Amigos y fans despiden a Paul Walker, pero no para siempre

Paul Walker sufrió el pasado 30 de noviembre el fatal accidente que acabó con su vida, pero, al igual que el expresidente de Sudáfrica Nelson Mandela, no ha sido enterrado hasta hoy.

Amigos y celebridades del entorno Holywoodiense acudieron al funeral de Walker para dar el último adiós al actor que falleció estando en marcha el rodaje de la séptima entrega saga de género automovilísitco que le dio la fama, Fast and Furius, en el que interpretaba  al oficial Brian O' Conner.

Por si la tragedia no se presentase suficientemente paradógica de por sí, a la historia de Paul Walker se le podría llegar a dar otra vuelta de tuerca.

El hecho es que puede que la de hoy no hay sido el día en el que sus fans y amigos le hayan dado su último adiós. Y es que, a pesar de todo, ni el director de Fast and Furius 7, James Wan, ni los productores de la misma están dipuestos a empezar de cero y hacer como si el personaje de Brian O'Conor nunca hubiese existido.

En lugar de ello se han propuesto rescatar el material ya filmado en le que aparezca el actor para homenajearle con la última despedida en la gran pantalla, donde supuestamente también moriría su personaje. Aunque parece ser que todavía no se han decantado de que manera van a matarlo, ya que no quieren herir la sensibilidad de sus familiares.

Según la revista Hollywood Life, una de las opciones pensadas hasta el momento ha sido la de recurrir al hermano pequeño de Walker, Cody, quien trabaja como especialista de cine, para poder honrar así la memoria de su afamado hermano sustituyéndolo como protagonista en la película. O al menos en algunas escenas, porque ni los productores ni el director quieren deshacerse de las tomas del genuino Brian O'Conner ya rodadas hasta el momento.

Comentarios