión- se mostró rotundo en que lo que quiere es que sus películas se proyecten en los cines. "Lo que prefiero es, absolutamente, ser visto no solo en 190 países, sino visto en una gran pantalla, eso es lo que me preocupa".

Lo que no significa, precisó, "que no respete y celebre todas las novedades que las nuevas tecnologías nos proporcionan. Estoy absolutamente a favor de ello, pero me da la impresión de que mientras siga vivo defenderé algo que muchos jóvenes ahora no conocen y que es la capacidad de hipnosis que tiene una gran pantalla frente al espectador".

"Creo firmemente que, al menos la primera vez que uno ve una película, la pantalla no debe ser parte de nuestro mobiliario, nosotros debemos ser diminutos para poder sentirnos dentro de esas imágenes y arrastrados por esa historia", agregó.

WILL SMITH. Otro de los miembros del jurado, el actor estadounidense Will Smith, se pronunció también sobre la polémica y señaló que ambas formas de ver cine son compatibles.

Smith resaltó que sus hijos adolescentes van al cine dos veces por semana y en casa ven la programación de Netflix. "En mi casa -aseguró- Netflix no afecta al hecho de ellos vayan a las salas del cine". "Son dos formas completamente diferentes de ver cine. Netflix les permite ver cosas que de otra forma no verían" y además es una "gran plataforma" para dar a conocer nuevos talentos, resaltó el actor.

En esta 70 edición de Cannes compiten por la Palma de Oro, por primera vez, dos películas de Netflix producidas para televisión: Okja, de Bong Joon Ho, y The Meyerowitz Stories, de Noah Baumbach, que se enfrentarán a títulos de cineastas como Michael Haneke, Todd Haynes o Sofia Coppola.

Una polémica que ha llevado al Festival de Cannes a cambiar sus normas de forma que a partir del año próximo no tolerará la excepción que ha terminado aceptando en esta edición con Netflix, y todas las películas que compitan tendrán que ser estrenadas en salas comerciales francesas.

Pedro Almodóvar: "Sería una paradoja que la Palma de Oro no pudiera...