Martes. 21.11.2017 |
El tiempo
Martes. 21.11.2017
El tiempo

Banderas se reencuentra con su Virgen de Málaga

Antonio Banderas y su pareja, la holandesa Nicole Kimpe, antes del desfile procesional de María Santísima de Lágrimas y Favores, donde el actor se ha reencontrado con su Virgen de Málaga en un año especial después del ataque cardíaco que sufrió en enero
Antonio Banderas y su pareja, la holandesa Nicole Kimpe, antes del desfile procesional de María Santísima de Lágrimas y Favores, donde el actor se ha reencontrado con su Virgen de Málaga en un año especial después del ataque cardíaco que sufrió en enero
El actor afronta la Semana Santa de su ciudad "con muchas ganas" en un año muy especial para él después del ataque cardíaco que sufrió el pasado 26 de enero

Antonio Banderas se ha reencontrado con su Virgen de Málaga, María Santísima de Lágrimas y Favores, en cuyo desfile procesional ejerce como mayordomo del trono, en un año muy especial para el actor después del ataque cardíaco que sufrió el pasado 26 de enero. A su llegada a la iglesia de San Juan Bautista entre el habitual revuelo y la expectación mediática, el intérprete ha admitido que "sin duda" este reencuentro era muy especial tras lo ocurrido en los últimos meses.

También ha asegurado que afronta la Semana Santa de su ciudad "con muchas ganas" y que no sólo le iba a pedir por él a su Virgen de Lágrimas y Favores de las Reales Cofradías Fusionadas de Málaga, sino "por todos". Una vez en las dependencias de la cofradía, el actor se ha vestido con la túnica que luce en el desfile, cuando también se cubre el rostro con un capillo que sólo deja entrever sus ojos, para cumplir su función de mayordomo, que es el encargado de guiar el trono por las calles de Málaga.

Banderas ha estado acompañado de su pareja, la holandesa Nicole Kimpel, de su hermano Francisco Javier y de otros familiares y amigos.

Uno de los momentos más emotivos ha llegado cuando, como es tradicional, los hombres de trono y los cofrades se han abrazado y, mirando a su Virgen y meciéndose a derecha e izquierda, han entonado la marcha "Lágrimas de San Juan". "Corazón cofrade, somos fusionados, miramos al cielo, un espejo azul Domingo de Ramos" ha cantado un Banderas visiblemente emocionado, con la cabeza alzada hacia su Virgen y con la mano a veces sobre su corazón y en otros momentos agarrando fuertemente la medalla de la cofradía.

Banderas se reencuentra con su Virgen de Málaga