domingo. 18.04.2021 |
El tiempo
domingo. 18.04.2021
El tiempo

ALMUDENA ARIZA, PERIODISTA

"Nunca hemos tenido tantas herramientas para contar historias"

Almudena Ariza en Nueva York. DP
Almudena Ariza en Nueva York. DP
Del 'Telediario' de TVE a las corresponsalías de Asia, Nueva York y París. Almudena Ariza (Madrid, 1963) además ha estrenado 'Plano corto', los podcast que le han devuelto a sus inicios en la radio. De periodismo y feminismo hablará el próximo fin de semana en 'Las mujeres que opinan son peligrosas'

SI HICIÉSEMOS una entrevista a Almudena Ariza para Plano corto, ¿dónde arrancaría y por qué?
Escuchando cantar coplas a mi madre mientras rasgueo la guitarra flamenca, sobre todo en los veranos, en Los Barrios, un pueblo de Cádiz de donde es parte de mi familia. Yo me resistía a dormir la siesta y a esa hora, después de comer, venía a mi casa Manolo, el guitarrista que me enseñó los primeros palos del flamenco. Como no sabía música, se inventó un método para dibujar los sonidos y la posición de los dedos en los trastes. Después estudié guitarra clásica en el conservatorio porque aunque mi padre quería que fuera abogada yo soñaba con ser concertista de guitarra. También recuerdo las tardes con mi abuela escuchando radionovelas. El sonido, la música y el audio me han acompañado siempre.

Empezó en la radio con 17 años. ¿Plano corto es una manera de reencontrarse con este medio?
Yo llegué a la radio por casualidad. Buscaba un trabajo temporal durante el verano para pagar mis estudios de música. Escuché en la radio un anuncio en el que buscaban nuevas voces para un programa musical. Y ahí empezó todo. Me presenté a las pruebas y me cogieron. En pocas semanas yo ya me había enamorado de la radio y creo que la radio también, un poco de mí. Fuimos pareja –la radio y yo– unos cuantos años. Empecé periodismo y a la vez seguí haciendo radio, músical, de entretenimiento y terminé en informativos. Poco después, comenzó mi aventura en televisión. Así que, ahora, Plano corto es como volver a casa. Todo me resulta cómodo, familiar y cercano.

Apuesta por entrevistas en profundidad en los podcast, conversaciones con personajes desconocidos en los que no importa el tiempo, lo que suena paradójico en estos tiempos.
Es muy simple. Son personajes que me interesan por lo que han vivido o por cómo han abordado lo que han vivido. A algunos los conozco y a otros, no. Les busco y les pregunto si aceptan una entrevista para mi podcast. No tiene más misterio. Me gustan más las conversaciones con gente no muy conocida, están menos acostumbrados a contar sus historias y la conversación fluye con más frescura, es más espontánea y yo aprendo mucho. Escuchar nos ayuda a todos y hacerlo de forma sosegada y tranquila da mucha paz. De todos los episodios del podcast puedes llevarte alguna buena lección. Todos tienen un fondo constructivo.

Igualdad
"Nunca me sentí diferente por ser mujer, pero siempre 'había otros' que te recordaban que lo eras y que no tenías los mismos derechos"

El primer podcast de Plano corto recoge una entrevista al reportero Manolo Ovalle, al que conoció en sus primeros tiempos en TVE. ¿Cómo recuerda los inicios?
Yo tenía muy claro que quería ser reportera. Viví primero una etapa en la radio, apasionante, pero cuando entré en televisión me contrataron para presentar en plató. Pero no era eso lo que más me gustaba. Presenté todos los telediarios, pero mi premio llegó cuando salté del plató a la calle. Y empecé a trabajar sobre el terreno. Mi primera gran cobertura internacional fue el atentado contra las Torres Gemelas. Y de ahí, sin parar hasta hoy. Con Ovalle cubrí varios conflictos, ya había vivido la guerra de Afganistán y con él estuve en la de Irak y luego en otras coberturas muy complicadas.

En uno de los podcast entrevista a Mar Cabra, Premio Pulitzer. Ella le hablaba de lo que supuso la tecnología, el estrés y su profesión en su vida. ¿Para usted qué papel ocupan las redes en el periodismo?
Más de lo que creo que es saludable. En mi caso, las redes me conectan con mucha gente interesante, me abren caminos inesperados y mundos nuevos y me permiten lanzar mensajes a una gran cantidad de público. Pero a la vez me roban demasiado tiempo y me exponen a situaciones a veces indeseables. De pronto, te aparece un ejército de trolls y te lanzan un ataque sin comerlo ni beberlo. Solo por opinar distinto o porque alguien ha interpretado a su manera un comentario inocente. Pero intento quedarme con lo bueno. Ahora, con el podcast, recibo mucho feedback por las redes y resulta ser un ancla que me mantiene unida a la creciente comunidad de seguidores de Plano Corto. Pero de vez en cuando necesito parar. Y a veces estoy semanas sin aparecer por las redes.

La periodista Almudena Ariza. DP

Ha sido corresponsal durante más de 20 años. Asia, Nueva York, París... ¿De qué destino guarda el recuerdo más especial?
Nueva York es, para mí, la ciudad completa. La ciudad que uno nunca se cansa de vivir.

¿Cuál es la entrevista más "importante" que ha hecho por lo que ha supuesto para usted? ¿O la situación más complicada en la que se ha visto?
No puedo quedarme con una sola entrevista. Pero sí puedo decir que las que más me han dolido son las que he hecho a personas que han perdido a sus hijos. Soy madre y una sabe que no puede existir dolor más grande en el mundo que perder un hijo. Y esto lo he visto en guerras, en los tsunamis de Japón e Indonesia, en los terremotos, huracanes, atentados y en tantas y tantas tragedias que me ha tocado contar. Y la situación más complicada…pues creo que he corrido más riesgos de los que incluso puedo recordar. En el episodio 1 de mi podcast doy algunos detalles. Animo a que lo escuchéis.

8-M
"Dedicaría el 8-M a esas activistas anónimas y luchadoras sin reconocimiento"

En diciembre de 2019 era nombrada directora de RTVE pero no llegó a asumir este nuevo reto. Anunció que daba un paso atrás al no considerar "suficiente" el respaldo de su candidatura. ¿Le costó tomar la decisión? ¿Cómo era su apuesta?
Con la perspectiva del tiempo creo que es lo mejor que pude hacer. Mi lugar no está en los despachos sino en la calle. Mi proyecto era de innovación y una apuesta por la transformación digital y por la revolución en los contenidos y en la forma de transmitirlos. Y, sobre todo, era una apuesta integradora que contaba con el talento interno de la casa y el empuje de nuevos talentos y perfiles.

¿Qué supone para Almudena Ariza participar en Las mujeres que opinan son peligrosas?
Es un honor compartir cartel con grandes mujeres a las que admiro. Estoy deseando escuchar sus reflexiones y aprender. De este tipo de foros suele una salir con las pilas bien cargadas y con gasolina para seguir peleando.

En la tercera edición del foro que se impulsa desde Pontevedra, hablará de periodismo. ¿Cómo ha cambiado la profesión para las mujeres periodistas?
Trabajando nunca me sentí diferente por ser mujer, ni peor ni mejor. Era yo. Con mis fortalezas y mis debilidades. Pero siempre había otros que te recordaban que eras mujer y que no tenías los mismos derechos. Recuerdo que la primera vez que le pedí a la jefa de informativos de la época una subida de sueldo –mi compañero presentador ganaba el doble que yo– me invitó amablemente a marcharme a mi casa si no me interesaban las condiciones. Pero yo no he dejado de luchar por defender mi sitio y por hacer aquello con lo que soñaba. En mi camino diría que han sido importantes cuatro cosas: determinación, pasión, empuje y oportunidades.

La periodista Almudena Ariza. CEDIDA

¿Cuál es la situación de las periodistas en las corresponsalías?
La situación de los y las periodistas en las corresponsalías es incierta, como la de todo el periodismo tradicional. Los medios convencionales apuestan poco por la información internacional pero yo soy muy optimista. Están creciendo medios y experiencias alternativas muy interesantes. Realmente, nunca los periodistas hemos tenido tantas herramientas para contar y explicar historias. Estamos en plena disrupción de casi todo pero lo que está por venir es un mundo apasionante en el que habrá grandes cambios. Y seguiremos necesitando periodistas que nos los cuenten y nos lo expliquen.

Dentro de pocos días se celebra el 8-M, que este año no irá acompañado de las manifestaciones multitudinarias a causa de la pandemia. ¿Qué propondría para celebrarlo?
Ya que no podemos ir a las manifestaciones yo propondría mirar a nuestro alrededor y destacar la lucha de alguna de las mujeres de nuestro entorno. Y reconocérselo. ¿Quién no tiene cerca a una madre, una abuela o una tía que haya sido una heroína en algún momento de su vida? A esas activistas anónimas y luchadoras sin reconocimiento. A ellas les dedicaría éste y todos los 8-M venideros.

¿Qué sería lo primero que haría si la covid desapareciese?
Iría a España a abrazar a mi madre y a toda mi familia. Y a mis hijos, que viven también lejos. Abrazar y besar. Eso es lo que más añoro y deseo. 

"Nunca hemos tenido tantas herramientas para contar historias"
Comentarios
ç