Chundachunda, VAR, machirulo o perreo, nuevas palabras del Diccionario español

El director de la RAE y presidente de la Asale, acompañado por la responsable del Instituto de Lexicografía, han presentado esta actualización, que ha traído como principal novedad la incorporación de sinónimos y antónimos
El director de la RAE y presidente de la Asale, Santiago Muñoz Machado (i), y la responsable del Instituto de Lexicografía, Elena Zamora. FERNANDO ALVARADO (EFE)
photo_camera El director de la RAE y presidente de la Asale, Santiago Muñoz Machado (i), y la responsable del Instituto de Lexicografía, Elena Zamora. FERNANDO ALVARADO (EFE)

Chundachunda, VAR, machirulo o perreo son algunas de las nuevas palabras incluidas en la versión electrónica 23.7 del Diccionario de la lengua española (DLE). El director de la RAE y presidente de la Asale, Santiago Muñoz Machado, y la responsable del Instituto de Lexicografía, Elena Zamora, han presentado este martes 28 de noviembre esta actualización, que ha traído como principal novedad la incorporación de sinónimos y antónimos.

El propio Muñoz Machado ha explicado que la incorporación de nuevas palabras es "un proceso largo, que no viene de una ocurrencia", estimando en torno a dos años el tiempo que tarda un término en ser aceptado. "Esto no es que de pronto viene alguien al que se le antoja añadir algún vocablo y se hace sobre la marcha: lo normal es que el proceso hasta que luzca en el diccionario sea dos años", ha apuntado.

Por ejemplo, de las adiciones de palabras al diccionario aparece chundachunda, que queda definida como "música fuerte y machacona". Para el VAR, se explica que está referido al videoarbitraje y que son siglas en inglés que se refieren al árbitro asistente por vídeo.

En cuanto a machirulo, habla de "una persona, especialmente un hombre, que exhibe una actitud machista", además de añadir que es un término despectivo. El perreo ha sido definido como "baile que se ejecuta generalmente a ritmo de reguetón, con eróticos movimientos de caderas, y en el que, cuando se baila por parejas, el hombre se coloca habitualmente detrás de la mujer con los cuerpos muy juntos".

Una de las inclusiones que ha registrado el diccionario se refieren al ámbito de la sexualidad y el género. Así, no binario –"persona que no percibe su identidad de género en términos binarios de hombre o mujer"– o disforia de género  –"angustia o malestar persistente en una persona causados por la falta de correspondencia entre su sexo biológico y su identidad de género"– han encontrado su espacio en esta edición.

También se ha hecho un inciso en el caso de los términos patriarcado y matriarcado, que han registrado variaciones en su acepción para "conseguir definiciones paralelas". "Se observaba que una y otra voz tenían definiciones distintas y no se habían llegado a estudiar en conjunto, cuando en el uso actual es lo mismo, referido a la mujer unas veces y otras al hombre", ha remarcado Zamora.

Del balconing a la vivencia de Ortega y Gasset

Hay palabras nuevas asimilidas que son extranjerismos, como por ejemplo parkour –la "actividad al aire libre para ir salvando obstáculos"– o aquaplanning –"deslizamiento incontrolado de un automóvil sobre una delgada capa de agua"–, además del híbrido balconing –"la práctica que consiste en saltar a la piscina de un hotel desde el balcón"–. Además, como curiosidad se ha incluido la etimología de la palabra vivencia, atribuyendo el origen a una invención del filósofo y escritor José Ortega y Gasset. Zamora ha respondido a diversas cuestiones, como por ejemplo que la RAE aún no ha recibido ninguna petición para estudiar el cambio de nombre de la red social X –antes Twitter– y lo que implicará para verbos como tuitear. Sí que ha aclarado por el contrario que en esta actualización se incluyen modificaciones a peticiones de asociaciones, algo habitual en el caso de términos que se consideran despectivos o incompletos. En este caso, el ejemplo rescatado ha sido el de facultativo, que incluye a más especialistas de la salud además de los médicos, a petición del Colegio de Odontólogos. Otras palabras que han destacado durante la presentación ha sido la de alien, oscarizar, regañá o supervillano, además de la inclusión de formas compuestas como masa madre o pobreza energética. Respecto a la tecnología, se incluyen palabras como big data, cookie o banner, así como "la muy reclamada" palabra sinhogarismo.

Nuevo diccionario en 2026

Asimismo, recoge al verbo posturear –ya existía el término postureo– o la acción de pixelar, además de una nueva acepción de porsiacaso como "cualquier cosa que se lleva en previsión de necesitarla" o la expresión costarricense pura vida –"dicho de una persona agradable o simpática–.

Muñoz Machado ha avanzado que la RAE sigue manteniendo la idea de lanzar la edición 24 del Diccionario de la Lengua Española para el año 2026. Al frente del diccionario, para esa edición, ya hay un cambio, puesto que la filóloga Dolores Corbella será la que asuma esta labor en sustitución de Paz Battaner.

Como parte de la actualización, se han identificado sinónimos y afines, así como antónimos u opuestos, de numerosas voces del diccionario. Así, un total de 42.882 artículos del diccionario contienen sinónimos o afines y 9.790 contienen antónimos u opuestos –de todos estos artículos, sale un sumatorio de 260.188 sinónimos y 20.091 antónimos–.

Comentarios